Desastre en Honduras Tegucigalpa/San Pedro Sula. Agencias

Desastre en Honduras Tegucigalpa/San Pedro Sula. Agencias
Compartir vía:

Devastación total en diferentes sectores han dejado las torrenciales lluvias que dese el domingo caen en gran parte de Honduras, ocasionadas por la depresión tropical Eta, con un saldo parcial de 10 personas fallecidas, numerosas comunidades incomunicadas, daños en centenares de viviendas, nueve carreteras destruidas y cuatro puentes destrozados.

 

Video de la zona norte de Honduras, tomado desde un helicóptero.

Las crecidas de los ríos como el Ulúa, Chamelecón, Choluteca, Cangrejal mantienen en vilo a gran parte del país. Las inundaciones en barrios y colonias de las zonas urbanas como Tegucigalpa, San Pedro Sula, La Ceiba y en las comunidades las rurales dejan a cientos de evacuados. También se ha registrado la interrupción de los servicios públicos como la energía eléctrica y el agua potable.

La estatal Comisión Permanente de Contingencias (Copeco) de Honduras decretó la alerta roja en todo el país ante las lluvias intensas que caen en el país desde el domingo pasado y que se han intensificado debido al ingreso en territorio hondureño de la depresión tropical Eta, tras devastar las poblaciones costeras del Caribe Norte en Nicaragua.

En la madrugada del jueves, Eta se encontraba ubicado en El Paraíso a unos 18 kilómetros al noreste del Valle del Zamorano, su velocidad de desplazamiento es de 11 kilómetros por hora y vientos máximos sostenidos de 55 Km/h con algunas ráfagas superiores.

Residencial Valle Escondido, San Pedro Sula

Eta produciría acumulados de lluvias de 100 y 120 milímetros, con máximos de 150 a 200 en las montañas del Noroccidente, en las demás regiones se esperan acumulados de 40 a 60 con máximos de 100 a 120.

Poco antes del anuncio, una niña de cinco años murió soterrada en un derrumbe cerca de la ciudad El Progreso, en el Caribe hondureño, informaron los bomberos de la zona. Con ello, a 10 asciende la cifra de personas fallecidas por las lluvias, según los últimos reportes.

El Río Ulúa se ha desbordado cubriendo gran parte una comunidad conocida como “Kilómetro 86”. La comunidad está ubicada en el municipio Villanueva, departamento de Cortés, a 26 kilómetros al sur de San Pedro Sula.

Otra niña de dos años, identificada solo con el nombre de Marisol, se ahogó tras soltarse de la mano de su madre y correr hacía una quebrada ubicada en el sector de Nueva Frontera en Santa Bárbara.

La misma noche del miércoles se informó de un hombre ahogado en San Manuel, Lempira, quien en vida respondía al nombre de Marco Tulio Bautista (37).

En tanto, el alcalde de Sulaco, en el departamento de Yoro, Edy Agenor Chacón, confirmó el deceso del menor discapacitado Ely Dubón Gabarrete (15), quien fue arrastrado por las aguas del río Tascalapa. La víctima era originaria de la comunidad El Desmonte.

El recuento extraoficial da cuenta también de la muerte de Norelys Gámez Bonilla (13), tras un derrumbe en la aldea El Carmen de San Pedro Sula, así como de Esteven Gabarrete Isaula (15) en Sulaco, Yoro.

Las autoridades reportan extraoficialmente la muerte de al menos cuatro personas en Tela, Atlántida, según el subteniente del Cuerpo de Bomberos, Carlos Oliva. Las víctimas serían tres niños y una mujer, quienes murieron en dos eventos distintos la noche del martes, pero fue hasta este miércoles que se conocieron detalles escuetos.

En la comunidad de La Fortaleza murió una madre y sus dos hijos, pero tampoco se proporcionaron los nombres de las víctimas. Esta familia habría muerto soterrada, debido a las copiosas lluvias en ese lugar. El segundo ocurrió en San Antonio del Norte (Paujiles), de acuerdo a versiones oficiales, murió una menor de edad producto de las intensas lluvias ocurridas en el lugar. Esta niña no fue identificada.

Los derrumbes destruyeron nueve carreteras y al menos cinco puentes, mientras que el paso estaba interrumpido en decenas de comunidades por deslizamientos de tierra, incluyendo la principal carretera del país, que comunica Tegucigalpa con San Pedro Sula, 130 km al norte de la capital.

Antes de su llegada de la depresión, unas 3 mil personas debieron ser trasladadas a albergues. En la ciudad de El Progreso, 180 km al norte de Tegucigalpa, las autoridades evacuaron a unos 700 presos de la cárcel al inundarse por la creciente de una quebrada y fueron trasladados a dos gimnasios.

En la vecina La Lima, cientos de familias huyeron de sus casas y se instalaron en covachas de plásticos y láminas en la mediana de la carretera entre San Pedro Sula y El Progreso.

Además reportan 839 familias afectadas, 578 familias evacuadas con 2 mil 788 personas asistidas y se habilitaron 41 albergues en todo el país. Igualmente, se contabilizan 437 viviendas afectadas, 24 casas dañadas, 26 tramos carreteros perjudicados, el colapso 22 árboles, 31 comunidades incomunicadas y seis ríos desbordados.









Compartir vía:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *