El dolor no cabe en la ciudad de Matanzas Matanzas. Por: Andy Jorge Blanco, Ismael Francisco/Cubadebate

El dolor no cabe en la ciudad de Matanzas Matanzas. Por: Andy Jorge Blanco, Ismael Francisco/Cubadebate
Compartir vía:

Nadie sabe cómo se escribe el dolor. Nadie sabe si, en verdad, las palabras pueden reflejar el dolor cuando es tan hondo e hinca en el alma de los vivos, de la gente noble y buena. Es el silencio la manera de sentirlo, de dejarlo que hiera; el silencio profundo, como el dolor mismo.

Hace catorce días, Matanzas no ha dejado de sentir cómo la tristeza se le escurre por entre las calles. Pero este viernes, el silencio de toda la ciudad se hace denso. Hay duelo en Cuba.

Matanzas despide a bomberos y civiles que murieron en el incendio más devastador en la historia del país, ocurrido en la Base de Supertanqueros de Matanzas. En el Museo de Bomberos de la ciudad, donde se rinde honor a los caídos, comienza el homenaje a las diez de la mañana. Silencio.











Compartir vía:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *