Evo Morales advierte sobre el riesgo de un nuevo golpe de Estado La Paz. Prensa Latina

Evo Morales advierte sobre el riesgo de un nuevo golpe de Estado La Paz. Prensa Latina
Compartir vía:

El exmandatario boliviano, Evo Morales, advirtió que persiste el riesgo latente de un nuevo golpe de Estado y planteó a sus seguidores debatir la manera de cuidar al presidente Luis Arce y al proceso de cambio.

Morales hizo la advertencia en una asamblea de la dirección del Movimiento al Socialismo (MAS), que lidera, y las seis federaciones de cultivadores de hoja de coca del territorio del Chapare, en el departamento (provincia) central de Cochabamba.

“Sigue vigente el tema del golpe, es una lucha ideológica, programática, es una lucha cultural, social, comunal y claro, una lucha electoral”, manifestó en la cita de evaluación política y orgánica del MAS, que trazará sus objetivos para el año próximo.

Señaló que la reunión debe debatir ‘cómo vamos a cuidar a Lucho (Luis Arce) presidente, a David (Choquehuanca) vicepresidente y cómo defender el proceso de cambio’.

Además “Aquí deberíamos debatir profundamente la nueva doctrina militar y de la Policía, para qué van a ser la Policía, las Fuerzas Armadas”, dijo, a tiempo de recordar que el entonces jefe de las Fuerzas Armadas, general Sergio Orellana, intentó impedir que Luis Arce asuma la presidencia, en los días previos a la ceremonia.

Sin embargo, no encontró eco pues “Algunos militares se jugaron muy bien, otro día hablaré de nombres”, agregó Morales, quien gobernó durante 14 años el país hasta que una asonada golpista lo obligó a renunciar en noviembre de 2019 alegando un supuesto fraude electoral.

“También estoy convencido que en las Fuerzas Armadas no solamente hay gente que respeta y admira al MAS, sino hay militares antimperialistas, (aunque) no son muchos”, manifestó.

Planteó además que “La otra lucha que tenemos es debatir, ver qué se hace con algunos sometidos al imperio norteamericano, militares o policías”.

Autogobierno, liberación del imperio dominador neoliberal, defensa de las empresas  de los recursos neoliberales y de la economía fueron planteados como prioridades de lucha por el expresidente Morales en una asamblea de evaluación de las seis federaciones campesinas de Cochabamba, de la cual Evo es su líder histórico.

El imperialismo y capitalismo, la derecha boliviana, son enemigos del estado plurinacional, de los pueblos explotados, sometidos, humillados, saqueados del AbyaYala, explicó Morales.

“En el pasado los indígenas nos preguntábamos cuándo nos gobernaremos nosotros mismos, cómo podíamos librarnos, y entonces gestamos un movimiento político de liberación, el MAS, que se fundó en 1995 y después de 10 años de lucha llegamos al gobierno” recordó el expresidente Morales.

De las protestas a las propuestas, también hay que proponer para construir un país, aseveró. Según Morales ese criterio se aprendió en las organizaciones sociales, en las federaciones, sindicatos, centrales y asociaciones y se aplicó en el gobierno del MAS durante 15 años.

También identificó la verdad y la honestidad como los valores esenciales que permitieron que el MAS llegara al Gobierno y rememoró que en marzo de 2006 se nacionalizaron los hidrocarburos quitando la mamadera al capitalismo, a los de la derecha y luego se recuperaron otras empresas estratégicas y los recursos nacionales.

Es decir, agregó, se hizo política desde el sindicalismo desde las organizaciones sociales. El MAS demostró que se puede hacer política desde los sindicatos, las organizaciones sociales y pueblos indígenas, sostuvo.

Según Morales, el futuro de Bolivia y del mundo es el litio. Las empresas transnacionales, dijo, solo quieren extraer este recurso, pero no quieren que lo industrialicemos y demos valor agregado a este recurso natural. Bolivia es el país con  las mayores reservas de litio en el mundo y si logra industrializar su extracción y procesamiento el país se convertirá en un poder económico y comercial, ya que el litio es un recurso de alta demanda en el mundo.

Bolivia debe usar este recurso para una liberación tecnológica, intelectual y económica, afirmó Morales.

Morales subrayó que el instrumento político no solo se organizó para llegar al gobierno, sino para cambiar las estructuras de dominación y por eso se nacionalizaron las empresas y la economía con la revolución cultural.

Demostramos que se puede crecer económicamente sin las directrices del Fondo Monetario Internacional. “Cuando el MAS llegó al gobierno Bolivia era el último país en crecimiento económico, pero en 17 años se logró ser el primero de Suramérica” sostuvo.

Con el MAS se logró entre el 4 y 6 por ciento de crecimiento, y los golpistas frenaron durante un año pues ahora se recibió el gobierno con un 11 por ciento de decrecimiento, es decir un 11 por ciento de déficit económico, remarcó.

El ex presidente se refirió también a la derecha boliviana, que pretendió encarcelarlo, descalificarlo y dañar su imagen. Los de la derecha decían que Evo no vuelve a Bolivia, que el MAS nunca más, pero ganó el pueblo en las elecciones, el MAS retomó el poder democráticamente y con el MAS volvió Evo a Bolivia, expresó.

Manifestó que ahora la tarea es ir por las 300 alcaldías y las 9 gobernaciones del país.

En el trópico de Cochabamba, sentenció, no debe haber ni un solo concejal de la oposición ya que en esta región se ganó las elecciones nacionales con el 97%, eso debe replicarse en las elecciones subnacionales. Ya no somos compañeros somos “Campañeros” todos estamos en campaña, dijo el presidente de las seis federaciones de cocaleros del trópico cochabambino.

Hay que cambiar el sistema de dominación orientado al saqueo de los recursos nacionales, de los países para terminar con la dominación, afirmó Evo Morales.

Resoluciones de los campesinos

Los cocaleros de las seis federaciones piden:

Que haya justicia y se someta a las ex autoridades de facto a un juicio de responsabilidades por el golpe de estado y las masacres de Sacaba Shiñata y Sencata, ocurridas en noviembre de 2019.

Las Fuerzas Armadas y la Policía no pueden estar contra el pueblo ni contra la democracia. El Ejército fue creado para defender el país de las amenazas externas y no para matar al pueblo ni a defender a gobiernos golpistas, por lo que debe reorientarse su actividad.

Durante la pandemia, el coronavirus ha puesto en crisis al país, no se ha trabajado por la salud del pueblo, por lo que se debe realizar un trabajo de prevención desde las organizaciones sociales y del trópico.




Compartir vía:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *