Inicia temporada de huracanes: será muy intensa La Habana. Agencias.

Inicia temporada de huracanes: será muy intensa La Habana. Agencias.
Compartir vía:

Bajo los augurios de ser la séptima consecutiva en tener un compor­tamiento más activo de lo normal (así sucede desde 2016), la temporada ciclónica 2022 comienza este miércoles y finaliza el 30 de noviembre, en la cuenca del Atlántico tropical, que incluye también el golfo de México y el mar Caribe.

La temporada puntual, tanto que en la zona sur de la Península de Yucatán, México, ya hay una perturbación atmosférica bajo vigilancia. Según el Centro Nacional de Huracanes de Miami, este fenómeno tiene un 70% de probabilidades de convertirse en ciclón en el transcurso de la semana.

En caso de crecer y dar paso a la primera tormenta tropical de la temporada en el Atlántico llevaría por nombre “Alex”.

El pronóstico estacional emitido por especialistas del Instituto de Meteorología de Cuba indica la formación de 17 ciclones tropicales con nombre en toda esa área geográfica, proyección superior al promedio histórico de 14 para la serie de años entre 1991 y 2020, según la actualización hecha por la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica, de Estados Unidos (NOAA, por su sigla en inglés).

El NOAA pronostica que entre 6 y 10 se convertirán en huracanes (vientos de 110 km/h o mayores), y entre 3 y 6 se fortalecerán hasta convertirse en huracanes mayores (categoría 3, 4 o 5; con vientos de 160 kmh o mayores).

El Servicio Meteorológico Nacional de México (SMN) prevé que en las próximas semanas se formen hasta 40 huracanes: 19 en el Océano Pacífico y 21 en el Atlántico- durante esta temporada 2022. Esta cifra es la más alta de lo que habitualmente se visualiza y proyecta al comenzar la temporada de huracanes en el Océano Pacífico y el Océano Atlántico. En México se espera el impacto directo de cinco ciclones.

Del total de ciclones tropicales previstos, doce deben surgir en aguas del Atlántico, tres en el mar Caribe y dos en el Golfo de México. La probabilidad de que Cuba sea afectada al menos por una tormenta tropical es alta, con un 85%.

En cuanto a los huracanes, el peligro de recibir el impacto de un organismo ciclónico de esa categoría también es elevado (60%).

Hay varios indicadores premonitorios de una actividad superior a la habitual:

1) La presencia de temperaturas del mar más cálidas de lo normal en la franja del Atlántico norte y el Caribe (patrón que al parecer predominará en los próximos meses)

2) La persistencia de condiciones oceánicas y atmosféricas consistentes con la existencia de un evento La Niña/Oscilación del Sur, que se prevé persista durante parte de la temporada ciclónica en el Pacífico ecuatorial

3) Las anomalías observadas en los patrones circulatorios en la troposfera baja y media, hasta los seis kilómetros de altura, en los meses de enero a abril.

Compartir vía:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.