Millonarias inversiones para transformación de matriz energética Managua. Informe Pastrán     

Millonarias inversiones para transformación de matriz energética Managua. Informe Pastrán     
Compartir vía:

En el año 2006 Nicaragua enfrentaba una crisis energética que impactaba directamente en el desarrollo económico y social de las familias nicaragüenses, el principal problema: 14 horas diarias de racionamientos de energía.

Las acciones inmediatas del Gobierno sandinista pusieron fin a la crisis e inició una transformación en el sector energético nacional, invirtiendo de inmediato US$ 395.5 millones.

Uno de los principales objetivos del Gobierno del presidente Daniel Ortega fue elevar la cobertura eléctrica. En el año 2006, sólo el 54% de los nicaragüenses tenían energía en sus hogares. Hoy por hoy de cada 100 nicaragüenses, 99 tienen energía en sus hogares, con 680,931 viviendas electrificadas; 9,587 proyectos ejecutados y 3,571,697 de habitantes beneficiados.

Además, se han dado grandes saltos en la energía limpia para el desarrollo. En el 2006 la producción de energía eléctrica a base de combustibles fósiles representaba el 74% de la generación del país. Al 2021, el 74% de la matriz de generación era renovable y se ha mantenido en el 2022.

Otro avance sustancial ha sido el fortalecimiento del transporte de la energía. En el año 2006, habían instaladas 2,000 km de líneas de transmisión y 66 subestaciones eléctricas. Del 2007 al 2022 se han invertido US$ 535.9 millones en la ampliación y modernización del Sistema Nacional de Transmisión (SNT), construyéndose 1,499 km de redes con 3,499 km de líneas existentes; 103 Subestaciones Eléctricas.

Adicionalmente, hay importantes pasos en la eficiencia energética. En el año 2007 que asume el Gobierno sandinista no se contaba con políticas de eficiencia energética, por lo que a través del sector eléctrico se impulsó un programa integral con diferentes ejes de trabajos, hoy los logros son considerables al contar con 525 mil viviendas legalizadas, con una inversión de US$ 41.6 millones y 2.6 millones habitantes beneficiados que hoy tienen energía garantizada y de forma segura.

Y se sustituyeron lámparas fluorescentes por LED en todo el Gobierno; en calderas de los hospitales y se impulsó el Proyecto de Eficiencia Energética en el Teatro Nacional Rubén Darío y equipos de climatización eficiente en hospitales públicos, incluso con paneles solares.

En el año 2006, en la Costa Caribe, sólo se atendía Bluefields por medio del Sistema Nacional de Transmisión, los otros municipios dependían de pequeñas plantas de generación que brindaban el servicio por unas cuantas horas.

Entre el 2007 y el 2022 se han construido las Subestaciones Mulukukú y Siuna; el Proyecto Línea de Interconexión en 138 kV Siuna–Rosita–Bilwi, de 200 km de Línea de Transmisión y 2 Subestaciones Rosita y Bilwi; la construcción de Subestación Waslala; la construcción en marcha de Subestaciones El Tortuguero, Gateada II y Bluefields II, también ampliación de Subestación La Esperanza, invirtiéndose US$232 millones.

Se instaló la Caribbean Pride Solar Energy Plant en Corn Island; la Planta Solar en San Juan de Nicaragua, Río San Juan y la Planta Solar El Ayote, en el Caribe Sur.

Compartir vía:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.