Población respalda ley contra crímenes de odio Managua. Radio La Primerísima

Población respalda ley contra crímenes de odio Managua. Radio La Primerísima
Compartir vía:

La diputada del FSLN, Irma Dávila, destacó este miércoles el respaldo del pueblo nicaragüense a la carta solicitud de elaborar y aprobar leyes que sancionen con prisión perpetua a los culpables de crímenes atroces crueles, de odio, aberrantes, inhumanos, humillantes y denigrantes.

En este sentido, Dávila aseguró que hay una indignación y un impacto en la familia que dicen: basta ya, y como respuesta se vuelcan al respaldo que se da a la iniciativa de ley.

La diputada enfatizó que estas personas no tienen a Dios en su corazón y añadió que esa no es la cultura nuestra, no es la cultura del pueblo nicaragüense, porque gracias a nuestro modelo cristiano, solidario, de justicia, equidad, de igualdad y complementariedad nosotros hemos venido creciendo en Nicaragua en valores.

La Presidenta de la Comisión de Asuntos de la Mujer, Juventud, Niñez y Familia estuvo en la Revista En Vivo, donde abordó sobre la solicitud del pueblo nicaragüense a la Corte Suprema de Justicia y la Asamblea Nacional de elaborar y aprobar leyes que sancionen con prisión perpetua a los culpables de crímenes atroces crueles, de odio, aberrantes, inhumanos, humillantes y denigrantes.

Se refirió al caso de violación y homicidio a niña en El Tuma-La Dalia y destacó que “los hechos ocurridos demuestran que estas personas no tienen a Dios en su corazón, y este último hecho ha causado mucha indignación en las familias nicaragüenses y sobre todo en las mujeres que somos madres, abuelas, tías”.

“Estos son crímenes de odio, y a esto es a lo que nos referimos cuando se habla de crímenes de odio, porque los datos que refleja la investigación destaca que fue un hecho atroz, humillante y degradante”, subrayó.

Destacó la capacidad que tiene el Presidente Daniel Ortega y la Vicepresidenta Rosario Murillo, de conectarse con los sentimientos de las familias nicaragüenses desde esa comunicación y esa presencia cotidiana y han sentido el clamor del pueblo de las familias, de las mujeres y la niñez nicaragüense.

Compartir vía:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *