Putin culpa a EEUU por impacto global de medidas antirrusas Moscú. Prensa Latina

Putin culpa a EEUU por impacto global de medidas antirrusas Moscú. Prensa Latina
Compartir vía:

El presidente ruso, Vladimir Putin, señaló este jueves que la culpa de las consecuencias globales de las sanciones antirrusas es de los países occidentales, dispuestos a sacrificar al resto del mundo por su dominio.

En una reunión en línea con representantes del Gobierno dedicada a temas económicos, el mandatario ruso advirtió que varios países ya están en peligro de sufrir una hambruna.

Aseguró que si se mantienen las medidas punitivas contra este país, pueden surgir consecuencias difícilmente reversibles para la Unión Europea.

Putin afirmó que ante tal situación, la nación euroasiática enfrenta con firmeza los desafíos externos, para lo cual ha sido fundamental la política macroeconómica responsable aplicada en los últimos años, así como las decisiones sistémicas tomadas para fortalecer su soberanía económica y tecnológica, así como su seguridad alimentaria.

“Nuestras empresas manufactureras están ocupando gradualmente los nichos que quedaron vacantes en el mercado interno tras la salida de algunos socios sin escrúpulos, incluidos bienes de consumo, equipos industriales, agrícolas, de construcción y de servicios”, explicó.

El jefe de Estado indicó que el presupuesto federal del país fue ejecutado de enero a abril con un superávit de 2,7 billones de rublos (unos 41 mil 566 millones de dólares), lo cual demuestra que “crece la capacidad del sistema presupuestario”.

Amplió que los gastos del presupuesto durante ese período también crecieron de manera significativa debido a decisiones para la financiación de proyectos de desarrollo y compras que se realizaron de manera anticipada.

El presidente ruso destacó que la inflación se desacelera de forma gradual, con una reducción de la tasa del mes pasado inferior varias veces a la de marzo, mientras el aumento semanal de los precios descendió 0,1 por ciento.

Puntualizó que tales cifras se acercan a la tasa de crecimiento semanal correspondiente al objetivo de inflación previsto por el Banco Central de Rusia.

Reacción al anuncio de ingreso de Finlandia en la OTAN

El Kremlin percibe como una amenaza el próximo ingreso en la OTAN de Finlandia, que anunció este jueves que planea solicitar la membresía “sin demora”, ha declarado ante la prensa el portavoz de la Presidencia rusa, Dmitri Peskov.

Después de la entrada de Finlandia en el bloque militar, el actuar del Gobierno ruso dependerá del grado de acercamiento de la infraestructura militar a las fronteras de Rusia, dio a entender el vocero de Vladímir Putin.

“Existe un encargo vigente del presidente y comandante en jefe para desarrollar una lista de medidas con el fin de reforzar nuestros flancos occidentales en relación con el reforzamiento del flanco oriental de la OTAN, es decir, la OTAN se está moviendo hacia nosotros”, señaló Peskov.

“Así que, por supuesto, todo ello serán elementos para un análisis especial y el desarrollo de las medidas necesarias para equilibrar la situación y garantizar nuestra seguridad”, agregó.

El funcionario reiteró que “la expansión de la OTAN y el acercamiento de la infraestructura militar de la alianza” hacia las fronteras rusas no hace al mundo, y, sobre todo, al continente euroasiático “más estable y seguro”.

“Rusia se verá obligada a tomar medidas recíprocas”

Por su parte, el Ministerio de Exteriores de Rusia ha afirmado que la adhesión de Finlandia a la Alianza Atlántica “perjudicará gravemente” las relaciones bilaterales entre Moscú y Helsinki, así como “la estabilidad y seguridad” del norte de Europa. “Rusia se verá obligada a tomar medidas recíprocas, tanto de carácter militar y técnico como de otro tipo, para hacer frente a las amenazas para su seguridad nacional que surgen en relación con ello”, escribió el ministerio en el comunicado.

Además, la Cancillería rusa enfatiza que el ingreso de Finlandia en la OTAN violaría directamente las obligaciones del país nórdico en virtud del Tratado de París de 1947, “que estipula que las partes se comprometen a no formar alianzas ni participar en coaliciones contra una de ellas”, y del tratado entre Rusia y Finlandia sobre los fundamentos de sus relaciones de 1992, “que establece que las partes se abstendrán de amenazar o utilizar la fuerza contra la integridad territorial o la independencia política de la otra parte, ni utilizarán o permitirán usar su territorio para la agresión armada contra la otra parte”.

Tanto Finlandia, como la vecina Suecia llevaban años oponiéndose a la idea de unirse a la OTAN en un aparente intento de mantener la neutralidad entre Rusia y Occidente, pero esa dinámica cambió después del inicio de las acciones militares de Moscú en Ucrania.

El presidente de Finlandia, Sauli Niinisto, y la primera ministra, Sanna Marin, han anunciado este jueves en un comunicado conjunto que “se acerca el momento de la toma de decisiones” y el país “debe solicitar el ingreso a la OTAN sin demora”.

Hace dos semanas, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, declaró que el proceso del ingreso de ambos países en el bloque militar “puede transcurrir muy rápido”, ya que “son miembros de la Unión Europea”, y les darían “la bienvenida”.

En opinión del presidente de EKAI Center, Adrián Zelaia, “Rusia se siente más amenazada que antes” y nos encontramos en un contexto en el que “el riesgo de un enfrentamiento directo entre la OTAN y Rusia se incrementa”, algo que “supone también un incremento, lógicamente, de los riesgos estratégicos de Suecia y de Finlandia” si finalmente se adhieren a la alianza.

Compartir vía:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.