Raúl reafirma confianza en nuevos dirigentes de Cuba Managua. Radio La Primerísima

Raúl reafirma confianza en nuevos dirigentes de Cuba Managua. Radio La Primerísima
Compartir vía:

El General Raúl Castro anunció este viernes su retiro como primer secretario del Partido Comunista de Cuba.

“En lo que a mí se refiere, concluye mi tarea como primer secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, con la satisfacción de haber cumplido y la confianza en el fututo de la patria”, dijo el General Castro, durante el primer día de sesiones del octavo Congreso de la agrupación política, que se instaló este 16 de abril y se extenderá hasta el lunes 19.

Sin embargo, señaló que continuará militando en el partido como “un combatiente revolucionario más”, dispuesto a aportar su “modesta contribución hasta el final de la vida”.

“Nada me obliga a esta decisión. Creo fervientemente en la fuerza y el valor del ejemplo y en la comprensión de mis compatriotas; y que nadie lo dude que mientras viva estaré listo con el pie en el estribo para defender a la patria, a la revolución y al socialismo, con más fuerza que nunca”, enfatizó en su discurso.

El General Castro estuvo como primer secretario del Partido Comunista de Cuba durante 10 años, tras asumir este cargo, el 19 de abril de 2011, en sustitución del líder de la Revolución Cubana, Fidel Castro, fallecido 5 años después.

El General de Ejército Raúl Castro dijo este viernes que tiene la satisfacción de que entrega la dirección del país a un grupo de dirigentes preparados, curtidos por décadas de experiencia en su tránsito desde la base hasta altas responsabilidades, comprometidos con la ética de la Revolución, identificados con la historia y cultura de la nación, llenos de pasión y espíritu antimperialista, y sabedores de que representan la continuidad de la Revolución.

Entre esos compañeros está Miguel Díaz-Canel, miembro del Buró Político y Presidente de la República desde hace tres años, cargo que ha desempeñado con buenos resultados y ha sabido formar equipos y fomentar la cohesión con los órganos superiores del Partido, el Estado y el gobierno.

Creo fervientemente en la fuerza y el valor del ejemplo y la comprensión de mis compatriotas, y mientras viva estaré listo con el pie en el estribo para defender a la Patria, la Revolución y el socialismo.

Fustiga guerra económica de EEUU

Estados Unidos ejerce contra Cuba la guerra económica más abarcadora y desigual impuesta a cualquier otra nación, denunció Castro.

Raúl Castro dijo que Estados Unidos resulta la mayor amenaza a la paz y seguridad mundial, y ello explica el peso del cerco impuesto a su país durante seis décadas.

Explicó que a pesar del rechazo internacional, esa política hostil perjudica las relaciones económicas de La Habana con prácticamente todas las naciones del planeta.

Argumentó que muchos gobiernos no tienen la capacidad de aplicar las normativas propias con entidades asentadas en sus territorios. Ocurre –dijo- cuando la banca de esos países prioriza la línea de Washington frente a las posturas políticas gubernamentales.

El máximo dirigente cubano recordó que el gobierno de Donald Trump intensificó el cerco a Cuba en las condiciones de la pandemia de la Covid-19, lo que puso de manifiesto la ‘despiadada naturaleza del imperialismo’.

Esa administración impuso desde 2017 más de 240 medidas coercitivas con métodos inéditos que llevaron la guerra económica anticubana a niveles más agresivos que se reflejan en las carencias de la población, apuntó.

Refutó campañas que intentan desmentir los daños provocados por el bloqueo y señaló que la Casa Blanca alargó una lista que hoy abarca a 231 entidades cubanas, muchas de ellas vinculadas al abastecimiento de productos básicos a la población, así como a los sectores hotelero y financiero.

FILE PHOTO: Cuban First Secretary of Communist Party Raul Castro Ruz gives a speech, on January 01, 2019, during the celebration of 60th Anniversary of Cuban Revolution at Santa Ifigenia Cemetery in Santiago de Cuba. Yamil Lage/Pool via Reuters/File Photo

La intención es sabotear el sistema empresarial, quebrar la gestión del Estado y promover el caos, estrangular el país y provocar un estallido social. Añadió que la persecución financiera es una verdadera cacería contra las transacciones cubanas, lo cual encarece el comercio exterior y complica el cumplimiento de los compromisos de pago de Cuba.

Al propio tiempo, refirió, su país tuvo que dedicar cuantiosos recursos para enfrentar la pandemia y sostener hospitales y centros asistenciales con costos mayores por los efectos del bloqueo estadounidense.

Raúl calificó de inmoral la campaña desatada contra la cooperación médica que presta Cuba a otras naciones del planeta que, dijo, ha salvado vidas y beneficiado a millones de personas.

Pese a ello y más, enfatizó, Cuba está dispuesta a encarar una relación civilizada con el vecino norteño, siempre y cuando no se pretenda condicionar su socialismo o lesionar el derecho a ejercer la plena soberanía e independencia y desarrollar una política exterior propia.

Congreso en fecha trascendental

Raúl significó que la primera jornada de este congreso se realiza en una fecha trascendental de la nación: el 60 aniversario de la proclamación por Fidel del carácter socialista de la Revolución (el 16 de abril de 1961), en la despedida del duelo de los caídos el día anterior, preludio de la invasión mercenaria de Playa Girón.

El congreso, prosiguió, se prevé concluir el 19 de abril cuando también conmemoramos el 60 aniversario de la victoria sobre la inversión mercenaria.

“La invasión de Playa Girón, bajo el mandato de un presidente demócrata, se enmarcaba en el programa para derrocar a Castro que preveía sabotajes, guerra sicológica, acciones terroristas, el fomento de bandas contrarrevolucionarias que masacraron a jóvenes, campesinos y obreros. Jamás olvidaremos los 3 478 muertos víctimas del terrorismo de estado”.

El Primer Secretario del Partido destacó, además, que este congreso se realiza a dos años de la proclamación de la Constitución de la República y siglo y medio después de la primera Constitución mambisa en Guáimaro. “La aprobación de la Constitución demanda la actualización de las leyes y, en ese sentido, la Asamblea Nacional aprobó un cronograma legislativo. Se han aprobado 11 leyes para garantizar el funcionamiento de los principales órganos estatales y el Consejo de Estado ha emitido 33 decretos”, resumió.

El informe central fue previamente aprobado por el Buró Político y considerando las restricciones de la COVID-19 se ha limitado a 300 la cantidad de delegados de los más de  700 000 militantes en más de 58 000 núcleos.

“No estamos en tiempos normales, pero llegamos a la conclusión que no solo era posible sino también necesario desarrollar nuestro congreso en la fecha prevista”.

Raúl subrayó que se detuvo el decrecimiento experimentado desde el 2006. “Es estimulante el ingreso anual de 39 400 nuevos militantes, un tercio de ellos provenientes de la UJC, aunque crece la edad promedio de los militantes del PCC: el 42,6 tiene más de 55 años”.

Al mismo tiempo, continuó, se ha incrementando la cantidad de militantes de la UJC que se nutre de la masa de trabajadores, campesinos y obreros agrícolas, “para lo cual existen potencialidades no utilizadas que podrían servir para el crecimiento del Partido”.

Raúl hizo referencia al plan nacional para el enfrentamiento a la pandemia, el cual fue actualizado e incluye acciones intersectoriales y la participación de los jóvenes. Su objetivo principal es atender la salud de la población.

Este plan, dijo, ha demostrado que es posible el control de la epidemia, mediante la observancia de los protocolos establecidos, así como la búsqueda de sospechosos, el aislamiento de los casos y el uso de novedosos medicamentos de la biotecnología cubana. “Esto es solo posible en nuestro sistema socialista. No obstante, se ha producido un rebrote mundial, del cual Cuba no escapa por haberse relajado las medidas establecidas”.

Significó que la respuesta ante la COVID-19 se ha caracterizado por el aporte de los científicos, introducción inmediata de productos, medicamentos y protocolos para el tratamiento de los pacientes, al tiempo que se trabaja en cinco candidatos vacunales que podrían inmunizar a todos los cubanos y ayudar a otras naciones. “Esto hace que crezca cada día más mi admiración por Fidel”.

El 8vo Congreso centrará el análisis en tres comisiones. La primera, presidida por Manuel Marrero Cruz, abordará los resultados socioeconómicos alcanzados desde el anterior congreso y las proyecciones para seguir avanzando en el desarrollo, la implementación de los Lineamientos del Partido y la Revolución y su propuesta de actualización, así como la conceptualización del modelo y el cumplimiento de la estrategia de desarrollo y el enfrentamiento a la crisis.

La segunda comisión, encabezada por José Ramón Machado Ventura, evaluará el cumplimiento de la resolución aprobada por el VII Congreso sobre los objetivos de trabajo del funcionamiento del Partido, la actividad ideológica y el trabajo con las masas y el perfeccionamiento del trabajo del PCC.

Dirigida por Miguel Díaz-Canel, la tercera comisión valorará la política de cuadros, la UJC, el Estado y el Gobierno, así como el papel del Partido para alcanzar resultados superiores.

Los documentos que hoy se presentan fueron discutidos por los comité provinciales del Partido y consejos de gobiernos y los organismos de la Administración Central del Estado, la UJC y otras organizaciones de  masas.

“Fruto de estos debates fueron introducidas significativas modificaciones que enriquecieron su contenido y se sometieron a la aprobación de los delegados”.

Raúl ratificó que el desarrollo de la economía y la batalla ideológica es el principal objetivo y expresó que pese al bloqueo la economía en los últimos cinco años ha demostrado resistencia, que ha permitido el desarrollo de la Salud Pública, sin renunciar al desarrollo previsto.

No obstante, reconoció que persisten efectos negativos como excesos de burocracia y deficiente control de los recursos, lo que causa corrupción. “No han dejado de estar presentes problemas estructurales del modelo económico que no proporcionan incentivos para el trabajo y la innovación”.

El Primer Secretario del Partido dijo que se impone mayor dinamismo al proceso de implementación de los lineamientos, autonomía y descentralización de las instancias intermedias y de bases del sistema empresarial.

“Se requiere consolidar el proceso inversionista, sin espacio para la chapucería y la improvisación, la eficiencia en el sector estatal en las esferas que determinan el desarrollo del país, al tiempo que se flexibilizan e institucionalizan las formas de gestión no estatal”.

Recientemente, continuó, se amplió el alcance del trabajo por cuenta propia, “acogida con beneplácito por la población, pero fue criticada por los que sueñan con la privatización masiva sobre los principales medios de producción.

“Se ha demandado el ejercicio privado de algunas profesiones, mientras que a las demás no se le permite. Parecería que el afán de egoísmo inicia el proceso del desmontaje del socialismo, por ese camino se destruirían los sistemas de salud y educación, gratuitos y de acceso universal.

Raúl agregó que otros reclaman la importación comercial privada para establecer un sistema no estatal de comercio, “son estas cuestiones que no pueden generar confusión”. “Hay límites que no podemos rebasar porque llevaría a la destrucción del socialismo. Cuando hablo de estos asuntos viene a mi memoria lo dicho por Fidel en la clausura del VII Congreso de la UJC en 1992”.

“No puede olvidarse jamás que el dominio de los medios fundamentales de producción es la base de nuestro socialismo y es por ello imprescindible el buen desarrollo de la empresa estatal, por tanto, tiene que haber un estremecimiento desde arriba hasta abajo de estas, que destierren el conformismo. Hay que modificar viejos y malos hábitos y desarrollar rasgos emprendedores en los cuadros de dirección de los establecimientos, que cada día funcionen con más autonomía, persiguiendo mayores producciones”.

Todo esto, recalcó, se dice fácil, “lo difícil, pero no imposible, es materializar, es consolidar el cambio, es cimentar un verdadero giro en la mentalidad, en aras de defender la producción nacional, en especial la de alimentos”.

“No podemos gastar más de lo que generamos en ingresos. Hacer lo contrario es cometer un error que hemos cometido varias veces. El ahorro es el ingreso más rápido y seguro a nuestra disposición”.

Raúl ejemplificó que el turismo, que venía creciendo hasta el 2018, sufrió una caída por las medidas de la administración norteamericana y el posterior impacto de la COVID-19. “A pesar de ello se ha aprovechado este tiempo para dar mantenimiento a la mayoría de las instalaciones para ofrecer un servicio de mayor calidad”.

“Necesitamos cada día organizar la economía con métodos menos administrativos, y un uso eficiente de los recursos materiales y financieros. Estos son los propósitos para el impulso de la economía y el enfrentamiento a la COVID-19 y la crisis económica”.

Las decisiones de la economía no pueden afectar los ideales de justicia e igualdad y mucho menos la equidad. La unidad del pueblo con su Partido, que siempre defenderá que en Cuba jamás se aplicarán terapias de choques de las capas más humildes de la población y, por tanto, nadie quedará desamparado.

En otro momento de su intervención, Raúl agradeció a los acreedores por, pese a las tensiones de la economía, reorganizar las deudas vencidas del país, y ratificó igualmente la decisión de garantizar los depósitos bancarios en MLC y pesos cubanos de las personas jurídicas extranjeras y nacionales.

Se refirió a las ventas en MLC en el comercio minorista y mayorista, introducidas por obligación debido a la situación extrema de falta de liquidez. “Tuvo el objetivo de establecer un grupo de surtidos que fueron desapareciendo del mercado estatal y que fueron dejando huecos para la compra en el exterior y la reventa ilegal. Bajo la COVID-19 se amplió la venta de otros productos para incentivar las remesas de los cubanos en el exterior”.

A la par, comentó, el Gobierno ha garantizado un volumen elevado para asegurar la oferta en pesos cubanos de un reducido grupo de productos de alimentos y aseo para el mercado nacional.

Explicó que una inadecuada política de comunicación hizo que algunos reclamaran la vuelta de muchos productos por la libretuego de la intervención del Presidente y el Primer Ministro se entendió que las ventas en MLC son necesarias y demorarán el tiempo que se necesite para recuperar la economía y permitir la convertibilidad de la moneda cubana.

Inversión extranjera

Raúl también habló sobre el impulso de la inversión extranjera, “a pesar de las dilaciones y obstáculos que dificultan el desarrollo de la economía”.

“Es hora de borrar prejuicios del pasado y hay que asegurar el diseño de negocios. Muestra de ello son los resultados alcanzados en la Zona Especial de Desarrollo Mariel, con una impresionante infraestructura, la cual no ha dejado de ejecutarse a pesar del bloqueo”.

En materia de la implementación de los Lineamientos, dijo que en sentido general se afianza el avance, sin embargo se aprecian ineficiencias en la planificación y seguimiento y en algunos caso acciones lentas y tardías para corregir las desviaciones.

El Primer Secretario del Partido señaló que las acciones de capacitación y comunicación social han tenido déficit de la calidad necesaria.

Dijo que había existido miedo a ejercer las facultades aprobadas y prejuicios con los trabajadores por cuenta propia. La comisión de implementación no ha logrado adecuar y organizar los diferentes actores en la implementación de los lineamientos y asumió funciones que excedían lo que le otorgó el Congreso. Esto fue rectificado por el Buró Político.

“Como resultado de la actualización de los lineamientos aprobados en el VII Congreso se mantienen 17, se modifican 65, se suprimen 92 y adicionan 18, para un total de 200 lineamientos”.

Sobre la conceptualización del modelo económico social, aprobada en el VII Congreso, en el marco de los trabajos previos se ratificaron sus principales postulados y se introdujeron cambios en correspondencia con la Constitución para tener mayor coherencia, los cuales se debatirán en las comisiones.

Raúl comentó que luego de más de una década de estudio y trabajo se comenzó a aplicar la Tarea Ordenamiento, “la cual no constituye una solución mágica de la economía, pero permitirá ordenar y transparentar los diferentes actores e insertar el amor al trabajo”.

“Hay que borrar la dañina noción surgida bajo el paternalismo, donde Cuba es el único país donde se puede vivir sin trabajar. El nivel de vida de los cubanos deberá estar marcado por los ingresos legales que recibe y no por subsidios y gratuidades indebidas”.

Los meses transcurridos desde el 1ro de enero —valoró— demuestran la complejidad de este proceso, jamás visto en el proceso de la Revolución, “no por gusto nos tomó tanto tiempo implementarlo, con la participación de especialistas, economistas, académicos y la experiencia de China y Vietnam, salvando las diferencias”.

“La unificación monetaria y la reforma de pensiones y salarios han puesto de manifiesto deficiencias por la falta de capacitación, falta de exigencia y control institucional de los cuadros, lo que conllevó al establecimiento de precios excesivos en servicios públicos como el gas, el agua, la electricidad y comedores obreros. También hubo inconformidades con la reforma salarial y sistemas de pago”.

Todo esto, argumentó, ha demandado un intenso trabajo del Partido y el Gobierno para enmendar y corregir lo que se aparte del camino trazado. “La Tarea Ordenamiento deberá continuar su aplicación hasta concluir con la misma, para obtener los resultados económicos y productivos para alcanzar un socialismo próspero y sostenible”.

El artículo cinco de la Constitución de la República consagra al PCC como fuerza dirigente de la sociedad y el Estado. “Por tanto, el texto constitucional supone una enorme responsabilidad para todos, pues la autoridad moral del partido único parte de la ejemplaridad en el cumplimiento del deber,  como elevadas cualidades éticas e ideológicas y su vínculo con las masas”.

“El partido debe concentrarse en sus obligaciones y no debe inmiscuirse en lo que no le corresponde, como asuntos del estado o de las instituciones del gobierno. Esta idea quedó aprobada en la Conferencia Nacional al abordarse el asunto de los métodos y estilos de trabajo de la organización partidista con el propósito de evitar la suplantación de las funciones del estado y del gobierno sin dejar de conducir las decisiones en beneficio de la población”.

Raúl refirió que el PCC queda definido en los estatutos como continuador del partido fundado por Marti, y heredero del primer Partido Comunista de Baliño y Mella; y es fruto de la unificación de las tres organizaciones surgidas tras el triunfo de la Revolución.

“El partido único siempre está en el foco de las campañas enemigas para impulsar la sacrosanta democracia burguesa y aplicar la política de divide y vencerás. La unidad ha sido nuestra arma fundamental para enfrentar las amenazas. Esta unidad debe cuidarse con celo y jamás debe aceptarse la división: ese sería el primer paso para destruir el socialismo y la independencia nacional”.

Si tenemos un solo partido, subrayó, debe promoverse en su funcionamiento la más amplia democracia y un intercambio permanente y sincero de pensamiento, “no siempre coincidente; que exprese el vínculo con la masa trabajadora y la población en pos de aumentar la participación. Se ha incrementado el intercambio con la Unión de Jóvenes Comunistas para fortalecer la labor política ideológica”.

En otro momento de su intervención al dar lectura el informe central, Raúl enfatizó que se mantiene la batalla contra prejuicios y todo tipo de discriminación. En este sentido dijo que se actualizó la política de atención a instituciones religiosas y organizaciones fraternales que se integran en la vida nacional.

“En cuanto a las organizaciones de masas hemos llegado a la conclusión de que debemos revitalizar su accionar en todas las esferas de la sociedad y actualizar su funcionamiento en correspondencia con los tiempos que vivimos. Es necesario rescatar el trabajo en la base en defensa de la Revolución. Hay que elevar la combatividad e intransigencia revolucionaria”.

Por otra parte señaló que continúa el apoyo del Partido a la Federación de Mujeres Cubanas, en la defensa de los derechos de las féminas y en contra de la violencia, y acotó que se impulsarán acciones contra la discriminación por orientación sexual e identidad de género.

“El Consejo de Estado aprobó la comisión que redactará el anteproyecto del Código de las Familias, en lo que ya se trabaja”.

Más adelante dijo que aunque la labor ideológica es una de las acciones principales del Partido no está satisfecho con lo logrado. “Aunque nuestros medios de prensa mantienen su apego a la verdad y el rechazo a la mentira todavía hay triunfalismo, estridencia y superficialidad. Algunos trabajos que, más que esclarecer, tienden a confundir: la inmediatez no debe estar reñida con la objetividad”.

Continuó explicando que se ha redoblado el programa de subversión contra la nación para desmontar el modelo de desarrollo y mostrar la restauración capitalista como única alternativa.

“La política norteamericana pone especial atención en grupos como jóvenes, mujeres, artistas, deportistas y en temas como la identidad de género, animales y medio ambiente para desconocer las instituciones existentes”.

Subrayó, además, que no han dejado de financiar los medios desde el exterior, para generar contenidos ideológicos que llaman abiertamente a derrocar la Revolución y exhortan a desarrollar manifestaciones en espacios públicos, así como actos de violencia contra agentes del orden. “No debemos olvidar que EE.UU. creó un grupo de trabajo en internet para Cuba, para promover acciones en las redes sociales y otros espacios digitales”.

“No debe existir espacio para la ingenuidad a estas alturas ni entusiasmo desmedido por las nuevas tecnologías sin asegurar la seguridad informática. La mentira y las noticias falsas ya no tienen límites, ponen a  Cuba como una sociedad moribunda y que no tiene solución, para promover el estallido social.

“La contrarrevolución interna carece de liderazgo y estructura organizada y concentra su activismo en las redes sociales. Las calles, los parques y las plazas serán de los revolucionarios. ¡Jamás negaremos el derecho a los revolucionarios a defender su Revolución!”.

Estas circunstancias, prosiguió, demandan una transformación en el terreno ideológico y especificó que en materia de política de cuadros se ha trabajo en los acuerdos del Congreso del Partido, al tiempo que se ha avanzado en la concepción en materia organizativa y los cargos decisorios y un incremento de jóvenes, mujeres, negros y mulatos, sobre la base de méritos personales.

Raúl criticó que persisten debilidades en la política de cuadros, hecho que se aprecia en el formalismo y en no pocos cuadros que se consideran imprescindibles y no forman reserva. Además, hay falta de capacidad para movilizar a los colectivos, débil trabajo hacia los subordinados y existe insuficiente cultura comunicacional para motivar, comprender, participar y debatir con los trabajadores.

Incluso, añadió, se detectan casos en los que se promueven personas a cargos de dirección sin haberse comprobado su capacidad para ejercerlo. También hay una débil intencionalidad para mejorar la composición de la cantera de cuadros, en cuanto a mujeres, negros y mulatos.

El Primer Secretario del Partido señaló que perdura la práctica de mantener segundos jefes que no tienen las características para ser promovidos y puntualizó que no puede admitirse la promoción de compañeros a cuadros superiores que no hayan pasado el servicio militar.

“En esta esfera contamos con el valioso ejemplo, que significa la solicitud del Minrex desde el 2002 de que todos los estudiantes del Isri, de ambos sexos, previo a su ingreso cumplan el servicio en la brigada de la frontera frente a la ilegal base naval de Guantánamo.

“A la luz de la tendencia a la disminución de jóvenes que arriban a la edad reglamentaria al servicio militar, la experiencia del Isri debería estudiarse para generalizarla en la Educación Superior”.

Recordó que el presidente de la República cumplió su servicio militar en unidades de defensa antiaérea tras graduarse de ingeniero electrónico en la UCLV. “Según me comentó, ese periodo le fue de mucha utilidad en su formación de cuadro revolucionario”.

Por su carácter estratégico, este proceso necesita un constante perfeccionamiento que asegure la promoción de cuadros que se caractericen por su compromiso con la Revolución, modestia, liderazgo y firmes convicciones contra el elitismo, la autosuficiencia y ambiciones.

“La política de cuadros del PCC deberá asegurar dirigentes con capacidad de diálogo con las masas, siendo resolutivos y con elevada responsabilidad, disciplina y control, haciendo uso de la dirección colectiva para la solución de los problemas”.

Apoyo a Argentina para recuperar islas Malvinas

Reiteró igualmente el apoyo para recuperar la soberanía de Argentina sobre las islas Malvinas y la solidaridad con Lula da Silva, así como expresó la decisión de seguir defendiendo los legítimos derechos de las naciones caribeñas en su reclamo de compensaciones por el esclavismo. “El Caribe siempre podrá contar con Cuba. Nos solidarizamos con Haití, y el apoyo a la independencia de Puerto Rico”.

Dijo además que en estos cinco años se consolidaron las relaciones con los partidos y gobiernos de China, Vietnam, Laos y Corea; “países socialistas asiáticos a los que nos une una amistad histórica”. “También se han fortalecido las relaciones con Rusia, país con el que compartimos muchas visiones en la arena internacional y que ha reiterado su rechazo al bloqueo. Hemos avanzado en los vínculos con la Unión Europea, a partir de los diálogos políticos”.

Destacó que Cuba mantiene colaboración con los países de África, con los que tenemos vínculos históricos. “Agradecemos la posición de la Unión Africana en contra del bloqueo. Compartimos nuestro apoyo al pueblo palestino y al pueblo saharaui”.

Más adelante señaló que el escenario descrito ratifica la importancia de la defensa. “La concepción estratégica de guerra de todo el pueblo mantiene plena vigencia. Esta doctrina supone la permanente atención y fortalecimiento de la capacidad combativa y la preparación de jefes a los diferentes niveles. Consideramos necesario, en cuanto la COVID-19 lo permita, realizar los días de la defensa, despojándolos de cualquier formalismo y fanfarrias, por su utilidad para la población. La invulnerabilidad militar se logra con su perfeccionamiento”, acotó.

Las fuerzas armadas continuaron la preparación, modernización de la técnica militar, la preparación del teatro de operaciones militares y el enfrentamiento a las situaciones excepcionales. “La Unión de Industrias Militares ha permitido la modernización del armamento y técnica militar y asumido la fabricación de piezas de repuesto y artículos de amplia demanda para la población”.

A su vez, los combatientes del Minint continuaron el fortalecimiento del enfrentamiento a la actividad enemiga, la corrupción y las indisciplinas sociales. “En los últimos cinco años este organismo alcanza un nivel superior de organización, y es meritorio reconocer la labor del vicealmirante Gandarilla Bermejo, recientemente fallecido”.

El Primer Secretario del Partido en su informe consideró oportuno el aporte del Minint y las FAR en la producción de alimentos, lo que ha permitido el autoabastecimiento de sus unidades.

En otro momento de su intervención, Raúl comentó que desde el sexto Congreso del Partido se buscaba promover a cuadros más jóvenes en puestos decisorios, no obstante no siempre se contó con ellos.

 

 

 

Compartir vía:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *