Bukele promueve ley que inquieta a la iglesia católica San Salvador. Aciprensa

Bukele promueve ley que inquieta a la iglesia católica San Salvador. Aciprensa
Compartir vía:

Una propuesta de reforma constitucional que abriría las puertas al aborto, a la agenda gay y la eutanasia en El Salvador ha despertado un profundo rechazo y fuertes críticas.

Una campaña lanzada a través de la plataforma CitizenGO, titulada “NO a la reforma constitucional ideológica” ha recabado más de dos mil firmas en sus primeras 48 horas, para exigir al presidente de El Salvador, Nayib Bukele, y a la Asamblea Legislativa que rechacen la propuesta de reforma constitucional.

En diálogo con ACI Prensa, Sara Larín, fundadora de la Fundación VIDA SV, indicó que la propuesta, encabezada por el vicepresidente de El Salvador, Félix Ulloa, “amenaza los derechos fundamentales de los salvadoreños, añadiendo condicionantes al derecho a la vida del no nacido, reconociendo terminología ideológica a favor del lobby LGBT (lesbianas, gays, bisexuales y transexuales) y limitando nuestra libertad religiosa”.

“Por ejemplo, en el artículo 1 añade la frase ‘en general’ para referirse al reconocimiento del no nacido, lo que significa que en lo regular se respetará su derecho a la vida, pero que en lo irregular existirán excepciones”.

Además, señaló, “el texto añade que en el caso de una colisión de derechos, entre la madre y el hijo, la ley determinará quién vive y a quién se mata”.

“Esto es terrible”, advirtió Larín, pues “remite a la creación de una ley secundaria para regular el aborto por causales”.

La fundadora de VIDA SV subrayó que en El Salvador “el aborto no puede tener reconocimiento constitucional. Sería contrario a los principios jurídicos más básicos, al sentido común y a la ley natural”.

También precisó que la colisión de derechos de la madre y el bebé en su vientre “ya está regulada en el artículo 27 del Código Penal de El Salvador, que habla de los eximentes de responsabilidad penal, que reconoce el principio del ‘doble efecto’, que permite a los médicos intervenir en una situación de emergencia”.

Larín precisó que “es completamente falso que exista una necesidad de crear una ley que permita el aborto por motivo de las situaciones de emergencia”.

“Además, desde que nuestro país prohibió el aborto, las cifras de mortalidad materna han ido disminuyendo en cifras históricas que superan a otros paises de la región”, señaló.

El aborto en El Salvador está prohibido y la Constitución reconoce “como persona humana a todo ser humano desde el instante de la concepción”.

Ninguna mujer se encuentra en la cárcel actualmente por el delito del aborto en El Salvador.

La campaña en CitizenGO advierte además que en el artículo 3 de la propuesta de reforma constitucional se busca prohibir la “discriminación por orientación sexual, identidad y expresión de género”, como un esfuerzo “para imponer la agenda LGTB, dando reconocimiento constitucional a términos ideológicos sin base científica”.

En el texto propuesto para el artículo 65 se contempla la “muerte digna previamente consentida”, que abriría las puertas a la eutanasia en El Salvador.

También advierte que la reforma constitucional “elimina el artículo 25, que habla sobre garantizar el libre ejercicio de todas las religiones y lo sustituye por la creación de una ley secundaria de objeción de conciencia”.

En el artículo 26 también se contempla la creación de “una ley para regular el reconocimiento jurídico de las religiones”, mientras que en el artículo 57 “dice que la educación deberá ser exclusivamente laica, es decir, prohíbe que se enseñe religión en la educación pública y privada”.

Compartir vía:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *