«Dignidad y conciencia dan firmeza; dignidad y conciencia dan valor» Managua. Radio La Primerísima

«Dignidad y conciencia dan firmeza; dignidad y conciencia dan valor» Managua. Radio La Primerísima
Compartir vía:

Una auténtica lección magistral de historia, antiimperialismo y dignidad ofreció la mañana del martes el Presidente Daniel Ortega durante la XX Cumbre de la Alternativa Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América-Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP), celebrada en La Habana.

Además, el Presidente Ortega hizo una vehemente condena y denuncia de la agresión genocida que durante 60 años ha sufrido Cuba, el bloqueo criminal contra Venezuela y las numerosas acciones injerencistas del imperialismo norteamericano contra los pueblos de Nuestraamérica.

A continuación, dejamos extractos de su intervención, agrupados por temas:

Audio del discurso:

El ejemplo de Cuba

Cuba indiscutiblemente es el mejor ejemplo de lo que significa la dignidad, la conciencia. Dignidad y conciencia dan firmeza. Dignidad y conciencia dan valor. Dignidad y conciencia apartan y entierran la cobardía.

¡Cuántas batallas ha librado Cuba desde el triunfo de la Revolución! ¡Cuántas batallas había librado antes! Pero esta es una batalla sin precedentes, en donde un pueblo, una nación sola, con un pueblo forjado en la dignidad, en el amor a la tierra que habitan, ha sabido no solamente resistir sino también crear, aportar desde la resistencia a las más terribles agresiones que el imperialismo ponía y sigue poniendo en práctica, violando los derechos humanos de todo un pueblo, cometiendo genocidio contra todo un pueblo, contra toda una nación.

Y es, diría yo, la mayor evidencia que nos ha dejado Fidel y que nos da la oportunidad de reunirnos en estos días con la pandemia que azota al mundo. Está la otra pandemia que es la pandemia del capitalismo salvaje, que es la pandemia del imperialismo que levanta la bandera de la democracia y que en nombre de la democracia asesina a los pueblos, destruye naciones, destruye Estados y provoca el caos.

El ALBA

El ALBA no se ha planteado una sola acción para agredir a nación alguna, ni aún aquella que más daños nos hacen, que más crímenes cometen en nombre de la democracia, simplemente el ALBA lo que hizo fue simplemente proponer integración, unidad, para combatir la pobreza, para acabar con el hambre, para desarrollar programas de salud, para mejorar las condiciones económicas y sociales de nuestras naciones, de nuestros pueblos, tomando en cuenta las asimetrías, es decir, un programa lleno de justicia, de amor al prójimo, de cristianismo.

Por eso han atacado el ALBA, han agredido el ALBA y Petrocaribe. Vergüenza para la humanidad, porque atacan, agreden, calumnian, difaman y buscan como destruir, y cometen genocidio y terrorismo contra estos pueblos, simplemente porque estamos construyendo un nuevo camino que es el que tendrá que construir la humanidad entera para que en el mundo tengamos paz con justicia, libertad y con dignidad.

La creación del ALBA es un acto de valentía que la da la dignidad, un agrupamiento que en ningún momento ha considerado formar un ejército, no se ha planteado formar un ejército en el ALBA, ni en Petrocaribe, no se ha plantado.”

Yo diría que es, después del triunfo de la Revolución Cubana, y esa batalla que libró Cuba a lo largo de los años y la sigue librando, el primer paso que se da en nuestra América Latina y Caribeña, en la dirección que habían marcado nuestros próceres en la búsqueda de la unidad desde Bolívar, cuando hace 17 años se instala en Nuestramérica Latinoamericana y Caribeña el ALBA, con la iniciativa de Fidel y de Chávez. En la dirección que luego retomara Sandino, hablando del Supremo Sueño de Bolívar, donde trabajó todo un plan para que nos uniéramos los latinoamericanos y caribeños y se lo envió desde la montaña a los presidentes que estaban reunidos en esa ocasión. Era una decisión que expresaba una voluntad, un sueño, y había que tocar las puertas de la dignidad de los gobernantes latinoamericanos y caribeños.

La agresión contra Libia

Un premio nobel, presidente de Estados Unidos, provocó el caos, desarticulando, destruyendo toda la zona del Magreb, desintegrando al Estado Libio y asesinando a un líder que promovía la unidad de África, que promovía la unidad de nuestros pueblos, Muamar Gadafi, asesinado a la vista de todo el mundo, con las armas de la OTAN. Oficialmente la OTAN asesinando a un pueblo y en nombre de la democracia. ¿Y qué hicieron? Romper una zona de contención que amortiguaba la emigración de África hacia Europa. Era una zona, empezando por Libia, que tenía un gran desarrollo económico y social, practicaba la justicia, promovía los derechos de la mujer, promovía la solidaridad, generaba empleo para los migrantes que venían del Sur de África, buscando cómo llegar a Europa.

Rompieron esa zona de seguridad y provocaron con ello una emigración masiva, ya no solamente de los ciudadanos de otras naciones de África hacia el norte, sino que también de los propios ciudadanos de los países que habían sido desintegrados, desestabilizados, destruidos.

Esa emigración sigue ahí, son oleadas de migrantes, miles de migrantes, y miles de muertos, cruzando hacia Europa. Miles de niños, de jóvenes, de familias enteras ahogadas. Y los europeos después que provocaron esa crisis porque se sumaron a la agresión a un acto criminal de terrorismo de Estado. Si terrorista de Estado la OTAN, ha practicado el terrorismo de Estado la OTAN, con todas sus letras. Y ahí están los resultados. Y conteniendo y reprimiendo a los emigrantes, persecución contra la migración que ellos mismos alimentaron con sus actos de terrorismo de Estado. Y las vías de contención armada que se han organizado para parar la emigración.

Persecución y terrorismo

Y aquí en nuestra América Latinoamericana y Caribeña, lo que ha sido una mano de obra fundamental, vital para el crecimiento de la economía norteamericana, de Estados Unidos de Norteamérica, esa población migrante, que es la que va a hacer a Estados Unidos el trabajo que ya no hacen los ciudadanos norteamericanos, que es lo que garantizan que los frutos no se descompongan y caigan podridos, sino que con sus manos van a cortar a Estados Unidos esos frutos; que van a atender, a cuidar a los niños de familias norteamericanas; que van a cuidar, a atender a ancianos norteamericanos. Ahí está la persecución contra los emigrantes.

Y medidas cada vez más duras cuando parecía que iban a venir, y se habían comprometido, porque eso tiene el imperialismo, si en algo se caracteriza el imperialismo es en ser más mentiroso porque predican la paz y practican la guerra, predican la paz y practican el terrorismo, hablan contra el terrorismo y son los mayores terroristas del planeta. Y terrorismo el que han alimentado en contra de todos nuestros pueblos, en contra del pueblo cubano, en contra del pueblo de Venezuela, el pueblo bolivariano, el pueblo de Bolívar, el pueblo de Chávez, el pueblo de Nicolás.

Podría hablarnos mucho más largo, Nicolás, sobre todos los crímenes que se han cometido y se siguen cometiendo, como la deportación hacia Estados Unidos de un ciudadano ya venezolano, nacionalizado venezolano, cuyo delito era estar trabajando para llevar alimentos al pueblo venezolano, garantizar los CLAP (Comités Locales de Abastecimiento y Producción) y lo dicen tranquilamente, lo acusan tranquilamente, que ha estado sirviendo para llevar a los CLAP para que se alimente el pueblo venezolano porque de parte de los gobernantes norteamericanos habría que exterminar y rendir por hambre al pueblo venezolano, y lo han intentado de mil maneras.

La forma en qué han agredido a Bolivia, cuando Bolivia ha reivindicado los derechos de un pueblo que tiene una larga historia de lucha y que al final rompió las cadenas. Y cuando rompe las cadenas vienen los imperialistas y se lanzan a ponerle nuevamente las cadenas, pero el pueblo boliviano con su dirigente, con el presidente Luis Arce, con el hermano Evo, con todo ese pueblo que ya lo hemos visto marchando en una marcha victoriosa, cuando ya estaban cantando victoria los enemigos de los pueblos alimentados por los imperialistas de la tierra.

La historia antiimperialista de Nicaragua

Y qué les puedo hablar de Nicaragua, historia que ustedes bien conocen, donde simplemente porque ahí hay una ruta natural para un Canal Interoceánico, en Venezuela buscan el petróleo eso está clarísimo. Y como en Nicaragua está esa ruta, una ruta que desde que llegaron los conquistadores andaban buscando ese paso y como Nicaragua fue robada, saqueada, nuestros pueblos originarios fueron robados y saqueados por los conquistadores españoles y por los británicos que ocuparon esos territorios, empezó la disputa entre ellos dos, hace ya cuántos siglos, empezó el enfrentamiento entre británicos y españoles y la batalla se daba sobre el río, un río que es un canal natural que va a desembocar al lago y luego lo que queda es un pequeño estrecho para llegar al océano Pacífico. Y ahí entraban las expediciones británicas, incluso una de ellas comandada por el Almirante Nelson, lanzado a una acción de lucha contra el otro imperio para tratar de dominar a Nicaragua, de adueñarse de Nicaragua. Y luego los Estados Unidos lógicamente oponiéndose a que los europeos hicieran presencia en nuestros países. Y cuando ellos decían América para los americanos era América para los Estados Unidos. Y veían nuestra zona como la zona de traspatio.

Y es lo que explica el por qué tantas intervenciones yanquis en Nicaragua, intervenciones militares, desde los expansionistas yanquis que llegaron en el año 1854, encabezados por William Walker que venía de los ejércitos del sur de los Estados Unidos, era un intelectual, un abogado, racista y expansionista y con la fuerza de la superioridad tecnológica de las armas que portaba, logró nombrarse presidente de Nicaragua y ser reconocido por el presidente de los Estados Unidos de Norteamérica. El embajador yanqui estuvo en la toma de posesión de William Walker en Nicaragua. Sí imagínense, desde aquellos tiempos. Solo así se puede entender el sentimiento anti yanqui antiimperialista que hay en Nicaragua.

Ese sentimiento no viene de la Unión Soviética, no viene de la Revolución de Octubre. Viene desde esos años. En esos años cuando se libraban las batallas contra el expansionismo yanqui en Nicaragua, salían los primeros himnos antiimperialistas que decían: muerte al yanqui de oro sediento, muerte al vil y cobarde invasor. Ahí salían esos himnos del corazón del pueblo, gente humilde, campesinos, que con piedras derriban a los soldados yanquis. Y finalmente fueron derrotados y expulsados, no sin antes el yanqui invasor haber incendiado en su retirada la ciudad de Granada, cuidad histórica, la incendió y dejó un rótulo en inglés que decía aquí fue Granada. Pero ahí está Granada. Aunque el yanqui la quiso hacer desaparecer ahí está Granada.

Zelaya y Zeledón

Y luego los yanquis, a raíz de la revolución liberal en nuestro país, ahí los yanquis interviniendo nuevamente. El propio gobierno de Estados Unidos, mandándole la nota al presidente de Nicaragua José Santos Zelaya, firmada por el Secretario de Estado de los Estados Unidos, Philander Chase Knox. Él le decía al presidente Zelaya que tenía que retirarse, renunciar, y que ya iban para Nicaragua los barcos de la marina de guerra de Estados Unidos. Y Zelaya, que había promovido una revolución realmente extraordinaria en Nicaragua, no tuvo la fortaleza para resistir y se retiró.

Y un general liberal, el General Benjamín Zeledón se puso al frente de la resistencia contra las tropas yanquis y los peleles vendepatrias que acompañaban a las tropas yanquis, porque siempre tienen sus peleles lógicamente ahí. Y los enfrentó en diferentes combates, haciendo resistencia. Sabía que se enfrentaban a gente mucho más poderosa que llegaba con un armamento muy superior al que tenía el ejército de Zeledón. Y en el Coyotepe y la Barranca, unas lomas, unos cerros que están a la entrada de la ciudad de Masaya, ahí se había hecho fuerte la resistencia. Y ahí los coroneles yanquis que encabezaban a las tropas de intervención cercando a Zeledón, le mandaban los mensajes para que se rindiera y Zeledón no se rindió. Y él no era un comunista, Zeledón no era un comunista, era un hombre de ideas liberales, inspirado por la Revolución Francesa, pero era un hombre que tenía sentido de patria. Y el propio día de su cumpleaños, el 4 de octubre de 1912, las tropas yanquis que habían desembarcado en Corinto y habían recorrido el territorio lanzándose contra las fuerzas que resistían y que tenían cercado a Zeledón, ese día, Zeledón cae en combate.

Sandino «bandolero divino»

Y Sandino, que era un niño, narraba después que el Padre de la Dignidad de la Patria realmente es Benjamín Zeledón. Sandino así lo dice en sus escritos después, cuando está enfrentando a las tropas yanquis. Él era un niño en aquél entonces, un muchacho y vio cuando paseaban el cadáver de Zeledón los yanquis por las calles de las ciudades, de los pueblos, para infundir el terror y desmoralizar al pueblo y eso lo que hizo en Sandino fue provocar un sentimiento de indignación. Y donde hay indignación es porque hay dignidad. Y Sandino se grabó bien, no hizo ningún comentario, vio. Y luego cuando continuaron llegando las tropas yanquis ocupando nuestro país por lo largo de los años y Sandino se levantó para defender la Patria, y su misión dijo es expulsar a los invasores.

Y le decían a Sandino bandolero. Y le dijo Gabriela Mistral, admiradora de Sandino, que escribía sobre Sandino, «bandolero divino». Y le llamó al Ejército de Sandino, el Pequeño Ejército Loco, porque parecía cosa de locura, un país con una pequeñísima población de unos cuantos miles de habitantes, ahí los hombres de Sandino enfrentados a la mayor potencia. Ahí estrenó su fuerza aérea Estados Unidos, bombardeando a las tropas sandinistas cuando cercaban la ciudad de Ocotal en el norte de nuestro país, fronterizo con Honduras. La tenía cercada Sandino, y ahí había tropas yanquis y tropas peleles también. Entonces metieron a la aviación.

¿Qué heredaba esa fortaleza a Sandino y al Pequeño Ejército Loco de Sandino que pudo resistir, enfrentar a los invasores, que no pudieron vencerlo, no pudieron derrotarlo y no les quedó más camino que retirarse? Y ahí en el mismo Estados Unidos consta en los historiales que ellos tienen que en Nicaragua fueron derrotados porque no lograron su objetivo.

Luego que salen las tropas yanquis, Sandino dijo: hoy la lucha es más difícil, porque enfrentamos a un enemigo que no estamos viendo como mirábamos a las tropas yanquis y no hay más camino que buscar la negociación y la paz a través del diálogo. Y en la negociación de la paz a través del diálogo llegó en varias ocasiones a Managua, y sus generales le decían: «no se arriesgue General, lo van a matar, lo van a asesinar». Pero decía Sandino: no hay más alternativa que el diálogo y la negociación. Y había un presidente que se mostraba abierto al diálogo y la negociación y ese presidente lo invitó a la última cena en la casa presidencial.

El 21 de febrero del año 1934, fue a la cena fatídica. Se despiden y cuando Sandino va saliendo de la casa Presidencial y va regresando a buscar la casa donde estaba alojado, ahí están los soldados de Somoza al servicio de los yanquis. En días anteriores, el General Somoza –puesto por los yanquis al frente de una Guardia, donde había mandos yanquis lógicamente– se tomó una foto con Sandino y lo abrazó. ¡El beso de Judas! Judas besando a Cristo, Somoza abrazando a Sandino y diciéndole “¡hermano!” y luego asesinándolo días después.

Ese 21 de febrero de 1934, los yanquis asesinando a Sandino y la intervención yanqui a través de las tropas que acompañaban a la Guardia Nacional como asesores, que los entrenaba, armamento, y los yaquis manteniendo una tiranía que era reconocida como legítima. No solamente por los yanquis, sino también por los europeos, ahí no había derechos humanos, no existían derechos humanos durante lo que fue una tiranía que cometió miles de crímenes a lo largo de más de 40 años, todo avalado por los yanquis.

Y Roosevelt reuniéndose y recibiendo a Somoza y los mismos funcionarios, asistentes de Roosevelt, y según se ha reconocido oficialmente, alguien le pregunta un día a Roosevelt: “¿y por qué usted le da tanto cariño, tanta amistad a un criminal como Somoza, a un tirano como Somoza?”, y la respuesta de Roosevelt fue: “porque es un hijo de”… lo dijo con esas palabras, “es un hijo de puta, pero es nuestro hijo de puta”. Fue la respuesta del demócrata Roosevelt”.

Guerra de agresión en los años 80

De ahí venimos nosotros, de esa sangre, de esas batallas, de esas luchas, por eso es que quizás es que a muchos de ustedes les cuesta entender porque somos profundamente antiimperialistas. Y por muchas agresiones, ¿qué más agresiones que las que ha sufrido Nicaragua? ¿qué más? Derrotamos al último marino que habían enviado los yanquis a Nicaragua, que era Somoza.

Triunfó la Revolución en 1979 y vino la otra guerra que nos impusieron los yanquis, Ronald Reagan, el propio Presidente de Estados Unidos. Y muchos hermanos no entienden, no quieren entender por qué tenemos esta actitud antiimperialista. No lo pueden entender. Nos impuso una guerra que provocó más de 50 mil muertes, destrucción de la economía, de escuelas, de carreteras, de puentes, de equipos de construcción, que estaban en la zona del campo. Terrorismo, terrorismo en vivo.

Desde que triunfó la revolución, que comenzamos con la campaña de alfabetización, se lanzaron a asesinar a alfabetizadores. Fueron las primeras víctimas del terrorismo yanqui en esa nueva etapa. De 1979 hasta 1990 se mantuvo esa guerra, donde el gobierno yanqui –cínicos como son, democracia allá es cinismo, mentira, falsedad, terrorismo– organizó con los narcotraficantes operaciones terroristas. Eso está certificado ahí, en los juicios y denuncias que se hicieron y se abrieron contra un coronel norteamericano, Oliver North, que Reagan lo tenía al frente de esas operaciones.

¿Por qué? Porque había que facilitar a los narcotraficantes sus operaciones de llevar la droga hasta los mismos Estados Unidos, a cambio de que los narcotraficantes facilitaran para la guerra recursos económicos y financieros y armas para la guerra. Y eso fue un escándalo en Estados Unidos. Se abrió un juicio en Estados Unidos, donde al final de cuentas, como era el estado norteamericano, como era el propio presidente Reagan el que debía estar enjuiciado, procesado y detenido, pues sencillamente no pasó a más.

Y fuimos a la Corte Internacional de Justicia, se los he contado a ustedes varias veces y no me cansaré de repetirlo, a acusar a los Estados Unidos de todos los crímenes que están cometiendo contra Nicaragua. Y todos vieron la invasión, añadió.

Yo recuerdo conversando con Fidel y él me decía: bueno, nosotros logramos derrotar la invasión y fue en horas. Fue una operación extraordinaria conducida por Fidel, donde derrotaron la invasión y luego le organizaron guerrillas en la zona del Cambray, y también las lograron neutralizar. ¿Y qué me decía Fidel? El problema que tienen ustedes, es que tienen dos fronteras ahí, y ahí están las bases y ahí están entrando todos los días los invasores.

Era una guerra de todos los días, por esos tantos muertos, tanta destrucción, tantos crímenes, porque los yanquis instalaron bases en Costa Rica, la “democrática” Costa Rica, que ha sido siempre un instrumento de los yanquis, y también establecieron bases en Honduras, y establecieron bases en El Salvador. Incluso un gringo que fue capturado en Nicaragua cuando se derribó el avión desde donde estaban lanzando armas por paracaídas a la contra, había salido de El Salvador; cuando fue derribado el avión el tipo se lanzó con paracaídas y fue luego capturado por nuestro Ejército.

Bueno, la Corte Internacional de Justicia los condenó, ya se los he contado a ustedes, y está la demanda ahí puesta, no han querido acatar, pero nosotros no vamos a dejar de reivindicar nuestro derecho.

Terrorismo en 2018

Hay amigos que nos dicen: “pero deberían de dar algunos gestos”, porque tenemos presos a los terroristas, a los que financiaron el terrorismo, y querían financiar nuevas actividades terroristas, lavando dinero, dinero enviado por los organismos de Estados Unidos, con el cuento de que financiaban Organismos No Gubernamentales. Todo eso está al descubierto, hay todo un expediente y que lo presentará la Fiscalía en su momento al poder judicial. Millones de dólares, más millones, muchos más millones de los que debería colocar Estados Unidos para ayudarle a los pueblos, para ayudarle a las economías más frágiles que tenemos en nuestra región, son muchos más millones invertidos para la guerra.

¡Y ahora resulta que porque están detenidos, están procesados, hay que ponerlos en libertad! Y lo dicen los europeos y lo dicen los yanquis que tienen más de 400 presos acusados de haber asaltado el congreso de Estados Unidos. ¡Ah! Pero ellos sí tienen derecho a ejercer su justicia, nosotros no tenemos derecho a hacer justicia. Ahí los tienen y están los procesos abiertos, y ahí el número de muertos no tiene nada que ver con el número de muertos que provocaron en las guarimbas allá en Venezuela, o el número que provocaron en Nicaragua en abril de 2018.

Fueron centenares de muertos, jóvenes que fueron asesinados, que fueron quemados, y filmados por los mismos terroristas que ya se sentían que derrocaban al gobierno y curas y obispos celebrando estos crímenes horrendos. Curas grabados ahí cuando le aconsejaban a los terroristas que los cadáveres de unos compañeros que habían sido quemados, los fueran a lanzar a un excusado, a unos inodoros de pom pom que les llamamos, que los fueran a lanzar. Dicho por el cura, dicho por los obispos en nombre de Dios, ¡en nombre de Dios!

Assange, reo del imperialismo

Y simplemente existe en Nicaragua un sistema judicial, existen leyes y no podemos ahora, porque los yanquis lo dicen, porque los europeos lo dicen. ¡Ah! ¡Los europeos se dan el derecho de meter peso a quien les da la gana! Ahí tenemos a Asannge, Assange está en prisión, después de la traición de Lenín Moreno, que traicionó el principio del derecho de asilo y entregó a Assange a la “democrática” Inglaterra, al gobierno de Inglaterra. Y el gobierno de Inglaterra lo ha mantenido en condiciones donde corre riesgo su vida.

¿Y cuál es el delito de Assange? No está acusado de haber puesto bomba alguna, no está acusado de haber matado a ningún gringo, ni a ningún europeo. Está acusado de haber denunciado los crímenes cometidos por el Gobierno yanqui, ese es el pecado de Assange, decir la verdad y por la verdad murió Cristo. Assange lo que ha hecho nada más que cumplir con el deber de denunciar esos crímenes y lo están esperando en Estados Unidos con ganas de meterle la pena de muerte, porque lo consideran una traición, un problema de seguridad, porque se descubrieron los crímenes de organismos de inteligencia de Estados Unidos y otros crímenes que cometieron en sus operaciones encubiertas y descubiertas.

¿Con qué autoridad los yanquis nos exigen a nosotros, le exigen a Venezuela, le exigen a Cuba, le exigen a nuestro pueblo, amenazan a otros pueblos, chantajean a otros pueblos?

Yanquis presionan a gobiernos de Nuestramérica

Tenemos gobiernos de la región con los cuales tenemos relaciones, que han llegado, incluso uno de esos gobiernos, el gobierno de República Dominicana, por ejemplo. Dominicana era miembro de este proyecto, y recuerdo cuando estaba el presidente Danilo (Medina), ahí se empezó a descomponer la relación y Danilo, hablando con compañeros nuestros, en reuniones que se realizaban en Dominicana en tanto somos miembros del Sistema de Integración Centroamericano, luego Danilo conversaba con nuestros compañeros, y cuando nuestros compañeros le decían “cómo es posible que ustedes estén votando como disponen los yanquis, votando en contra de Nicaragua”, entonces decía: “discúlpennos, díganle al Comandante que nos disculpe, pero tenemos unas presiones tan grandes que no queda más camino”. Y lo mismo pasa con el actual gobierno de Dominicana.

Y bueno, llegan con una bandera de soberanía de Dominicana, que ha sido un pueblo heroico, valiente, luchador, pero que se someten. Dominicana ha sido invadida por los yanquis, pero se someten y ahí es donde falta lo que le sobraba a Bolívar, a Martí, a Fidel, a Chávez, a Sandino, a Morazán. ¿Qué falta? Dignidad, este es un asunto de dignidad.

Y Cuba, Venezuela, con las agresiones que han sufrido y siguen sufriendo, las agresiones brutales que nosotros seguimos sufriendo, y Cuba, ya con más de 60 años, nos demuestra como la dignidad hecha conciencia, hecha fortaleza, hecha valor, hecha creatividad, para enfrentar las consecuencias de los actos de terrorismo económico y social, y también terrorismo que se manifiesta en crímenes, y la dignidad es mucho más poderosa que la fortaleza de los imperios.

Por muy grande que sea un imperio, por muy criminal que sea un imperio, solo recordar la voladura del avión donde venían los deportistas, acto de terrorismo alimentado por el imperio yanqui y organizado por el imperio yanqui. ¿Dónde estaban las democracias europeas que hayan condenado en su momento al imperio yanqui?


Llegada del Presidente Daniel Ortega al Palacio de la Revolución en La Habana




Compartir vía:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.