EEUU carece de moral para juzgar a nadie Managua. Radio La Primerísima.

EEUU carece de moral para juzgar a nadie Managua. Radio La Primerísima.
Compartir vía:

Centroamérica es víctima de los productores y los consumidores de droga, porque que desde el sur del continente unos abastecen a Estados Unidos, el gran mercado mundial de narcóticos, señaló la noche del jueves el Presidente Daniel Ortega.

Durante el acto de traspaso de la presidencia pro tempore de la Conferencia de las Fuerzas Armadas Centroamericanas (CFAC), que Nicaragua pasó a República Dominicana, el Presidente Ortega rechazó los informes periódicos que el gobierno estadounidense presenta para evadir su responsabilidad principal en la producción, trasiego y consumo de drogas.

“¿Con qué autoridad viene Estados Unidos a querer juzgar al mundo?”, preguntó el líder sandinista.

En particular, el Presidente subrayó que uno de los principios de la CFAC es trabajar en el enfrentamiento del narcotráfico y el crimen organizado en la región, donde se hacen los mayores esfuerzos para evitar ser el puente o distribución de la droga.

“Nosotros (Centroamérica) somos víctimas de nuestra ubicación geográfica, pero enfrentamos el narcotráfico y el crimen organizado, porque pese a lo que se diga, no somos ningún mercado atractivo para los que producen la droga en el sur del continente”, señaló el mandatario.

“Los países centroamericanos, nuestros pueblos, no somos consumidores. La droga se produce, y se produce en enormes cantidades, en el Sur porque saben los narcotraficantes que hay un gran mercado. Ellos trabajan con la lógica de las políticas del mercado, es decir el narcotraficante no se va a meter a comercializar un producto que no tenga un buen mercado, y resulta que la droga es uno de los productos que tienen el mejor mercado del mundo, es el mercado de los Estados Unidos de Norteamérica, primera potencia mundial en el orden económico, en el orden financiero, en el orden militar, es la primera potencia mundial, entonces tiene capacidad”, explicó.

Grandes empresarios de la droga

“Ellos están actuando como buenos empresarios, buscando una ruta que les de mayor ingreso, la mayor rentabilidad y nosotros somos víctimas. A nosotros los centroamericanos, año con año, en los informes que presenta el gobierno norteamericano, nos acusa, nos señala, cuando ellos bien saben y lo saben los organismos de inteligencia de Estados Unidos, lo sabe el ejército norteamericano, que mantiene relaciones con todos los ejércitos centroamericanos, sabe cómo se realizan operaciones incluso conjuntas para combatir el narcotráfico y el crimen organizado, cómo con nuestros limitados recursos logramos contener, capturar narcotraficantes y toneladas de droga año con año, para combatir el narcotráfico y el crimen organizado con nuestros recursos limitados”, agregó.

Pese a esas acusaciones, el mandatario ratificó la voluntad de los estados centroamericanos de continuar combatiendo el tráfico de drogas: “seguiremos la batalla contra el narcotráfico aunque nos descalifiquen.

¿”Con qué autoridad moral vienen a querer juzgar al mundo? Y querer juzgarnos a nosotros mal en el combate contra el narcotráfico y crimen organizado y luego continuamente nos están acusando. Sabemos de los esfuerzos que hacemos, porque los hacemos coordinados con ellos, con sus organismos, con sus aparatos de inteligencia, con las fuerzas navales que mueve los Estados Unidos en la región para el combate contra el narcotráfico. Con qué moral, cuando el problema lo tienen ellos allá. Ellos tendrían que hacer un esfuerzo realmente inmenso para promover en el pueblo norteamericano, en la juventud norteamericana condiciones que no lleven a la juventud a la droga”, exclamó.

Washington tiene una enorme responsabilidad de poner un alto al narcotráfico, pero que sin embargo, “no tiene o no quiere tener la capacidad de cerrar esas entradas (fronteras)”.

“Pero es que además, si la droga penetra a los Estados Unidos por las fronteras terrestres norteamericanas, penetra por vía aérea, por los puertos norteamericanos. Entonces, ahí mismo ellos tienen una enorme responsabilidad porque a pesar del poderío que tiene Estados Unidos. No ha tenido la capacidad o no quiere tener la capacidad de cerrar esas entradas, porque esa droga entra a territorio norteamericano, porque ahí hay agentes aduaneros, hay oficiales, hay funcionarios, que son parte de la red del narcotráfico que facilita la entrada de la droga a los Estados Unidos”, denunció el presidente”, agregó.

“Ellos tendrían que hacer un esfuerzo realmente inmenso para promover en el pueblo norteamericano condiciones que no lleven a la juventud a la droga; ellos tienen una enorme responsabilidad por qué a pesar del poderío que tiene Estados Unidos no ha tenido la capacidad o no quiere tener la capacidad de cerrar esas entradas, porque esa droga entra al territorio norteamericano”, acotó.

El Presidente Ortega también dijo que “el problema está en los países desarrollados que son los grandes consumidores de la droga, no somos nosotros, no son los países centroamericanos. Y se vuelve un problema ético para los países desarrollados, se vuelve un problema ético un problema moral para Estados Unidos”.

El acto se realizó en la Plaza de la Revolución de Managua en el que también estuvieron presentes la Vicepresidenta Rosario Murillo, el General de Ejército Julio César Avilés, Comandante en Jefe del Ejército de Nicaragua, el General José Manuel Castillo Castillo, de República Dominicana, entre otros jefes militares centroamericanos y funcionarios del gobierno nicaragüense.

El trabajo de CFAC para luchar contra la pandemia

En otro orden, el Presidente Ortega valoró que la CFAC no solo se haya mantenido, sino que se ha fortalecido y ampliado, pese a los malos augurios de países poderosos.

“Un granito de arena cuando nació, seguramente dijeron «estos que se van a extender, que van a trabajar, estos van a ir por su lado» Pero podemos decirles a los pueblos de la región que, en homenaje al bicentenario de la independencia de Centroamérica, la CFAC está dando muestras claras del compromiso que tienen para fortalecer la integración frente a objetivos comunes de la unidad centroamericana”, exclamó el gobernante.

También reconoció el trabajo de la CFAC para “garantizar la paz en medio de estas tragedias (huracanes y pandemia), asumiendo tareas que son fundamentales para la seguridad y estabilidad de las familias centroamericanas”.

Mencionó de la pandemia del COVID-19, misma que no ha podido ser controlada ni dominada por los países desarrollados.

“Estados Unidos se encuentra con un repunte de la pandemia. Países grandes con enormes poblaciones y con economías inmensas se encuentran atiborrados por la pandemia. Se está luchando, los que tienen más recursos pueden disponer de más recursos para esta batalla por la vida. Los países que tenemos economías más frágiles, más pequeñas, entre los que nos encontramos los países de la región centroamericana, pues realmente tenemos que hacer esfuerzos, verdaderamente, extraordinario”, dijo Ortega.

Explicó que la gestión ambiental en Nicaragua y algunos países de Centroamérica se determina en cuidar los bosques y proteger las reservas naturales, por eso existe a nivel nacional un Batallón Ecológico del Ejército, que se mueve por todo el país.

Señaló que el Ejército de Nicaragua también combate contra los traficantes de madera, especificó el Presidente Ortega. “El aire que respiramos es uno solo y si en algún punto se debilita la producción y se daña, y se contamina, entonces estamos afectando un aire que está para toda la humanidad”, concluyó.

A juicio del mandatario, el acto de traspaso es parte de una agenda para la paz que tiene la CFAC, no una agenda para la guerra. Además, aprovechó para felicitar al General Julio César Avilés por la disciplina y dedicación al trabajo como Comandante en Jefe del Ejército de Nicaragua, quien asumió la Presidencia de la CFAC “como él sabe asumirlo con una enorme responsabilidad, con una enorme disciplina, con una enorme dedicación al trabajo. Ha sabido asumir esta jefatura”.

El Comandante Daniel Ortega concluyó saludando al nuevo jefe de la CFAC, enunciando que “seguimos comprometidos en esta lucha hoy más que nunca, cerrando más filas, para enfrentar mejor los desastres que sigue provocando el huracán, es cierto que ya salió pero dejó las lluvias, se está formando otro y no podemos confiarnos. Máximo de cooperación entre todos nosotros para enfrentar los daños del huracán, salvando vidas”.





Compartir vía:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *