Expertos de 15 países concluyen que el acoso laboral es fruto del neoliberalismo Managua. Radio La Primerísima

Expertos de 15 países concluyen que el acoso laboral es fruto del neoliberalismo Managua. Radio La Primerísima
Compartir vía:

Managua fue sede del VI Congreso Iberoamericano sobre el Acoso Laboral e Institucional en donde expertos de 15 países concluyeron en una declaratoria que el acoso laboral es fruto del neoliberalismo.

Los especialistas además reiteraron el rechazo a la agudización del modelo neoliberal capitalista, responsable y promotor de la mayor ola de migraciones por razones laborales y económicas en Latinoamérica.

Así mismo rechazaron el desmontaje de las condiciones laborales, del empleo digno y de la seguridad social, al impulsar las reformas laborales que desmejoran la calidad de vida y arrebatan los derechos de las personas, llevando a las trabajadoras y trabajadores a la pobreza extrema, el desempleo y el abandono a los que son sometidos nuestros pueblos por gobiernos de corte neoliberal en la región, que con sus políticas provocan la precariedad y marginalidad de las relaciones laborales y la feminización de la miseria como acto de violencia contra las mujeres en el mundo.

“Respaldamos todos los esfuerzos por alcanzar la paz, bajo la luz de un sol que no declina, como expondría el poeta Nicaragüense Rubén Darío, por preservar y restituir los derechos de la clase trabajadora, por alcanzar la felicidad individual y colectiva de los seres humanos”, señalan en su declaratoria.

DECLARACIÓN FINAL DEL VI CONGRESO IBEROAMERICANO SOBRE ACOSO LABORAL E INSTITUCIONAL

Managua. 26, 27 y 28 de noviembre 2021.

Compañeras y compañeros, el día de hoy 28 de noviembre, estamos dando por concluido en la ciudad de Managua, con sede en la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN – Managua), en el auditorio Fernando Gordillo, el VI Congreso Iberoamericano sobre Acoso Laboral e Institucional, organizado en esta ocasión por la Red Nicaragüense por una Cultura de Paz, contra la violencia en el trabajo y la familia (red Blanca Estela).

Habiendo sido alcanzados los mejores resultados en cuanto a la cantidad y calidad de los trabajos de investigación presentados, las vivencias y estudios relacionados con las diferentes manifestaciones de la violencia ejercida en la esfera laboral de las personas, con implicancia en diferentes aspectos de su integridad humana; consideramos importante declarar lo siguiente:

Que los necesarios avances tecnológicos que ha alcanzado la humanidad no pueden seguir siendo justificación para suprimir el pleno desarrollo de la vida de las personas trabajadoras y su derecho a vivir en un ambiente laboral libre de violencia.

Que la reciente adopción del Convenio 190 de la OIT es la oportunidad de impulsar su ratificación por parte de los estados miembros, lo que constituye un reto para las organizaciones y personas que participaron en este evento y que día a día realizan los más notables esfuerzos en sus entornos nacionales por alcanzar la definitiva normatización de sus preceptos.

Que estamos comprometidas todas las personas participantes y convocantes de este Congreso, a velar por el establecimiento de prioridades de lucha encaminadas a la formación en temas de identificación de hechos que constituyan violencia y acoso laboral, a comprender los aspectos inmovilizadores que invaden a las personas victimizadas, al combate y enfrentamiento tanto legal como sindical, político y sobre todo humano al acoso y demás formas de violencia con incidencia en la salud física y mental de las personas, como garantía de la superación de este fenómeno.

Que ha sido un saber sostenido en la mayor cantidad de investigaciones y trabajos presentados, la pérdida de vidas humanas y la depresión como producto del acoso laboral, entre otras afectaciones que se constituyen en efectos directos del maltrato, las humillaciones, la violencia física y psicológica, que son a su vez elementos propios de actitudes sostenidas, enseñadas, creadas y necesariamente reproducidas por el modelo neoliberal que impera en el mundo y que suprime la humanidad de las personas por el predominio del capital.

Que ante el poder global que gobierna el mundo, sostenido por pilares de individualismo y menoscabo de la dignidad de las personas trabajadoras mediante la explotación, la única respuesta posible para superar la crisis moral y sistémica es la unidad de todos los agentes de cambio en pro de las personas que producen con su trabajo la riqueza y que son acreedoras de derechos fundamentales que requieren de su efectivo desarrollo.

Que a dos años de la histórica adopción del Convenio sobre Violencia y Acoso (Convenio 190 OIT), el único camino posible de las organizaciones y las personas que participamos en este Congreso es la promoción de su ratificación en cada uno de nuestros países.

Reiteramos nuestro rechazo a la agudización del modelo neoliberal capitalista, responsable y promotor de la mayor ola de migraciones por razones laborales y económicas en Latinoamérica, así como del desmontaje de las condiciones laborales, del empleo digno y de la seguridad social, al impulsar las reformas laborales que desmejoran la calidad de vida y arrebatan los derechos de las personas, llevando a las trabajadoras y trabajadores a la pobreza extrema, el desempleo y el abandono a los que son sometidos nuestros pueblos por gobiernos de corte neoliberal en la región, que con sus políticas provocan la precariedad y marginalidad de las relaciones laborales y la feminización de la miseria como acto de violencia contra las mujeres en el mundo.

Respaldamos todos los esfuerzos por alcanzar la paz, bajo la luz de un sol que no declina, como expondría el poeta Nicaragüense Rubén Darío, por preservar y restituir los derechos de la clase trabajadora, por alcanzar la felicidad individual y colectiva de los seres humanos.

Retomamos los compromisos del V Congreso celebrado en Cuba, cuando siguen siendo vigente los siguientes compromisos:

  • Hacer visibles las causas y consecuencias de la violencia laboral mediante la investigación y estudio de estos fenómenos en el entorno laboral, con lo cual garantizamos que las trabajadoras y trabajadores las reconozcan y dominen los factores psicosociales y organizacionales que impiden el ejercicio pleno de sus derechos humanos, tanto a la vida como al empleo digno y a la salud en general.
  • Seguir fortaleciendo el movimiento sindical y hacemos votos por la unidad de sus organizaciones para el fortalecimiento de las Redes en aras de ambientes laborales libres de violencia.
  • Colaborar con las instituciones estatales, gubernamentales y empresariales para que los gobiernos ratifiquen el Convenio 190 de la OIT como marco propicio para que la propia Declaración de Principios y Derechos Fundamentales, y la promulgación de normas nacionales al respecto, contribuyan a la prevención, enfrentamiento y erradicación de esta pandemia del siglo XXI.
  • Reiterar el llamamiento a que se ponga fin al bloqueo económico y financiero contra Cuba, y a las acciones criminales contra la soberanía de Venezuela y Nicaragua, que constituyen una amenaza sobre Nuestra América por parte de poderes imperiales en el ejercicio de sus ansias de dominación de nuestros pueblos.

Por último, se informa que, como parte de la Red Iberoamericana por la Dignidad de las Personas y las Organizaciones, la República de Nicaragua por medio de la delegación de la compañera Arlen Cuadra, entrega la presidencia de este Congreso, a la compañera Silvia Franco de la República Oriental del Uruguay, sede del próximo VII Congreso Iberoamericano sobre acoso laboral e institucional.

Dada en la ciudad de Managua a los 28 días del mes de noviembre del año 2021.

Compartir vía:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.