Nica que asesinó a peruano en Costa Rica es condenado a 44 años de cárcel Limón, Costa Rica. Diario Extra

Nica que asesinó a peruano en Costa Rica es condenado a 44 años de cárcel Limón, Costa Rica. Diario Extra
Compartir vía:

Caín Gutiérrez Alfaro, nicaragüense de 34 años, pasará 44 años en la cárcel por asesinar, en el 2018, a Wálter Nelson Antay Rodríguez, un hombre de origen peruano, con residencia en Costa Rica y quien 10 años de vivir en el país, específicamente en Limón.

Antay era conocido en la zona como Rostrán, quien tenía propiedades y una soda en el centro de la provincia caribeña.

Según fuentes policiales, Gutiérrez le colaboraba a la víctima en su negocio y tenía la intención de matarlo para quedarse con las propiedades y también con el comercio.

Cuando perpetró el hecho contra el peruano, el asesino lo descuartizó en 22 pedazos y, según la policía judicial, lo metió en ocho bolsas plásticas negras dentro de un congelador.

El peruano vivía en nuestro país con su hijo, quien en ese momento tenía 16 años y era producto de una relación entre el suramericano y una exesposa nicaragüense. Al final de su vida, Antay mantenía una relación sentimental con una guanacasteca.

Rostrán y el asesino se conocieron debido a que el homicida también le colaboró a la exesposa del peruano en un negocio en Nicaragua.

El asesino luego, para apoderarse de los bienes del suramericano, utilizó dos abogados, quienes le hicieron escrituras fraudulentas.

Estos abogados también fueron condenados a 3 años con beneficio condicional de la pena, lo que significa que durante ese periodo no pueden cometer ningún delito.

PLAN MAQUIAVÉLICO

Entre su estrategia para no dejar rastro ni levantar sospechas, el homicida se dejó el teléfono del fallecido y desde inicios de setiembre del 2018 se hizo pasar por él.

Así, el asesino le decía a la compañera sentimental del peruano y a su hijo que no quería estar más con ellos y que se iba a alejar. En ese plan el hombre duró al menos dos meses hasta que la guanacasteca decidió poner la denuncia de la desaparición.

EL MISMO PLAN DOS VECES

Cuando las autoridades comenzaron las investigaciones, se cuestionaron por la exesposa del peruano que se presumía que estaba en Nicaragua.

Entre las indagaciones, dieron que la mujer fue asesinada y encontrada en una fosa de su propiedad.

Lo relevante del caso es que ella y el asesino del suramericano también vivieron juntos y los investigadores nicaragüenses indicaron a las autoridades nacionales que el principal sospechoso de darle fin a la exesposa del peruano era Caín Gutiérrez Alfaro, quien tras cometer el delito huyó a Costa Rica.

Gutiérrez, luego de matar a la nicaragüense, también se dejó su celular y lo utilizó para hacerse pasar por ella y comunicarse con los familiares.

“La señora desaparece y solo se comunicaba por WhatsApp y por redes sociales con familiares y conocidos. Como Gutiérrez Alfaro quedó solo en la casa, la vendió y luego se vino a Costa Rica, donde comenzó a vivir y a trabajar con Antay desde hace unos dos años”, indican las investigaciones del caso.

Eso lo lograron constatar luego de que, en los allanamientos para dar con el asesino, le encontraron celulares de los dos fallecidos, que eran usados para mantener una comunicación constante con personas cercanas a las víctimas y no levantar sospechas.

Compartir vía:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.