Aumenta malestar en Chile contra gobierno de Sebastián Piñera Santiago de Chile. Prensa Latina

Compartir vía:

Un creciente malestar en amplios sectores sociales, centrado en la figura del presidente Sebastián Piñera, caracterizaron el acontecer en Chile en la semana que finaliza.

Lo más sobresaliente en estos siete días fue la renuncia del general Mario Rozas a la jefatura de Carabineros de Chile, tras dos años en ese puesto y una larga cadena de hechos de violencia policial que multiplicaron las exigencias de su destitución.

La decisión del alto oficial fue catapultada por los sucesos del miércoles en la sureña región del Biobío, donde dos menores de 14 y 17 años fueron baleados por carabineros al interior de un hogar del Servicio de Atención a Menores, en un incidente que todavía se investiga y que condujo a la detención de uno de los uniformados.

La noticia generó amplia repulsa en el mundo político y organizaciones sociales y de derechos humanos contra el General Rozas, cuya salida fue pedida incluso y por primera vez, desde el oficialista partido Renovación Nacional.

El presidente Sebastián Piñera aceptó la renuncia, pero no profirió críticas a la cuestionada gestión de Rozas, sino que reiteró su ‘aprecio y gratitud’ por lo que calificó como ‘extraordinaria labor’ en los tiempos difíciles que le tocó encabezar el cuerpo policial, y se refirió a los menores heridos como ‘accidentados’.

Esas expresiones provocaron un profundo malestar y llevaron a numerosos políticos y personalidades a señalar al mandatario como responsable también de la aguda crisis institucional que padece Carabineros.

Paralelamente, durante la semana la comisión de Constitución del Senado estuvo discutiendo una reforma constitucional para un segundo retiro de fondos de pensiones que es respaldada por gran parte de la población, pero a la cual el gobierno se opone.

Sobre ese asunto, en una reunión con grandes empresarios de la Sociedad de Fomento Fabril, el mandatario subió el tono de sus críticas y dijo que un grupo de parlamentarios están ‘haciendo un uso abusivo de un resquicio constitucional’ y pretenden escribir una Constitución paralela.

Asimismo el gobierno a última hora presentó un proyecto paralelo para ese retiro del 10 por ciento con una serie de condiciones que a juicio de muchos resultan abusivas y son rechazadas incluso por numerosos legisladores oficialistas.

Además, Piñera ha amenazado con impugnar ante el Tribunal Constitucional la reforma impulsada por la oposición, todo lo cual acentuó el criterio de que La Moneda sigue ajena a los padecimientos de millones de chilenos en medio de la crisis económica y social.

Estos hechos han sido ingredientes del creciente malestar, que este viernes se desencadenó en fuertes disturbios en el centro de la capital, cuando miles de personas intentaban marchar hasta el palacio de La Moneda, convocadas por redes sociales, con el objetivo de exigir la renuncia del mandatario y su gobierno.

Compartir vía:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *