OMS insta a prohibir consumo de productos del tabaco en escuelas Ginebra. Prensa Latina

OMS insta a prohibir consumo de productos del tabaco en escuelas Ginebra. Prensa Latina

La OMS llamó a prohibir fumar y vapear en las escuelas, en juegos al aire libre y en la parada del autobús escolar, al considerar que los jóvenes siguen siendo hoy blanco del tabaco y la nicotina.

Para la Organización Mundial de la Salud (OMS), el enfoque de la industria tabacalera ha dado lugar a un mayor uso de los cigarrillos electrónicos, donde nueve de cada 10 fumadores comienzan antes de los 18 años y algunos tan temprano como a los 11.

Consideró también que teniendo en cuenta que los niños pasan casi un tercio de sus horas en la escuela, y que gran parte de la presión de grupo a la que se enfrentan se produce dentro de estos entornos educativos, las escuelas desempeñan un papel fundamental en los esfuerzos de alejarlos del hábito de fumar.

La agencia sanitaria de Naciones Unidas señaló que aunque el consumo de tabaco ha disminuido entre los adolescentes hay un aumento de nuevos productos de tabaco y la nicotina, incluidos los cigarrillos electrónicos que carecen de advertencias para la salud.

Si no se adoptan medidas urgentes ahora, existe el riesgo de que la próxima generación de consumidores de tabaco y nicotina sea reclutada a través de las prácticas poco éticas de las industrias tabacaleras, alertó el director regional de la OMS para Europa Hans Henri Kluge,

También el director de Promoción de la Salud de la OMS, Ruediger Krech afirmó que los jóvenes deben ser protegidos del mortal humo de segunda mano y de las emisiones tóxicas de los cigarrillos electrónicos, así como de los anuncios que promocionan estos artículos.

De acuerdo con esa agencia el tabaco mata a ocho millones de personas cada año, es decir, a una cada cuatro segundos, mientras 1,3 millones fallecen a causa del humo que ni siquiera consumen sino que respiran de segunda mano.

Asegura además que la mitad de los niños del mundo exhalan aire contaminado por el tabaco y, como consecuencia, 51 mil de ellos mueren cada año por exposición a esas emanaciones del tabaco.