El pueblo ha quedado investido como Presidente Por Nan McCurdy | Alliance for Global Justice - NicaNotes

El pueblo ha quedado investido como Presidente Por Nan McCurdy | Alliance for Global Justice - NicaNotes
Compartir vía:

El 10 de enero Daniel Ortega fue investido presidente y Rosario Murillo, vicepresidenta. El acto central en la Plaza de la Revolución fue acompañado por Sandinistas que celebraron la toma de posesión en toda Nicaragua con pantallas gigantes. Una vez juramentado, con la banda presidencial sobre el pecho, Daniel repitió su acción de 2007, 2012 y 2017: Se quitó la banda y luego la entregó simbólicamente al pueblo: El Pueblo Presidente. La multitud estalló en celebración. Ortega pidió a decenas de miles de sandinistas reunidos en los 153 municipios del país que juraran luchar con todas sus fuerzas para derrotar el hambre, la pobreza y el atraso en desarrollo.

“Sigamos adelante… construyendo la paz para combatir la pobreza, construyendo la paz para que haya caminos y carreteras. construyendo la paz para que las familias se sientan seguras; sus hijos se sientan seguros en su trabajo; se sientan seguros de tener una vida digna. Ese es nuestro compromiso, queridos hermanos nicaragüenses, todos estamos en esto y por eso decimos que el pueblo es presidente”, exclamó emocionado.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y el presidente de Cuba, Miguel Díaz Canel, acompañaron la inauguración, lo cual electrizó a la multitud que aclamó con entusiasmo la llegada de cada uno de los presidentes. Hasta el Presidenta Ortega abandonó la tarima para salir y recibirlos cuando llegaron al evento.

Junto a los representantes oficiales de decenas de países, entre ellos Honduras, México, China, India e Irán -países que representan a 2.500 millones de personas- también habían más de 300 periodistas y activistas solidarios de 21 naciones acompañando la inauguración. “Y aquí están delegados de muchos gobiernos que han sido mencionados, pueblos Hermanos, pueblos Amigos. Y ahí donde los gobiernos europeos o el Gobierno yanqui no mandan delegados, qué mejor expresión, qué mayor orgullo que tener aquí como representantes del pueblo norteamericano y de los pueblos europeos a ciudadanos, a hombres y mujeres dignas que luchan en su país … por la verdadera dignidad, por la verdadera Independencia de sus propios países y porque se instale una verdadera democracia en sus propios países”.

“Qué mejor y más digno representante puede tener el pueblo norteamericano que Brian Wilson, que entregó su vida. Le lanzaron el tren militar, y todo filmado, y le destruyeron las piernas. ¿Y dónde estaban los derechos humanos? ¿Y dónde estaban los europeos? ¿Y quién condenó ese crimen, quién lo condenó, si es el mismo gobierno yanqui es el que promovía esos crímenes”? Escribió Willson: el Presidente Ortega habló durante más de una hora sobre los nuevos acuerdos de la ruta de la seda con China, la historia continua del imperialismo estadounidense y los continuos avances de la revolución sandinista de Nicaragua. No necesitó ni notas ni teleprompter, lo que contrasta con los presidentes estadounidenses. Habló directamente desde su corazón y sus experiencias, sin ninguna pausa”.

El Presidente Ortega indicó que Nicaragua y la República Popular de China tuvieron un encuentro histórico donde firmaron cuatro tratados de cooperación, destacando el Memorando de Entendimiento sobre la cooperación en el marco del Cinturón Económico de la Ruta de la Seda. “La Revolución China y la Revolución Sandinista son revoluciones … con un mismo camino, con un mismo destino, que es acabar con la pobreza”, subrayó Ortega.

El mandatario exigió el fin del bloqueo y las sanciones de Estados Unidos a Cuba y Venezuela: “Y si se tiene algún respeto por la democracia, cuando la inmensa mayoría de los pueblos del mundo, los gobiernos están diciendo que cese el bloqueo, pues que acate el gobierno yanqui, si tiene alguna pizca de respeto por el derecho Internacional y que cese el bloqueo en contra de Cuba. Y que cese el bloqueo en contra de la hermana República Bolivariana de Venezuela. Un bloqueo brutal, criminal, donde los persiguen, los encausan, les inventan crímenes, simplemente, porque buscan cómo garantizar los alimentos de las familias venezolanas, que es lo que estaba haciendo ese hermano que estaba delegado por Venezuela ante la Comisión de Diálogo allá en México, Alex Saab”.

El presidente Ortega dejó claro que seguirán construyendo un nuevo camino de prosperidad para el pueblo con extraordinarios avances y que lo podrán hacer porque ya no están dispuestos a ser una colonia de Estados Unidos.

“Vamos a seguir luchando con dignidad, defendiendo siempre la patria, defendiendo siempre la soberanía, porque solamente con soberanía, con dignidad, con conciencia, es que se logran alcanzar las grandes victorias”.

(*) Nan McCurdy cubrió la juramentación para Alliance for Global Justice – NicaNotes

Compartir vía:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.