La unidad por la paz y la paz como camino de prosperidad Por Rosario Murillo Zambrana (*)

La unidad por la paz y la paz como camino de prosperidad Por Rosario Murillo Zambrana (*)
Compartir vía:

Cada vez que encuentro, que veo, que siento, que percibo el ambiente que hay en Nicaragua, sé, estoy segura, estoy cierta, que el pueblo nicaragüense privilegia la paz, que es una necesidad, porque la paz es vida, trabajo, estabilidad, prosperidad. Y la paz nos convoca a todos, por lo tanto es unidad para la prosperidad. Y es juntos que somos fuerza de pueblo que vence. Y es juntos que sabemos que es nuestro el porvenir. Y es juntos que vamos creando las victorias de estos nuevos tiempos.

¿Qué queremos? Trabajo, paz, familia, valores, comunidad. ¿Qué queremos? Vivir tranquilos y sentirnos de verdad bendecidos. No como ellos dicen por ultimátum que legitimaban traiciones y aberraciones contra el pueblo de Dios. ¡No! Bendecidos, porque somos capaces de trascender y de reconocer que sólo en paz, y unidos, es que triunfamos. Y aquí todos los triunfos son de un pueblo, que quiere, que demanda, que demuestra su voluntad y su deseo, que reafirma, nuestro, porque somos pueblo, compromiso de paz y bien.

Cada vez que nuestro Comandante Daniel aborda esos días dolorosos, terribles, uno tiene que decir que –para muchísimos de nosotros– lo más doloroso fue ver a quienes se consideraban autoridades eclesiales, unidos, y bendiciendo la aberración, la destrucción, bendiciendo ese momento trágico.

¿Cómo puede una autoridad eclesial bendecir tragedias, dolores, sufrimientos, muertes? Todo eso a muchos nos dejó tantas dudas sobre el rol de personas, de seres humanos, porque al fin y al cabo eso se espera de seres humanos que llaman “ordinarios”, pero de quienes se consideran autoridades extraordinarias –que no lo son– uno nunca espera semejante aberración.

Siempre he dicho que aquellos que convocaron a exorcismos, debían ser exorcizados ellos mismos. Y siempre digo: Dios mío, la comunicación y sobre todo de las iglesias, debe ser para promover paz y bien. Hoy es día de San Francisco de Asís ¡paz y bien! No para alborotar maleficios –porque en eso han caído: alborotadores de maleficios– por ahí, hurgando siempre, para tratar de encontrar maleficios, maldades, perversiones.

Ídolos de barro

¿Cómo va a creer uno en ese tipo de personajes? ¡Imposible! Porque crecimos cultivando fe, esperanza; en ese tiempo decíamos caridad, ahora decimos solidaridad (y de repente, la culpa es de uno). Digo yo: ídolos de barro, pies de barro.

Por eso, cuando el Comandante Daniel habla de esos temas a uno el alma se le sollama con el recuerdo de la maldad. Yo no puedo digerir todavía algunas conversaciones que tuve con algunos de estos hermanos, porque los seres humanos todos somos hermanos, sobre todo cuando nos sentimos verdaderos cristianos. Y decía: pero ¿cómo pueden ustedes estar apadrinando crímenes, violencia, terrorismo y abortismo? ¡Ah, no!, pero es que ellos no están ahí como abortistas, están ahí como “sociedad civil”. ¡Cuántos crímenes se cometieron como “sociedad civil”!

Recuerden: hay quienes saben de esas conversaciones, porque las tuvieron conmigo. ¿Y no les remorderá la conciencia haber promovido esa interrupción de la paz, que es lo que las familias nicaragüenses privilegiamos?

Yo cuando veo los números en los estudios de opinión que se hacen, que se publican, que se difunden, digo: lo que esos números demuestran es la necesidad de paz de las familias nicaragüenses, que –como decía nuestro Comandante Daniel– vamos construyendo paz como camino, y votando por la paz y el bien. Eso es lo que queremos, el bien, la verdad, la paz. No queremos más fraudes, ni falsos, ni falsificaciones. Queremos el bien, la verdad, y eso es paz. Y eso es amor. Y eso es Nicaragua.

Nicaragua siempre será bendita y Nicaragua siempre saldrá adelante, porque somos un pueblo de cariño, tenemos familias que amamos la patria y que necesitamos paz, para vivir, para prosperar unidad para la prosperidad. Para progresar. Para continuar cambiando, para bien, la vida de todos.

Así es que hoy, Día de San Francisco, yo como creyente de San Francisco de Asís, ¡paz y bien!

Promotor de entendimiento, de cariño, de paz hoy día de nuestro General Benjamín Zeledón, que dio todo por la Patria, amor a Nicaragua, en este día de inicios de octubre victorioso, con tanto patrimonio heroico, cuántos nicaragüenses han ofrendado sus vidas por la paz, cuántos han sido víctimas del odio, de la injerencia, de la intervención, y con eso, con odio, e injerencia, ¡nunca más!

Hoy 4 de octubre nos sentimos cada vez más privilegiados y honrados de ser un pueblo y una patria de soberanía nacional. Estas elecciones, este camino es soberano, aquí votamos los nicaragüenses, y aquí queremos paz y respeto, las familias nicaragüenses.

Vayamos adelante, siempre protagonizando la unidad por la paz y la paz como camino de prosperidad. Nos entendemos, nos abrazamos y sabemos que sin paz no hay vida, que la paz es imprescindible, la paz y el bien, Ese sentido de prójimo y ese sentido de equidad, ese sentido de responsabilidad y ese sentido de fidelidad: ser fiel a la Patria y fiel al pueblo, fiel a esta tierra sagrada que nos ha visto nacer, crecer, y seguir adelante en vida, en salud y en fortaleza.

(*) Declaraciones de la Vicepresidenta de Nicaragua, después del Mensaje del Presidente-Comandante Daniel el 4 de Octubre de 2021

Compartir vía:

Un comentario en «La unidad por la paz y la paz como camino de prosperidad Por Rosario Murillo Zambrana (*)»

  1. Que los malos hijos de Nicaragua la dejen en paz. La mayoria de los Nicaraguenses lo que queremos en vivir en paz, trabajar para vivir bien, sin temor a una guerra. Quien quiere una guerra y para rrematar con pandemias. Solo imaginense el panorama que nos esperaria , eso queremos para nuestra familias, nuestros hijos, NO VERDAD. ? La unidad hace la fuerza por una Nicaragua bendita. El 99% de la poblacion nicaraguense quiere una Nicaragua prospera , que siga creciendo economicamente como ha venido haciendolo a partir del 2007 y a pesar de todos los males que le desean al pueblo Nicaraguense, los proyectos no se han detenido , los beneficios y programas continuan a pesar de las limitaciones.
    Como dice Bekka Mohally Renk : En los ultimos 14 años Nicaragua se ha convertido en un ejemplo que todo el mundo necesita conseguir con urgencia: un modelo de desarrollo equitativo, verde y a favor del pueblo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *