Occidente se desespera porque Ucrania sufre demasiadas bajas Por Alexei Sukonkin | Agencia Federal de Noticias (RIAFAN), Rusia

Occidente se desespera porque Ucrania sufre demasiadas bajas Por Alexei Sukonkin | Agencia Federal de Noticias (RIAFAN), Rusia
Compartir vía:

Kiev es consciente de la escasez de personal en las fuerzas armadas, y la eficacia de los instructores extranjeros es cuestionable.

Las autoridades ucranianas, decididas a frustrar la operación especial de Rusia para defender Donbass, ya han movilizado a más de centenares de miles de hombres. Ahora las mujeres también están sujetas a la conscripción.

Hasta ahora, sin embargo, no han sido convocadas en masa, pero hay muchas razones para creer que la negativa masiva de la población masculina a presentarse como voluntarios para luchar por el régimen nacionalista de Kiev llevará tarde o temprano a la necesidad de legalizar también el reclutamiento de mujeres. Los dirigentes ucranianos se ven obligados a buscar formas de subsanar la escasez de personal resultante de las enormes pérdidas y deserciones.

Todo parece poco realista. Y hace dos meses nadie hablaba de la necesidad de movilizar a las mujeres, salvo aquellas del sexo débil cuyos conocimientos profesionales pudieran ser útiles en el ejército y que hubieran estado previamente en la lista de reclutamiento militar. Ahora las autoridades militares ucranianas están debatiendo seriamente la creación de batallones de mujeres para reforzar la defensa.

Resulta aterrador pensar en lo que esto supondrá en la realidad. El deseo de Kiev de arrojar a más y más ucranianos bajo el cuchillo de la guerra hace tiempo que dejó de corresponder al espíritu de patriotismo destinado a defender el país. Ahora se trata simplemente de la destrucción de su propio pueblo, que a costa de su vida está encubriendo la incapacidad del régimen de Kiev para resolver las contradicciones resultantes de forma diplomática.

Enormes pérdidas

Como declaró el ministro de Defensa ucraniano, Oleksiy Reznikov, el número de ciudadanos movilizados en las Fuerzas Armadas de Ucrania (AFU) asciende actualmente a 700,000. Otros 60,000 fueron reclutados en el Servicio de Fronteras, hasta 90,000 se incorporaron a las filas de la Guardia Nacional y 100,000 a la policía. En total, dijo Reznikov, más de un millón de personas prestan actualmente sus servicios en el sector de la seguridad y la defensa en Ucrania.

Una gran parte de los reclutas movilizados son asignados a los Comandantes de la Defensa Territorial, y también se incorporan a las brigadas de combate en forma de refuerzos de marcha. Sólo podemos hablar convencionalmente de la formación de los reclutas.

La tasa de reducción de personal de las unidades que se oponen a las fuerzas rusas y aliadas es muy alta. Por esta razón, el mando de las Fuerzas Armadas de Ucrania (AFU) simplemente no tiene tiempo para proporcionar a los movilizados al menos los conocimientos militares básicos de las especialidades a las que están asignados.

Así, por ejemplo, las pérdidas de la 79ª Brigada de Asalto Aerotransportada superaron el 80%, y las de la 24ª Brigada Mecanizada el 60%. Estas formaciones, que han perdido completamente su eficacia en el combate, han sido trasladadas a Dnipropetrovsk para reponer su personal. La situación en otras formaciones y unidades de las Fuerzas Armadas de Ucrania es similar.

El trabajo sistemático de la artillería y la aviación rusas, así como de las tropas de misiles y de tierra, que están llevando a cabo ataques masivos contra los lugares de concentración de las tropas enemigas, causando enormes bajas, también está echando leña al fuego. Sólo en los últimos días, estos ataques se han producido en los emplazamientos de varias brigadas a la vez: la 92ª, 72ª y 115ª mecanizadas, la 65ª y 66ª de infantería motorizada, la 40ª de artillería, la 46ª aeromóvil, así como las 118ª, 123ª y 127ª de defensa territorial. En cada caso murieron 100 o más personas.

Igualmente perjudicial es el trabajo sistemático de la artillería de campaña, que está mezclando con el terreno las posiciones defensivas de las AFU en la línea de contacto. En tales condiciones de guerra posicional, la pérdida de personal no depende de su grado de preparación, sino que es sólo una consecuencia de la táctica elegida por la cúpula militar de las AFU. Kiev está convencido de que sólo el gasto diario de miles de sus conciudadanos puede impedir la desnazificación de Ucrania.

Desde el mando de las AFU se opina de forma caníbal que a costa de la muerte de estas personas sin formación se podrá sacar tiempo para la formación de algún “personal más inteligente” en los países occidentales. Y entonces, como asegura el asesor presidencial ucraniano Oleksiy Arestovich, en un futuro muy cercano el ejército lanzará un contraataque decisivo que “permitirá volver a las fronteras a partir del 24 de febrero”.

¿Tiene sentido entrenar en el extranjero?

Según el Secretario de Defensa británico, Ben Wallace, unos 10,000 militares ucranianos han llegado al reino para realizar cursos de formación de combate. Se ha informado de que los soldados de las AFU pronto recibirán formación básica. Esto, según explica Wallace, es el manejo de las armas personales, los primeros auxilios en el campo, el aprendizaje de algunos tipos de equipo militar, el estudio de las tácticas de patrulla y las leyes de los conflictos armados.

Aunque el mando de las Fuerzas Armadas ucranianas se siente alentado por la recepción de equipos militares occidentales, su cantidad (incluso con casos ocasionales de uso exitoso) no permite esperar seriamente un cambio decisivo en la ventaja militar. Sí, las fuerzas rusas y aliadas tendrán que redirigir parte de sus recursos a la búsqueda y destrucción de los lanzacohetes HIMARS o Harpoon, pero la situación operativa en su conjunto no puede ser cambiada por esos “juguetes” occidentales, al menos no en el número para esperar un avance ucranazi.

Los expertos serios del Reino Unido también ven con recelo el proceso de entrenamiento de combate de las Fuerzas Armadas. Diez mil hombres es, sobre la base de la media de bajas diarias ucranianas, alrededor de una semana y media. Al final de este periodo, no habrá ningún soldado formado en el territorio del Reino Unido con vida. Algunos tendrán la suerte de ser capturados, otros serán heridos, pero es el valor de combate de estos hombres lo que se perderá después de una semana y media.

Todo porque, como ya se ha dicho, sin un cambio radical de táctica la destreza de combate de las bases frente al fuego de artillería no tiene importancia. Como demuestran las observaciones diarias sobre las actividades de las fuerzas armadas ucranianas, el Gobierno ucraniano no tiene prisa por cambiar de táctica con decisión. Además, no tienen prisa por enviar a los mandos medios y superiores de las brigadas en activo a formarse en las academias militares británicas o estadounidenses. Lo cual, sin embargo, ya no tiene sentido, ya que la cuestión del tiempo es muy apremiante en este momento.

Compartir vía:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.