Tantas obras en 15 años y algunos desafíos pendientes Por Orlando Antonio Palacios Navarrete

Tantas obras en 15 años y algunos desafíos pendientes Por Orlando Antonio Palacios Navarrete
Compartir vía:

1. Desarrollo del potencial económico productivo del país, en materia de soberanía alimentaria; impulso al emprendimiento en todos los rubros; la tecnificación del agro y la producción pecuaria de ganado mayor y menor; la creación del MEFCCA, sus capacitaciones; el rol de la mujer trabajadora.

2. El trabajo de las pymes, pequeños y medianos productores y artesanos del campo y la ciudad, sustento de la economía autogestionaria, generadora de la riqueza nacional, del empleo, del PIB, ejemplo de cómo estos sectores representan el cambio de modelo económico de países pobres en vías de desarrollo, sin ceder soberanía, ni copiar modelos de bancos capitalistas.

3. El impulso a la electrificación nacional en campos y ciudades, incluyendo zonas remotas del país: eso es una revolución dentro de la revolución. Hay comunidades que desde 1502, ahora por fin fueron iluminadas, hasta con paneles solares. Cambio profundo de la matriz energética y preponderancia de las fuentes renovables y energía limpia.

4. Desarrollo de la atención integral en salud; mejoramiento de infraestructura; adquisición de equipos médicos y de diagnóstico; creación centros de curaciones con calidad del primer mundo; capacitación de los recursos humanos del personal de salud; ferias de salud y visitas a las familias en sus propias comunidades; acceso universal a vacunas, etc. La vida del ser humano, como valor solidario de nuestro GRUN y ejemplo para el mundo, con las casas maternas por ejemplo.

5. Desarrollo integral del sistema educativo nacional púbico a todos los niveles, con nuevas infraestructuras, equipos tecnológicos, avances pedagógicos, metodológicos y de capacitación docente. Bachillerato en el campo, merienda escolar, censo de nutrición, bono a maestros y bachilleres, útiles y mochilas escolares a niños y niñas vulnerables, universidad en el campo, enseñanza de inglés en primaria y desde preescolar, manejo de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC), enseñanza del ajedrez en los últimos años del nivel primario, orquestas y coros estudiantiles, becas y educación tecnológica y de oficios gratuitos… La lista es más larga, pero eso demuestra la importancia que da este gobierno del FSLN y Daniel a la educación pública y en general. Pronto tendremos nuevos Rubén Darío y científicos en las generaciones venideras.

6. Desarrollo de la infraestructura de servicios básicos de agua, saneamiento ambiental, energía, carreteras, puentes, edificaciones de unidades de salud, escuelas, CDI, viviendas, instalaciones deportivas, parques, uso de banda ancha e internet, lugares de esparcimiento y recreación, etc., para llevar con eso un desarrollo nacional y mejoría de las condiciones de vida, seguridad, alegrías, tranquilidad y bienestar al pueblo nicaragüense y los habitantes de este amado país.

Esta lista es súper corta, no lleva un orden de prelación, pero a mi criterio marca los puntos más esenciales de avances visibles, palpables y medibles.

Siete desafíos

1. Preservación del medio ambiente y los recursos naturales, de manera sistemática, real y como eje transversal. Educación ambiental sostenido. Tratamiento de los desechos plásticos. Legislación y penalización más severa.

2. Educación política e ideológica más formal, integral y sistemática a la juventud en general y en lo particular a la JS19J, FES, UNEN; organizar de nuevo la ANS. Preocupa el relevo generacional en su formación a través de misiones de choque.

3. Creación de fuentes de empleo para jóvenes recién egresados de carreras técnicas y profesionales, impulso de leyes laborales del primer empleo en sector público, privado, mixto, asociativo.

4. Atención a personas de la calle, que deambulan en los cascos urbanos de las cabeceras departamentales, pordioseros, lumpen, consumidores y adicto a drogas, alcohol y sustancias inhalantes, personas de tercera edad ambulantes y en desamparo. El bienestar social. La revolución cristiana y solidaria debe tomar cartas en este asunto, es un deber ético, moral y humanitario. … Revolucionario. Poner a trabajar a MI FAMILIA, INSS, MINSA, ETC. Planes especiales de respuestas firmes y duraderas.

5. Hacer el Museo de la RPS. Ya tenemos 42 años y no hay un museo de la RPS. Hacer un nuevo Instituto de Estudios del Sandinismo (IES), que recopile la historia del último siglo en nicaragua. Que se les dé mantenimiento a las tumbas y monumentos de los Héroes y Mártires de la RPS en todas las etapas de lucha. Un pueblo que no conoce su pasado de lucha. Es un pueblo que repite los graves errores del pasado. Rescatar la memoria paisajística de sitios emblemáticos de las ciudades y sitios históricos.

6. Hacer un estudio económico financiero actuarial para cambiar la moneda en Nicaragua a mediano plazo sustituir el nombre de la moneda de curso legal en Nicaragua, ya no con el nombre de Córdoba, un invasor, colonialista español, sino denominar nuestra moneda como “Diriangén”. Las razones a estas alturas de la coyuntura nacional e internacional es sobrancera, más que justa, revolucionaria, oportuna y representara una vez más que somos un país, libre, soberano e independiente, ¡no somos colonia de nadie! Ese hecho lo va a confirmar de forma contundente. En comparación, la República hermana de Honduras ha mantenido al Lempira como su moneda nacional, ¿por qué ellos y nosotros no?

7. Rescatar el tren del Pacífico de Nicaragua. ¡Claro es inversión, lleva tiempo, pero es un deber histórico impostergable!

Compartir vía:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *