Orden Sandino a flecheros que derribaron al mercenario Hasenfus Managua. Radio La Primerísima

Orden Sandino a flecheros que derribaron al mercenario Hasenfus Managua. Radio La Primerísima

El Presidente Daniel Ortega impuso la noche de este martes, la Orden Augusto C Sandino en su máxima expresión a los “Cachorros de Sandino” que el 5 de octubre de 1986 derribaron un avión táctico de transporte C-123K tripulado por el mercenario Eugene Hansenfus, que iba a abastecer a los contrarrevolucionarios con armamento que tenían un campamento en Honduras.

“El tiempo ha pasado, pero la conciencia y el corazón se mantienen firmes como revolucionarios, como sandinistas”, enfatizó el dirigente.

Durante su intervención, Daniel relató la forma en que los jóvenes combatientes realizaron sus actividades militares para hacer posible el derribo del avión del mercenario de Hasenfus, que había sido miembro del Ejército de Estados Unidos y luego se convirtió en mercenario.

“Murieron tres en el avión, y sobrevivió uno que se lanzó en paracaídas, ése que ven ahí, el gringo agente de la CIA, había sido del Ejército norteamericano Eugene Hansenfus, fue el único que se salvó porque se lanzó en paracaídas”, recordó.

El Decreto Presidencial fue leído por la Vicepresidenta Rosario Murillo, durante un acto para recordar el inició de la insurrección final que condujo al triunfo de la Revolución contra la dictadura de Anastasio Somoza.

“El Presidente de la República de Nicaragua, Comandante Daniel Ortega Saavedra,

Considerando

Que Nicaragua ha ofrendado a sus mejores hijas e hijos en defensa de la dignidad, la soberanía, el honor y el decoro nacional, siguiendo el mandato sublime de nuestros padres, madres y próceres libertarios, Nicarao, Diriangén, Adiact; Andrés Castro, José Dolores Estrada; Benjamín Zeledón, Augusto C. Sandino, Blanca Arauz, Carlos Fonseca, Tomás Borge.

Y que en representación de tantos Héroes y Heroínas de nuestro gran pueblo nicaragüense, hoy son reconocidos como valientes hijos de la Patria:

El compañero combatiente Fernando Canales, cumplidor del Servicio Militar Patriótico, ahora médico y director del SILAIS de Zelaya Central;

El compañero combatiente Byron Montiel, cumplidor del Servicio Militar Patriótico, hoy ingeniero agrónomo, técnico en el SILAIS del departamento de Río San Juan;

El compañero combatiente Raúl Acevedo, cumplidor del Servicio Militar Patriótico, hoy abogado y alcalde del Municipio de El Cuá, Jinotega;

El compañero teniente Efraín Miranda, Miembro del Ejército, jefe de la primera compañía del Batallón Ligero Cazador Gaspar García Laviana, hoy agricultor y productor en la zona de El Castillo, Río San Juan;

El compañero teniente primero Pablo Betancourt, fundador del Ejército, jefe de plana del Batallón Ligero Cazador Gaspar García Laviana, hoy agricultor y productor en la zona de Las Azucenas, Río San Juan.

Nuestros valerosos hermanos, valientes hermanos, representando la nobleza y arrojo del pueblo nicaragüense, en la defensa de nuestros valores patrimoniales más excelsos, tienen el orgullo revolucionario de haber derribado el 5 de octubre de 1986, en plena guerra de agresión contrarrevolucionaria, el avión espía de la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos, que abastecía con armas y todo tipo de pertrechos a la sanguinaria contrarrevolución.

El avión fue derribado en las profundidades montañosas del municipio de San Miguelito, departamento de Río San Juan, exactamente en un punto conocido como Río Fajardito.

Durante esa acción honrosa, fue capturado por ellos, conducido y presentado ante las autoridades nicaragüenses, el mercenario yanqui Eugene Hasenfus.

Esa otra guerra de agresión contrarrevolucionaria, esa otra guerra de agresión contra Nicaragua, fue denunciada por nuestro país ante la Corte Internacional de Justicia, que sentenció a Estados Unidos a indemnizar al pueblo nicaragüense, por los graves daños causados, sentencia que se mantiene en pie y que el Gobierno de Estados Unidos se niega a cumplir.

¡Honor a quien Honor merece! Ellos representan aquí lo mejor del pueblo nicaragüense, del heroísmo de las mujeres, las familias, los varones, de este pueblo valiente y digno.

Por tanto

El Presidente de la República. en uso de las facultades que le confiere la Constitución Política:

Acuerda

Único:

Distinguir con la máxima condecoración que otorga el Estado nicaragüense, que es la Orden Augusto C. Sandino, en su máximo grado, a estos valientes soldados, hijos de Nicarao, Diriangén, Adiact, Andrés Castro, José Dolores Estrada, Benjamín Zeledón, Augusto Nicolás Calderón Sandino, Blanca Arauz, Carlos Fonseca, Tomás Borge, que han cumplido y cumplen con el sagrado mandato de luchar y vencer.

Managua, 28 de mayo de 2024

A 45 años del inicio de la Ofensiva Final Insurreccional en reconocimiento y profundo respeto a todos los Héroes, a todos los Mártires de la Liberación Nacional”

Captura de Hansenfus

Luego que triunfó la Revolución en el 1979 y que Ronald Reagan asumió la Presidencia de Estados Unidos en 1981, su política exterior fue agresiva a y se intensificó el ataque al proyecto sandinista financiando a la Contra.

Desde territorio hondureño se conformaron las fuerzas contrarrevolucionarias apoyadas por el Ejército de esa nación y asistidas por la Agencia Central de Inteligencia (CIA).

Los jóvenes que derribaron esa aeronave pertenecían al Batallón de Ligero Cazador “Gaspar García Laviana”.

Hasenfus capturado el 6 de octubre, es decir, un día después que fue derribado en la zona de las azucenas en el departamento de Río San Juan.