El ocaso del imperio y la trampa de Tucídides Por Roberto Briscioli * | Diario Página/12

El ocaso del imperio y la trampa de Tucídides Por Roberto Briscioli * | Diario Página/12
Compartir vía:

“Fue el ascenso de Atenas y el temor que eso inculcó en Esparta, lo que hizo que la guerra fuera inevitable”, Tucídides, 460 A.C.–361?, sobre la guerra del Peloponeso.

Historiadores, políticos, diplomáticos, especialistas en relaciones internacionales y periodistas expertos citan cada vez con más frecuencia la llamada “trampa de Tucídides”. Se refieren a la tensión estructural letal que se produce cuando una potencia nueva reta a otra establecida, que crea las condiciones para que estalle una guerra. El primero en describir este fenómeno fue el padre de la “historiografía científica” y de la escuela del realismo político, el ateniense Tucídides en su narración de la Guerra del Peloponeso (siglo V a.C.). Tucídides se enfocó en la inexorable tensión causada por el rápido cambio en el balance del poder entre dos potencias rivales.

Según un informe del Fondo Monetario Internacional, el PIB de China a valores de paridad de poder adquisitivo (PIB/PPA) ha ampliado su superioridad sobre Estados Unidos en 2019/2020, que ha pasado a tercer lugar, luego de la Unión Europea. China: 27.331.166 billones dólares (PIBPPA). Estados Unidos: 21.344.667 (PBI/PPA)

El FMI en su informe explica que el indicador PIB/PPA elimina la diferencia de precios entre las distintas economía, lo que permite comparar cuánto puede comprar cada país. La CIA a su vez señala que la medida del PIB nominal subestima el nivel de la producción de China. El PIB a paridad de poder adquisitivo, en cambio, proporciona la mejor medida para comparar la producción entre países. En otros términos, el PIB/PPA, permite establecer la relación entre producción y precios.

Lo que los medios de comunicación dominantes a nivel mundial han tratado de soterrar lo que ya el propio FMI, el Banco Mundial y por último la CIA se han visto obligados a visibilizarlo. Es decir: el principio del fin de la hegemonía imperial estadounidense.

El FMI es la punta de lanza de la instauración de políticas neoliberales que concentran riqueza a costa de mayor pobreza, cuyo ejemplo mundial más evidente es Estados Unidos Por su parte, la CIA es el brazo armado de la política imperial promotora de golpes de Estado, guerras, atentados. Es decir, ambas instituciones son esenciales de la política imperial, insospechadas de parcialidad antiestadounidense.

En términos dinámicos y con fines de proyección, en 2016 el PIBPPA de China era de 21 billones de dólares y el de Estados Unidos, 18,5 billones. Para el 2023 la economía china será 50 por ciento más grande que la de Estados Unidos. En 1981 China representaba el 10 por ciento de la economía de Estados Unidos, hoy es casi el 130 por ciento.

Tierras raras

La gran apuesta de la humanidad es evitar la trampa de Tucídides. Es decir, el hecho supuestamente inevitable que un imperio que cae lenta pero inexorablemente con poder militar, en este caso, de destruir varias veces el planeta, acepte la situación y abandone el sueño imperialista obsesivo y compulsivo de dominación mundial. Hay que agregar otro aspecto que incide en acelerar el deterioro imperial y el peligro de la trampa de Tucídides: las tierras raras u oxido de tierras raras.

Las denominadas tierras raras no son tierra ni raras. Se denomina así a un grupo variado de elementos químicosmetales. Se trata de un conjunto de 17 elementos. Dos son el escandio y el itrio y otros quince denominados lantánidos.

Estos elementos son irreemplazables para la fabricación de computadoras, baterías recargables, celulares, convertidores catalíticos, imanes para turbinas eólicas, iluminación fluorescente. Además son imprescindibles para la fabricación de baterías para automóviles eléctricos e híbridos, fibra óptica, sistemas armamentísticosespaciales.

La situación conflictiva es que China posee las mayores reservas de tierras raras con 44.000.000 de toneladas métricas y produjo 132.000 toneladas en 2019/2020 con seis empresas estatales, que ejercen un férreo control sobre el sector.

El segundo productor mundial es Estados Unidos con 15.000 toneladas y reservas por 1.400.000 toneladas, que  lo determina como un gran importador. La mayor concentración de depósitos luego de China son Brasil y Vietnam con 22.000.000 toneladas cada uno

Amenaza

La caída del PIB/PPA de Estados Unidos comparativamente con China se debe, entre otras causas, a la pérdida de productividad de su economía. Esto último se debe al retraso de la innovación tecnológica aplicada, emergente de Silicon Valley, donde las tierras raras como materia primas determinantes juegan un factor esencial.

Por ejemplo, en la carrera por el 5G, Estados Unidos está limitado de alcanzar el nivel chino. Se trata de una banda ancha con una velocidad de más de 10 veces superior al 4G, y que es esencia de la IA (inteligencia artificial) que, a la vez, es determinante para la superioridad militar.

El jefe de inteligencia de Estados Unidos, John Ratcliffe, dijo que China representa la mayor amenaza para Estados Unidos y también es la mayor amenaza para la democracia y la libertad en todo el mundo, desde la Segunda Guerra Mundial. Siguiendo a Lacan, lo que no dice Ratcliffe es que la democracia y la libertad no deben ser como valores lo que esencialmente son, sino que deberán cumplir los requerimientos de los intereses geopolíticos, políticos y económicos estadounidenses.

Dólar

El dólar es la punta de lanza del poder imperial. Es el símbolo que aplasta como país desde hace décadas con gobiernos carnales, tibios o dignos y la complicidad entreguista de las clases nativas dominantes, que lejos de ser una burguesía nacional son una oligarquía rentistafinanciera, parasitaria, fugadora de divisas.

El ocaso del imperio implica el ocaso del dólar como mecanismo de sumisión y el relajamiento de la hegemonía absolutista. El ascenso de China tiene como perjuicio que  ubica al país dentro de la vieja división del trabajo como proveedor de materias primas. Tiene la ventaja de la multipolaridad y la posibilidad del desarrollo de infraestructura necesaria para la industrialización a través del megaproyecto de la ruta de la seda

La imposibilidad de la industrialización fue siempre el plan maestro del imperio con la complicidad de la oligarquía financiera dominante y la partidocracia liberal. Se ha demostrado la capacidad de construir un país industrializado con inclusión social.

Argentina posee de calificados recursos humanos y cantidad y calidad de materias primas. Entre estas últimas, las tierras raras en la mina Bajo de la Alumbrera, donde provocando daños ambientales irreparables, se las extrae mezclada con el barro aurífero con precio superior al oro con la connivencia judicial, denunciado ante el Consejo de la Magistratura. Esa mina es propiedad de la multinacional Glencore ligada a Vicentin, denunciada en la justicia norteamericana en reportes de la FinCEn por presunto delito de sobornos.

El ocaso del imperio salvando la trampa de Tucídides es una oportunidad para bregar por la soberanía política e independencia económica. Para ello se requiere no olvidarse de una frase histórica de Néstor Kirchner: No dejaré mis convicciones en la puerta de la Casa Rosada.

(*) Docente. Contador público. Economista. Integrante del Club Argentino Arturo Jauretche.

Compartir vía:

Un comentario en «El ocaso del imperio y la trampa de Tucídides Por Roberto Briscioli * | Diario Página/12»

  1. La hegemonía de los EEUU y de sus lacayo Europeos, está tocando fondo; China, Rusia, India, Iran, entre otros países emergentes, están demostrando que el patrón dólar dejó de ser una moneda de referencia mundial, los EEUU y Europa si pretenden seguir subsistiendo en este planeta convulsionado por la pandemia, y las sucesivas crisis financieras, deberá entender que ya no impone su politica de la zanahora y el garrote, que su plan marshall y su programa de “asistencia humanitaria” en latinoamerica, hace rato hecho aguas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *