Es usted un sinvergüenza, presidente Lasso Por Hugo El búho

Es usted un sinvergüenza, presidente Lasso Por Hugo El búho
Compartir vía:

Bautizada como Pandora Papers, una nueva investigación periodística del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) reveló este domingo que 14 líderes mundiales en activo escondieron fortunas de miles de millones de dólares para no pagar impuestos. Entre esas figuras de la política está el actual presidente de Ecuador, Guillermo Lasso. La investigación del ICIJ señala que el también ex banquero llegó a tener vínculos con 14 sociedades offshore (la mayoría en Panamá), pero sus aspiraciones políticas lo llevaron a cambiar esa estructura cuando el ex Presidente Rafael Correa impulsó una ley que prohibía a los candidatos presidenciales tener sociedades en paraísos fiscales. Lasso sostiene que la mayoría de las firmas están inactivas; y sobre las restantes dijo que ya no son suyas o que no le reportan beneficios.

Los Pandora Papers revelan que Lasso aprobó que las acciones y activos de entidades panameñas se transfirieran a dos fideicomisos en Dakota del Sur, Estados Unidos a fines del 2017. “Siempre he cumplido con la ley ecuatoriana que prohíbe a candidatos y funcionarios públicos mantener compañías offshore, tal como lo he señalado en mis declaraciones juramentadas”, respondió Lasso a una carta enviada por el ICIJ y el diario El Universo.

De acuerdo con la investigación, Lasso era cliente de Trident Trust, uno de los mayores proveedores de entidades offshore del planeta. Esta compañía suiza es conocida por su discreción en este tipo de soluciones y aparece una y otra vez en las operaciones que destapa a filtración, al igual que el bufete Alemán, Cordero, Galindo & Lee (Alcogal), que cuenta con una infinidad de clientes en América Latina.

Según el diario español “El País”, la mayoría de las empresas de Guillermo Lasso, en las que el banquero era el principal beneficiario, tenían sede en Panamá. En caso de fallecimiento, los beneficios pasarían a su esposa María de Lourdes Alcívar y sus cinco hijos. “El País” también sostiene que a finales del 2017 se crearon dos fideicomisos en Dakota del Sur: Liberty Trust y Bretten Trust. Estos se hicieron con las acciones de la mayoría de las sociedades disueltas. Sobre estos fideicomisos, Lasso asegura en su respuesta: “No tengo ninguna relación de propiedad, control, beneficio o interés de ningún tipo”. En los documentos obtenidos en los Pandora Papers no se señalan los beneficiarios de los mismos.

Usted nos pedía sacrificio: usted es sinvergüenza

Consiguió su objetivo, presidente. Logró que el mundo nos conozca. Claro, no fue por ser un modelo de Estado, un país que recibe millones de dólares de inversión extranjera, por ser un destino turístico de excelencia. No. Primero, le estalló en la cara la matanza de la cárcel del Litoral. Claro, si ubica de director del sistema carcelario a un coronel, entrenado en la pacífica Escuela de las Américas, cuya única experiencia en el tema carcelario es haber estado preso, ¿qué esperaba?

Y ahora, gracias a sus paraísos fiscales, somos archiconocidos en todo el mundo, portada de los principales periódicos. ¡Maravilla! Gracias señor banquero por sacarnos del anonimato internacional, por hacer que millones de gentes en los cinco continentes sepan que nuestro primer mandatario es habilísimo para guardar su dinerito en paraísos fiscales, armar fideicomisos, ser un experto saltimbanqui en temas financieros. ¡Bravo! Si quiere le aplaudimos de pie.

Su explicación –a modo de justificación– de media noche fue tan triste. Pretender que le creamos que es un santo, un mártir del sacrificio humano, un devoto de la santísima trinidad de la honestidad, es pedir demasiado a un pueblo que detesta que le mientan, que le roben. Sí, que le roben. Porque ese discursito postero de que es su dinero y que uno con su dinero puede hacer lo que quiera, como llevarlo a cualquier paraíso fiscal, solo se lo creen el Vivanco, el Vera y algunos tictokeros de mala muerte.

Quien pone su dinero en una cuenta offshore es sospechoso de inicio. ¿Le costaba mucho dejar esa platita en el país? ¿No le gusta pagar impuestos? Es su país, el que le dio tantos y tantos millones, ¿y prefirió sacarlos? Cómo se hizo millonario ya es otro tema, escabroso también, pero lo mínimo que se les pide a los señoritos que han amasado fortunas es que inviertan ese dinero aquí. Aquí señor presidente, aquí. Un país con tantas necesidades, tan inequitativo, con miles de pobres y un número vergonzoso de niños desnutridos, necesita recursos. ¡Aquí!

¿Y es usted el que pretendía –con su ley de oportunidades– que los ecuatorianos paguen de su bolsillo la crisis, además, con regresión de derechos, incluida? Usted nos pedía sacrificio, conciencia por el país, arrimar el hombro. Usted, ¡es usted un sinvergüenza! ¿Con qué cara le pide comprensión a la gente si esconde sus millones para no pagar impuestos? ¿Se pudo mirar anoche en el espejo? ¿Rezaron, arrodillados, el padrenuestro con su esposa mientras todo el país leía horrorizado tanta desfachatez? ¿Qué le dijo a dios? ¿Que tener cuentas offshore es un acto de caridad cristiana?

No hay justificación para su “negocio” en los paraísos fiscales. Que uno de los primeros que sale a defenderlo es Eduardito Vivanco ya nos dice a las claras que sus explicaciones son más chuecas que el dizque periodismo que practica ese caballero. Porque para uno hay dos, bueno, dos y medio con el Vera. Y no solo periodicuechos pauteros; ya saldrán los pelagatos y uno que otro académico desubicado como el Godet a limpiarle su pulcra imagen.

¿En qué íbamos? Ah, en que es usted un sinvergüenza. De hoy en adelante la gente ya no lo llamará presidente, sino el señor evasor, que es lo mismo que decir… Esos tres puntos que uno puede completar en su cabeza o en voz alta en todo el país.

¿Y ahora culpa de quién es? ¿Correa le dio esos milloncitos depositando sin que usted lo sepa? ¿Iza se complotó con los medios internacionales para desprestigiarlo? ¿Los comunistas hackearon sus cuentas?

Bueno, preparados todos que, en esa Asamblea, el denunciólogo y sus seis semestres de relaciones públicas en la San Marino hará hasta lo imposible por investigar a su jefe. Esa fiscalización va a arder, ¿o acaso piensan que Villavicencio investiga con dedicatoria? No, cómo creen. El figureti mayor de la Asamblea hará bien su trabajo.

Pobre país, en poco más de cien días. Mejor dicho: ¡Es usted un sinvergüenza, presidente!

Compartir vía:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *