Interpretación ética de los Papeles de Pandora Por Marcos Roitman Rosenmann | Diario La Jornada, México

Interpretación ética de los Papeles de Pandora Por Marcos Roitman Rosenmann | Diario La Jornada, México
Compartir vía:

En esta sociedad capitalista, los empresarios junto a las llamadas élites culturales, actrices, escultores, pintores, literatos, cantantes, son quienes perciben rentas por encima del nivel medio. Junto a ellos, deportistas, arquitectos, médicos, ingenieros, modelos, etcétera. No importa si son hombres o mujeres, representan una minoría, pero gozan de popularidad, en parte gracias a sus fortunas y al éxito mediático.

La prensa rosa les dedica cientos de páginas donde desnudan su vida privada, placeres, extravagancias, divorcios, amantes y hobbies. Todo en ellos es lujo. Sus viajes, fiestas, coches, yates, jets privados son noticia siempre. Parte importante de la población los consideran íconos, envidian su suerte y desearían ser como ellos.

No importa su ideología, son personajes cuyas fortunas se tasan cada año. Jeff Bezos, Elon Musk, Bernard Arnault, Bill Gates o Mark Zuckerberg. A la cola, le siguen los millonarios del montón, sean mexicanos, estadunidenses, chilenos, españoles, etcétera. Sus nombres también ocupan portadas. Crean fundaciones con sus apellidos. Rockefeller, March… Sus donaciones son objeto de alabanzas y se les considera filántropos.

Carlos Slim, Donald Trump, Sebastián Piñera, Amancio Ortega, Ana Botín, Françoise Bettencourt, Alice Walton, MçKenzie Scott, Esther Koplowitz, Julia Koch, Miraim Andelson, Susanne Klatten o Gina Rineheartvich se benefician de esta publicidad. Participan de actos sociales para remarcar su compromiso.

Participan de galas benéficas, prestan sus nombres a la Cruz Roja, la asociación contra el cáncer, la lucha contra el hambre, el sida, la defensa de las ballenas o el cambio climático. Incluso después de su muerte, donarán su fortuna a sus fundaciones. Algunos dan el salto a la política, otros prefieren seguir entre bambalinas, pero les financian sus campañas, les protegen, les hacen regalos, en definitiva, les dominan y compran.

Unos y otros se consideran ciudadanos ejemplares. Pero la realidad es tozuda. Cada vez con mayor frecuencia se ven implicados en escándalos por evasión de impuestos y lavado de dinero. Su indignidad les precede. La fórmula es variopinta, paraísos fiscales, sociedades pantalla, cuentas opacas, la lista es interminable.

Esta red de evasión de impuestos cuenta con la complicidad de grandes despachos de abogados, asesores fiscales y banqueros. Sin su participación sería imposible robar a la hacienda pública. Si por algún motivo son descubiertos, niegan la mayor, piden clemencia y perdón.

Ante la evidencia, reconocen ser o haber sido propietarios de compañías offshore, pero agregan: las hemos cerrado. Como si el problema fuera un desliz pasajero, y no remitiera a un compromiso ético con la sociedad y el bien común. Su conducta la justifican como si de una agresión sexual se tratase, argumentando que solo violaron a la víctima en una ocasión, pero decidieron no reincidir. En nuestro caso: defraudé un poquito.

Emprendedores sinvergüenzas

Para ellos, sus millones son sagrados. Responden al esfuerzo, el mérito y el sacrificio individual. Han tenido iniciativa, visión para los negocios, pensamiento positivo. Su riqueza les pertenece. No deben a nadie. Se han sacrificado. No son privilegiados, son emprendedores y la sociedad tiene una deuda con ellos. Crean riqueza, promueven el empleo, financian investigaciones, becas, apoyan la ciencia, mecenas por convicción. Pagar impuestos proporcionalmente a sus fortunas lo consideran un exceso. El Estado les roba. Este relato incorpora cantantes, deportistas y en la actualidad, youtubers e influencers.

Los Papeles de Pandora son un ejemplo. En ellos hay 35 jefes de Estado y ex jefes de Estado; se reconocen nombres como Mario Vargas Llosa, Shakira, Miguel Bosé, Julio Iglesias, Elton John, Luis Miguel, Alejandra Guzmán, Santiago Calatrava, Tony Blair, Dominique Strauss–Kahn, Claudia Schiffer, Abdala II de Cisjordania, Andrés Babis, premier de la República Checa; el ministro de Finanzas holandés, Wopke Hoekstra; los presidentes de Ucrania, Volodimir Zelenski; de Ecuador, Guillermo Laso; de Dominicana, Luis Abinader; de Chile, Sebastián Piñera, y los legionarios de Cristo.

Solo piensan en engañar, mentir, y reírse de sus conciudadanos. Se reconocen en el fraude y la codicia, en una sociedad donde el dinero es la medida de todas las cosas, el fraude fiscal, es más bien un acto inherente al capitalismo.

Pagar impuestos es cuestión de pobres. Descubrir la evasión no es noticia. Las multas, por fraude a la hacienda pública, salpican continuamente a personajes públicos. Futbolistas como Leo Messi, Cristiano Ronaldo, Casillas, llegan a pactos por valor de decenas de millones de euros para evitar la cárcel.

Otros se benefician de amnistías fiscales o se declaran insolventes. Además, existe la ingeniería fiscal que facilita a las grandes trasnacionales cotizar a la baja, pagando cantidades irrisorias a la hacienda pública. ¿Cuál es el mensaje de los defraudadores? Sencillo: evada hasta que le pillen, está en su derecho. Solo recibirá un rapapolvo.

Para más inri, la Unión Europea decide en medio del escándalo, retirar de la lista negra de paraísos fiscales a Seychelles, Anguila y Dominica. Su mundo está alejado de los valores éticos y el bien común. Ya sabe, defraudar es de listos, sea inteligente y hágalo. Nadie le pasará factura, pero todos sufriremos su decisión corrupta. Habrá menos escuelas, hospitales, viviendas sociales, transporte público, zonas verdes y, sobre todo, justicia social, igualdad y democracia. Usted decide. Viva el capitalismo.

Claves de los Pandora Papers

Por Álvaro Celorio | La Sexta, España

Políticos, empresarios, cantantes, futbolistas, artistas y socialités: la lista es larga y los nombres que aparecen en los Pandora Papers van a hacer temblar a muchas de las personas más conocidas del planeta. Entre ellos, cientos de españoles.

Se trata de la mayor filtración de la historia y la mayor colaboración periodística jamás realizada, con más de 600 reporteros de 150 medios de comunicación de más de 100 países involucrados.

Durante más de un año se han investigado millones de documentos para extraer todas las claves y descubrir una profunda red dedicada a la evasión y elusión fiscal internacional. En España, laSexta y El País han sido los medios colaboradores de esta hazaña periodística, que ha sido coordinada por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, por sus siglas en inglés).

Estas son las claves que explican en qué consisten los Pandora Papers.

1– ¿Qué son?

Se trata de la mayor filtración de documentos privados de despachos de abogados que gestionan sociedades offshore de la historia. En total, 11,9 millones de archivos, entre formularios, correos electrónicos y hojas de cálculo.

Además, toda la información desvela que muchos de los personajes poderosos que tienen en sus manos acabar con el sistema offshore, en lugar de ello, se benefician de él. Estos pesos pesados mantienen activos en sociedades pantalla y trusts, al mismo que sus gobiernos hacen muy poco por terminar con la corriente de dinero ilícito que enriquece a criminales y empobrece a las naciones.

La investigación muestra cuál es la estructura financiera a nivel mundial que evita que el dinero circule por los circuitos tradicionales. Se trata de técnicas para evitar o eludir el pago de impuestos —a la hora de hacer inversiones o comprar propiedades— o de mantener en secreto determinados nombres detrás de sociedades pantalla.

2– ¿Quiénes están?

“Los Pandora Papers son los Papeles de Panamá con esteroides”. Así de tajante se muestra el director del ICIJ, Gerard Ryle, en relación a la nueva investigación auspiciada por la organización. “Más amplios, más ricos, con más detalles, más gente, más personalidades, más estrellas del pop, del porno… Tiene más de todo”, apunta Ryle.

Esta nueva documentación evidencia, además, los tejemanejes con sociedades en paraísos fiscales de tres veces más líderes internacionales y de dos veces más funcionarios públicos que en filtraciones anteriores, como el caso de los Papeles de Panamá. Además, desvela los verdaderos propietarios de más de 29 000 compañías offshore.

Entre los primeros nombres que se han hecho públicos por vinculación a este tipo de sociedades offshore aparecen personajes relevantes de la esfera mundial: el exprimer ministro británico Tony Blair y su esposa, Cherie; el primer ministro checo, Andrej Babis; el exdirector gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI) Dominique Strauss–Kahn; o los españoles Pep Guardiola y Julio Iglesias.

3– ¿Cuáles son las diferencias con los Papeles de Panamá?

Si en la primera entrega de los Papeles de Panamá descubrieron todos los entresijos de un solo despacho, Mossack Fonseca, en esta ocasión se han obtenido documentos de hasta catorce bufetes dedicados a la apertura de sociedades en paraísos fiscales.

En concreto, estos son los despachos cuyas prácticas se desvelan en los Pandora Papers: All About Offshore Limited (AABOL); Alemán, Cordero, Galindo & Lee (Alcogal), Alpha Consulting Limited (Alpha), Asiaciti Trust Asia Limited, CCS Trust Limited (antes Commonwealth Corporate Services Limited), CIL Trust International Inc (Cititrust), Commence Overseas Limited (Commence BVI), Demetrios A. Demetriades LLC (DAD Law), Fidelity Corporate Services Limited, Glenn D. Godfrey and Company, LLP, Il Shin Corporate Consulting Limited, Overseas Management Company, Inc (OMC) y Trident Trust Company Limited.

Para la parte española de la investigación, las consultoras más relevantes han resultado ser el panameño Alcogal y Trident Trust, en las Islas Vírgenes Británicas, ya que gran parte de los clientes nacionales han creado sus sociedades offshore gracias a sus servicios.

Según uno de los documentos obtenidos en los Pandora Papers, entidades bancarias de todo el mundo pusieron en marcha al menos 3 926 sociedades offshore para sus clientes solo con la ayuda de Alcogal.

Además, Trident Trust es el proveedor del que se han obtenido más documentos: más de 3 000 000 de archivos. Este despacho es un viejo conocido en el mundo offshore: se trata del gestor que ayudó a montar la sociedad de la familia del exalcalde de Barcelona Xavier Trías cuya vinculación desveló laSexta en los Papeles del Paraíso.

4– ¿De dónde proceden?

Los 2,94 Terabytes (la mayor filtración de la historia) proceden de una única fuente, una persona que decidió que la estructura creada por estos despachos tenía que salir a la luz y decidió compartir toda esta información con el ICIJ.

“Esta información nos la proporcionó una fuente a la que conocíamos desde hace bastante tiempo pero con la que nunca nos habíamos encontrado”, explica Ryle. “Cuando pude hablar finalmente con esta persona, me di cuenta de que esto iba a ser más grande que cualquier otra cosa que hubiéramos visto”, subraya el responsable del Consorcio.

¿La razón de la filtración? “La fuente quería que estos documentos fueran públicos y estuvieran disponibles para los gobiernos de todo el mundo. Y la mejor manera de hacerlo era acudiendo a los periodistas”, detalla.

5– ¿Qué es una sociedad offshore? ¿Y un paraíso fiscal?

Una sociedad offshore no es ni más ni menos que una compañía que se abre en una jurisdicción en la que el interesado ni vive ni realiza ninguna actividad económica.

Generalmente, estas se sitúan en lugares con impuestos muy bajos o considerados paraísos fiscales, con gravámenes más laxos y que atraen a las grandes fortunas o grandes corporaciones.

Sus gastos de gestión son casi nulos y además no tienen la obligación de presentar sus cuentas de manera anual. Ni siquiera tienen la obligación de efectuar juntas de socios o accionistas.

Las sociedades offshore –que son completamente legales si están declaradas al fisco– se suelen abrir en países con tributaciones más bajas o con ventajas para los clientes, como una mayor privacidad de sus operaciones. Según un estudio de la OCDE de 2020, se estima que hay 11,3 billones de dólares ocultos a través de sociedades offshore en todo el planeta.

“Es una herramienta que se suele utilizar con la intención de ocultar activos u ocultar la procedencia de estos activos, si es blanqueo de capitales”, explica el presidente del Sindicato de Técnicos de Hacienda (Gestha), Carlos Cruzado.

Este objetivo lo apunta también el inspector de Hacienda José María Peláez, quien defiende que “se ha demostrado en España que en todos los casos de corrupción se han usado [las sociedades offshore] para ocultar las rentas obtenidas”.

Compartir vía:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *