Registran alto índice de matrimonios infantiles en la región Santiago de Chile. Prensa Latina

Registran alto índice de matrimonios infantiles en la región Santiago de Chile. Prensa Latina

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), con sede en Chile, advirtió este jueves en un informe sobre la nociva prevalencia de los matrimonios infantiles y las uniones tempranas en la región.

El documento fue dado a conocer durante un seminario virtual organizado de manera conjunta con ONU Mujeres, el Observatorio de Igualdad de Género, el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia y el Fondo de la ONU para la Población.

Los matrimonios infantiles son una práctica nociva sistemática prevalente en América Latina y el Caribe que se definen como una unión donde uno de los contrayentes es menor de 18 años, y en la mayoría de los casos afecta de manera permanente a las niñas.

De acuerdo con la Cepal se trata de una forma de matrimonio forzoso, ya que no cuenta con el consentimiento pleno, libre e informado de una de las partes, o de ninguna de ellas.

Como resultado existe una vulneración de los derechos humanos de los menores de edad involucrados, ya sea que estén aceptados por normas legales, consuetudinarias o religiosas, o se trate de una relación de pareja sin reconocimiento legal, señala el texto.

Entre los efectos negativos de esta práctica figura la sobrecarga en el trabajo de cuidados que obliga a niños y adolescentes a postergar su educación y su trayectoria laboral y crea una dependencia económica acentuada.

Además, su elevada prevalencia daña el crecimiento económico de un país y su capacidad para erradicar la pobreza, hace crecer los problemas de salud materno-infantil y disminuye los ingresos y la productividad potencial de las mujeres.

A nivel regional el porcentaje de mujeres de entre 20 y 24 años que estaban casadas o mantenían una unión estable antes de llegar a la mayoría de edad fue de 21,2 por ciento en 2022.

Los países más afectados por esta situación son Surinam, con 36 por ciento; Honduras (34); Belice (34); República Dominicana (32) y Guyana (32).

Sólo cuatro están por debajo del 20 por ciento: Costa Rica (17); Argentina (16); Perú (14) y Jamaica (8).

El informe de la Cepal advierte que la medición exacta de los matrimonios infantiles y las uniones tempranas en la región es muy difícil, porque existe un elevado subregistro.