Rusia no tiene miedo y llegará hasta el final, advierte Putin Hanoi. RT

Rusia no tiene miedo y llegará hasta el final, advierte Putin Hanoi. RT

Las condiciones de paz planteadas a Ucrania permanecen sobre la mesa, pero pueden cambiar en función de la situación sobre el campo de batalla, según ha afirmado el presidente ruso, Vladímir Putin.

Hablando en rueda de prensa en el marco de su visita a Vietnam, el mandatario ruso declaró, respondiendo a una pregunta, que la reacción de Occidente a la visión rusa sobre la paz con Ucrania no era imprevisible.

“En cuanto a la reacción de nuestros llamados socios occidentales […], fue justamente el tipo de reacción que yo esperaba en la primera etapa. Lo que ocurra después, el tiempo lo dirá. Todo dependerá de cómo cambie la situación sobre el terreno”, declaró el dirigente ruso a los periodistas.

Sugirió que “algunos políticos sensatos reflexionen sobre si las propuestas” que ha hecho “son realistas, objetivas y adecuadas para los intereses de todas las partes involucradas, y de toda Europa, en particular, si realmente quiere poner fin al conflicto”.

El mandatario recordó el objetivo declarado en Occidente de “conseguir la derrota estratégica de Rusia en el campo de batalla”.

“¿Qué significa eso para Rusia? Para Rusia significa el fin de su condición de Estado. Significa el fin de los 1000 años de historia del Estado ruso. Creo que esto está claro para todos. Y, entonces, surge la pregunta: ¿por qué debemos tener miedo? ¿No es mejor para nosotros llegar hasta el final? Esto es lógica formal elemental”, comentó.

El mandatario mencionó que los acuerdos preliminares alcanzados en las negociaciones en Minsk y Estambul en las primeras semanas del conflicto bélico con Ucrania fueron suscritos por el jefe de la delegación ucraniana, lo que significa que “eran aceptables para la parte ucraniana en principio”.

“Entonces, ¿qué ha ocurrido sobre el terreno, en el campo de batalla, que permite plantearnos algunas condiciones adicionales que no tienen nada que ver con nuestros acuerdos de Estambul?”, se preguntó, señalando que “no hay nada de eso que pueda cambiar en modo alguno la posición” de Ucrania.

Por lo tanto, admitió que el nihilismo con respecto a las propuestas de Rusia no permanecerá para siempre. “Seguro que algo cambiará, incluidas nuestras condiciones, dependiendo de la situación sobre el terreno”, dijo.

Respondiendo a una pregunta sobre las sugerencias pronunciadas en la cumbre de Suiza, el pasado fin de semana, de que Rusia participe en la próxima cumbre sobre Ucrania, Putin remarcó: “Ya he dicho que no fuimos nosotros quienes nos negamos a negociar, sino que la parte ucraniana se prohibió a sí misma hablar con nosotros”.

Aseveró que Rusia, justamente, está a favor del diálogo, pero “no sobre la base de algunas fórmulas efímeras”, sino sobre la base de los acuerdos realizados en Minsk y Estambul.

“Y dónde tengan lugar, no importa. En Minsk, en Estambul o en Suiza. Por nuestra parte, tenemos estas propuestas sobre la mesa. Ya no depende de nosotros, cuando todos los sujetos interesados en estas negociaciones tomen lo que hay sobre la mesa y comiencen las negociaciones. Puede ser mañana, pero cuándo se dignarán a hacerlo es cosa suya”.

El Presidente de Rusia, Vladimir Putin, con el primer ministro de la República Socialista de Vietnam Pham Minh Tinh

Doctrina nuclear

En otro orden, Putin ha confirmado que posiblemente se harán cambios en la doctrina nuclear del país. “Estamos pensando ahora qué y cómo se podría cambiar la estrategia nuclear”, dijo y explicó que este tema está relacionado con los “nuevos componentes” en los que trabaja el probable adversario que implican, entre otras cosas, una “reducción del umbral del uso de armas nucleares”.

“En particular, se están desarrollando los dispositivos nucleares de muy pequeña potencia”, continuó, agregando que la parte rusa está al tanto de que “entre los expertos de Occidente barajan la idea de que se podría utilizar estos medios de destrucción y no hay nada de malo en esto”. “Puede que no sea malo, pero debemos prestarle atención “, comentó el mandatario, al asegurar que Moscú está atento.

Putin aclaró que “Rusia no necesita el ataque preventivo [en su doctrina militar], porque en el ataque de respuesta el enemigo sería destruido con garantía”.

Apoyo de Corea Democrática

El presidente Putin ha afirmado que no hay necesidad de que la República Popular Democrática de Corea (RPDC) envíe soldados al conflicto ucraniano. “En cuanto a la posibilidad de recurrir de alguna manera en este conflicto, no estamos pidiendo a nadie que lo haga, nadie lo ha sugerido, así que no hay necesidad de hacerlo”, dijo.

Al ser preguntado sobre el Tratado de Asociación Estratégica Integral firmado con la RPDC, Putin afirmó que no es ninguna “novedad” y que fue concertado porque el antiguo acuerdo había expirado. Según el mandatario, casi nada ha cambiado en el nuevo pacto y la RPDC tiene tratados similares con otros países.

“Por supuesto, en las condiciones modernas parece algo particularmente agudo, pero sin embargo no hemos cambiado casi nada”, destacó. Moscú espera que su cooperación con Pyongyang sea “disuasoria”, continuó.

Comentando el anuncio de Seúl de que reconsiderará la cuestión del suministro de armas a Ucrania, Putin dijo que si las autoridades surcoreanas deciden enviar armamento a Kiev, Moscú “tomará decisiones que no les gustará”. También reiteró que, en respuesta a las entregas de armas a Ucrania, Rusia no descarta suministros de armas a otros países. “Dejemos que Occidente piense dónde acabarán después”, subrayó.

“Los que suministran estas armas [a Ucrania] piensan que no están en guerra con nosotros. Dije, incluso en Pyongyang, que entonces nos reservamos el derecho a suministrar armas a otras partes del mundo. En vista de nuestros acuerdos con la RPDC, no lo descarto”, declaró.

Asimismo, el líder ruso aseguró que Seúl no tiene de qué preocuparse, ya que Rusia solo proporcionará ayuda militar a Pyongyang en caso de agresión.

Respecto a las sanciones contra Pyongyang, Putin las comparó con el asedio de Leningrado durante la Gran Guerra Patria y dijo que se puede tratar a la RPDC como se quiera, pero es “inhumano” imponer sanciones por razones políticas. “Por supuesto, tenemos que reflexionar juntos sobre cómo y qué hay que cambiar en este régimen de sanciones, y si cumple en absoluto los requisitos actuales”, aseveró.