Rusia y China rechazan un orden basado en mentiras e hipocresía Beijing. Agencia Xinhua.

Rusia y China rechazan un orden basado en mentiras e hipocresía Beijing. Agencia Xinhua.

En vísperas de su visita de Estado de dos días a China que inicia este jueves, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, declaró en una entrevista por escrito con la agencia oficial china Xinhua que la coordinación de las políticas exteriores entre los dos países está impulsando el establecimiento de un orden mundial multipolar justo.

Putin considera que Rusia y China están promoviendo la prosperidad de ambas naciones a través de una expandida cooperación equitativa y de beneficio mutuo en los ámbitos económico y cultural, lo que apuntala el futuro éxito de la asociación de coordinación estratégica integral para la nueva era Rusia-China.

Putin valora mucho la colaboración entre Rusia y China en el escenario internacional, y dijo que los dos países tienen posiciones similares o idénticas en asuntos claves de la agenda internacional.

Ambos defienden el papel primordial del derecho internacional y apoyan una seguridad igualitaria, indivisible, integral y sostenible tanto a nivel global como regional con el papel central de coordinación de la ONU, dijo, y agregó que Rusia y China también rechazan los intentos de Occidente por imponer un orden basado en mentiras e hipocresía, en algunas reglas míticas que nadie sabe quién elaboró.

Las asociaciones internacionales

Actualmente, mecanismos multilaterales como el BRICS y la Organización de Cooperación de Shanghai (OCS) están uniendo a los países del “Sur Global” con un espíritu de igualdad, apertura, transparencia e inclusividad y están impulsando reformas en el sistema de gobernanza global.

Putin dijo que con la participación activa de Rusia y China, las organizaciones multilaterales y mecanismos independientes de Occidente están funcionando con éxito y dijo que en su trabajo se basan en los principios de igualdad, justicia, transparencia, respeto y consideración por los respectivos intereses.

“La Organización de Cooperación de Shanghai y el BRICS, que se han establecido bien como pilares claves del orden mundial multipolar emergente, pueden citarse como ejemplos vívidos de esta cooperación mutuamente beneficiosa. Se han convertido en plataformas internacionales dinámicas y de renombre cuyos participantes crean una constructiva interacción política, de seguridad, económica, cultural y entre pueblos. De ahí el creciente interés de otros estados en el trabajo de estas asociaciones y el número creciente de sus participantes”, dijo Putin.

Con la expansión como nuevo punto de partida, el mecanismo de cooperación del BRICS ha entrado en una nueva era de “mayor cooperación BRICS”. Este año, Rusia es el presidente rotatorio del grupo BRICS.

Putin señaló que la presidencia rusa del BRICS ha ganado un impulso constante y dijo que se está trabajando en gran escala en los tres pilares principales de la cooperación, política y seguridad, economía y finanzas e intercambios entre pueblos, y hay más de 200 eventos planeados durante la presidencia.

“Uno de los principales objetivos de la presidencia rusa es sin duda la perfecta integración de los nuevos miembros del BRICS. Estamos ayudándolos activamente a unirse a la red ya existente de mecanismos de cooperación”, dijo.

Otra prioridad es continuar con el trabajo coordinado para fortalecer la visibilidad del BRICS en los asuntos globales y desarrollar su capacidad para promover una arquitectura más democrática, estable y justa de las relaciones internacionales, agregó.

“La cooperación dentro del BRICS se basa en los principios de respeto mutuo, igualdad, apertura y consenso. Es por esto que los países del Sur Global y de Oriente, que ven al BRICS como una plataforma para que sus voces sean ciertamente escuchadas y tomadas en cuenta, encuentran tan atractiva nuestra asociación”, dijo Putin.

La guerra contra la OTAN

Sobre los esfuerzos de China encaminados a la solución política de la crisis en Ucrania, Putin expresó puntos de vista positivos con respecto a la postura de China.

El presidente dijo que China comprende con claridad las raíces de la crisis en Ucrania y su impacto geopolítico global como se puede ver en la “Posición de China sobre la Solución Política de la Crisis de Ucrania”, una propuesta de 12 puntos emitida por China en febrero de 2023. Los conceptos y sugerencias indicados en el documento demuestran el sincero deseo de China de estabilizar la situación, agregó.

Putin enfatizó que los cuatro principios para la solución pacífica de la crisis en Ucrania recientemente propuestos por Xi se ajustan a la perfección al documento antes mencionado.

“Las medidas se basan en la idea de que tenemos que dejar la «mentalidad de la Guerra Fría», y garantizar una seguridad indivisible y respeto por el derecho internacional y la Carta de las Naciones Unidas en su totalidad e interrelación”, dijo.

“Nunca nos hemos negado a negociar”, dijo Putin. “Estamos buscando una solución integral, sostenible y justa para este conflicto a través de medios pacíficos. Estamos abiertos al diálogo con Ucrania, pero tales negociaciones deben tomar en cuenta los intereses de todos los países involucrados en el conflicto, incluyendo el nuestro”.

Relaciones bilaterales

El mandatario ruso destacó que las relaciones contemporáneas Rusia-China trascienden las ideologías y son una elección estratégica realizada de forma independiente por los dos países sin importar la situación política. Esta elección está fundamentada en los amplios intereses comunes, la profunda confianza mutua, el fuerte apoyo público, y la auténtica amistad entre los pueblos de los dos países. Ambas naciones están comprometidas a salvaguardar conjuntamente la soberanía, la integridad territorial y la seguridad.

“En un sentido más amplio, estamos trabajando para contribuir al desarrollo y la prosperidad de Rusia y China a través de ampliar la cooperación económica y humanitaria igualitaria y de beneficio mutuo, y de fortalecer la coordinación de la política exterior a favor de la construcción de un orden mundial multipolar justo. Todo esto es la clave para el futuro éxito de nuestra asociación de coordinación estratégica integral para la nueva era”, dijo Putin.

Putin destacó que la asociación entre Rusia y China siempre se ha basado en la igualdad y la confianza mutua, el respeto mutuo a la soberanía, y la consideración de los intereses respectivos. El presidente Xi Jinping, un líder sabio y visionario, desempeña un papel especial y notable en el desarrollo de las relaciones bilaterales, añadió.

“Nos reunimos por primera vez en marzo de 2010, y desde entonces nos hemos visto y llamado regularmente. El presidente Xi mantiene un estilo de comunicación respetuoso, amistoso y abierto, y al mismo tiempo práctico”, dijo Putin, quien añadió que cada reunión no sólo fue un diálogo entre viejos amigos, sino también de un fructífero intercambio de opiniones sobre las agendas bilateral e internacional.

Putin recordó que en 2013, el presidente Xi eligió a Rusia como el primer destino de su primera visita de Estado como jefe de Estado de China. Después de ser reelegido como presidente de China en marzo del año pasado, su primera visita de Estado volvió a ser a Rusia. Ambos pasaron cerca de cinco horas juntos, sosteniendo profundas conversaciones individuales, seguidas de un día de importantes eventos oficiales.

“Este nivel sin precedentes de la asociación estratégica entre nuestros países determinó mi elección de China como el primer estado que sería visitado tras la toma de posesión oficial como presidente de la Federación Rusa”, enfatizó Putin.

Amistad profunda

Putin señaló que la amistad y cooperación profundas y duraderas entre los pueblos de Rusia y China ha establecido uno de los pilares más importantes de las relaciones bilaterales. Hoy día, las relaciones entre Rusia y China han alcanzado el nivel más alto de su historia, y a pesar de una desafiante situación internacional, la relación sigue desarrollándose, agregó.

Putin destacó que este año es especial para ambos países y señaló que octubre representa el 75° aniversario de la fundación de República Popular China, la cual está celebrando este importante momento histórico con logros sobresalientes.

Como un amigo confiable y de mucho tiempo, Rusia da la bienvenida a los logros de China, dijo, y añadió que durante 75 años, los dos países han recorrido por un camino largo y a veces difícil, y han aprendido lecciones de las diferentes etapas de sus relaciones.

Hoy, reconocen que las ventajas complementarias están inyectando un fuerte impulso al desarrollo integral y rápido de los lazos bilaterales, dijo.

En referencia a la cooperación práctica en los ámbitos comercial y económico, Putin señaló que el rápido desarrollo de las relaciones comerciales Rusia-China ha demostrado una fuerte inmunidad a los desafíos y crisis externos.

En los últimos cinco años, el comercio entre los dos países se ha duplicado, destacó, y dijo que China ha sido el mayor socio comercial de Rusia durante 13 años consecutivos, y en 2023, Rusia se ubicó como el cuarto mayor socio comercial de China. Más del 90 por ciento de las transacciones entre las compañías de los dos países se liquida con sus divisas nacionales, añadió Putin.

Putin señaló que las dos partes están desarrollando de forma sistemática y consistente la cooperación estratégica en el sector energético, trabajando en nuevos proyectos energéticos a gran escala.

El suministro de productos agrícolas rusos para el mercado chino está mostrando una dinámica positiva, las iniciativas de inversión y producción se están implementando, y los corredores de transporte y logística entre los dos países operan sin contratiempos y están creciendo, dijo.

“Considero que los lazos económicos ruso-chinos tienen grandes perspectivas”, dijo Putin.

“Intentaremos establecer una cooperación más estrecha en industria y alta tecnología, espacio exterior y desarrollo atómico pacífico, inteligencia artificial, energías renovables y otros sectores innovadores. Seguiremos trabajando para brindar condiciones legales y organizacionales favorables para ello y desarrollaremos infraestructura de transporte y financiera”, indicó.

Interés mutuo en la cultura nacional

Los años 2024 y 2025 fueron designados como Años de la Cultura entre Rusia y China. Putin dijo que considera que ambas naciones han estado vinculadas de forma inextricable durante siglos, tanto por la extensa frontera común como por los estrechos lazos culturales y entre pueblos. Actualmente, dijo Putin, existe un gran interés por la cultura y artes chinas dentro de la sociedad rusa.

Putin destacó que alrededor de 90 mil estudiantes rusos de varios niveles educativos están aprendiendo chino, y que los recorridos y exposiciones que involucran a artistas chinos se han estado realizando con éxito. El número de turistas entre los dos países sigue aumentando y más de 730.000 ciudadanos rusos visitaron China el año pasado, añadió.

“Sé que en China también hay gente interesada en conocer la literatura, el arte y las tradiciones rusas. Nuestros destacados grupos teatrales y músicos realizan espectáculos regularmente en China, los museos organizan sus exposiciones y las películas rusas se exhiben en los cines. Estamos muy dispuestos a presentar a nuestros amigos chinos el patrimonio histórico, artístico y cultural de la Rusia multiétnica en toda su diversidad”, dijo Putin.

El presidente ruso también compartió su personal aprecio por la cultura china. “Siempre estoy deseoso por descubrir las singulares y auténticas tradiciones de China, sobre todo durante mis visitas al país. Sé bastante sobre sus artes marciales, incluyendo el wushu, que es muy popular en mi país. También siento respeto por la filosofía china. Los miembros de mi familia también están interesados y algunos de ellos están aprendiendo chino”.

Desarrollo de Rusia

Putin también delineó los objetivos y los planes para el desarrollo nacional durante su nuevo mandato.

El presidente dijo que las tareas propuestas en el discurso anual ante la Asamblea Federal el 29 de febrero, como promover el desarrollo regional, impulsar el desarrollo económico y social, aumentar la tasa de natalidad, apoyar a las familias con niños y erradicar la pobreza y la desigualdad, tienen una gran importancia práctica.

“Reconocemos la magnitud de estos retos y podemos proporcionar soluciones. Para hacer esto dependeremos de la voluntad consolidada de nuestro pueblo, los recursos y capacidades necesarios, y la rica experiencia de interacción entre el Estado, las empresas y la sociedad civil”, dijo.

Putin indicó que, calculando sobre la base de la paridad del poder adquisitivo, Rusia se encuentra ahora entre las cinco principales economías del mundo.

“Estamos apuntando a ubicarnos entre las cuatro economías más grandes del planeta. Y damos prioridad a tareas como garantizar la calidad y el desarrollo efectivo en todos los ámbitos, así como a aumentar el bienestar de nuestros ciudadanos”, dijo.

“Confío en que implementaremos todos los planes estratégicos que hemos establecido. Estamos dispuestos a trabajar junto con nuestros socios en todo el mundo, incluyendo a China, nuestro buen vecino y amigo confiable”, dijo Putin.