Suman 450 pinoleros asesinados en Costa Rica en últimos 6 años Managua. Radio La Primerísima

Suman 450 pinoleros asesinados en Costa Rica en últimos 6 años Managua. Radio La Primerísima

Funcionarios del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) de Costa Rica informaron que se contabilizan 438 nicaragüenses asesinados desde el año 2017 hasta septiembre de 2023.

Precisaron que sólo en este año se registran 800 asesinatos, de los cuales 71 víctimas eran pinoleros.

Expresaron que los crímenes de Harold José Zapata Rosales, de 33 años; José Bayardo Rivera Avilés, de 26; y Miguel Antonio Ángulo, de 25, destacan entre los que más impacto han tenido este año en ese país.

Los compatriotas fueron hallados asesinados a balazos el pasado 19 de octubre a orillas del río Tiribí en Bajo Los Anonos, de Escazú.

Agustina Dávila Moreno, es otra nicaragüense de 26 años, quien murió el 20 de octubre de varios impactos de bala a manos de sujetos armados en Aguas Zarcas de San Carlos.

El crimen ocurrió cuando Agustina Dávila estaba frente al restaurante Yin Du, a 200 metros de la Iglesia católica de la comunidad, en donde fue acribillada a tiros por dos sujetos que se movilizaban en una motocicleta.

Otro hecho que estremeció los ticos, fue el de Eliel Adolfo Castañeda García, de 25 años, quien fue asesinado a tiros tras salir de una cita médica en el Hospital México, en San José, Costa Rica, el 18 de octubre.

El OIJ informó Castañeda fue interceptado por al menos dos sujetos, quienes sin mediar palabra le dispararon en varias ocasiones y se dieron a la fuga.

En tanto, Melanio David Hernández Pérez, de 27 años de edad, y Óscar Pérez Obando, de 23 años, también murieron a balazos la noche del 17 de junio, en el sector de La Amistad, un distrito de Pérez Zeledón, en San José, Costa Rica.

El 9 de julio del 2022, destacó el asesinato de cinco miembros de una familia ocurrido en Santa Cruz, Guanacaste cuando las personas estaban en su casa y unos desconocidos entraron armados y los masacraron.

Los reportes indicaron que los sospechosos llegaron de la Provincia de Limón, siguiendo a una familia con la que mantienen disputas por temas ligados al narcotráfico, sin embargo, llegaron a la vivienda equivocada y acribillaron a los nicas.

Las víctimas fueron Miguel Jarquín Cardoza, Pedro Hernández Cardoza, de 42 años, Amparo Cardoza Orozco, de 55; Isidro Orozco Loáisiga, de 29, y Jonathan Cardoza Rivas, de 25 años, quienes tenían apenas ocho días de haber llegado a Costa Rica para trabajar en construcción.