Terremoto político en Europa presagia giro geopolítico Berlín. Por Diego Fassnacht, Asia Times

Terremoto político en Europa presagia giro geopolítico Berlín. Por Diego Fassnacht, Asia Times

Los resultados de las elecciones europeas han conmocionado al continente, revelando cambios significativos en el panorama político y señalando posibles cambios en la dinámica geopolítica. Han sido especialmente tumultuosos para el presidente francés Emmanuel Macron y los partidos verdes de toda Europa, sobre todo en Alemania.

Las elecciones han resultado especialmente desastrosas para Macron y sus aliados. La coalición proeuropea de Macron sufrió una severa derrota, quedando muy por detrás de la ultraderechista Agrupación Nacional (RN) liderada por Marine Le Pen.

Con el 31.5% de los votos de RN frente al 15.2% de Macron, el presidente francés se vio obligado a disolver la Asamblea Nacional y convocar elecciones parlamentarias anticipadas, previstas para el 30 de junio, con una segunda vuelta el 7 de julio. Esta medida subraya la profundidad de la crisis política en Francia y la precaria posición de Macron.

Verdes a la guillotina

En Alemania, los Verdes sufrieron un importante revés, perdiendo una parte significativa de su apoyo anterior. El partido, antaño firme defensor de políticas climáticas agresivas y del apoyo militar a Ucrania, vio caer drásticamente su porcentaje de votos hasta el 11.9%, frente al 20.5% de las anteriores elecciones europeas.

Este descenso pone de manifiesto la creciente desilusión pública con el Nuevo Pacto Verde y la agenda más amplia de Davos, que muchos votantes rechazan ahora.

Una tendencia notable en estas elecciones es la reacción contra los líderes que han apoyado la implicación militar en Ucrania. Macron, un firme partidario de la entrega de armas o incluso de la posibilidad de enviar tropas a Ucrania, se encontró en el lado perdedor, ya que los votantes se oponen cada vez más a la continuación del conflicto con Rusia.

Este sentimiento resuena más allá de Francia, ya que los votantes alemanes también se han alejado de los partidos que defienden posturas agresivas hacia Rusia.

Los resultados electorales en Francia han suscitado debates sobre posibles cambios políticos en Alemania. Con los significativos avances de la derechista AfD (Alternativa para Alemania) y de la recién creada BSW (Bündnis Sahra Wagenknecht), la presión sobre el Gobierno alemán es cada vez mayor.

El apoyo a AfD subió al 15.9% y BSW debutó con un notable 6.1%. Ambos partidos, conocidos por sus políticas orientadas a la paz, capitalizaron la decreciente popularidad de los Verdes y de la coalición gobernante.

Ahora que Alemania se enfrenta a las próximas elecciones estatales en las regiones del este, donde la AfD y el BSW son especialmente fuertes, la perspectiva de que estos partidos ganen más influencia se cierne sobre ellos.

Si la AfD obtuviera en Sajonia un resultado similar al de estas elecciones europeas, el partido se acercaría a la mayoría absoluta y podría formar gobierno en un Estado federal alemán. Este resultado podría amenazar la estabilidad del Gobierno del canciller Olaf Scholz, lo que podría desembocar en nuevas elecciones nacionales.

Inmediatamente después de conocerse el domingo el resultado de las elecciones, el secretario general de la opositora CDU, Carsten Linnemann, pidió a Scholz que presentara un voto de confianza al Parlamento, lo que podría desembocar en nuevas elecciones si no recibe el voto de confianza de la mayoría del Parlamento.

Cambios geopolíticos

Los avances electorales de la AfD y el BSW, que abogan por el fin del conflicto ucraniano, indican un cambio geopolítico más amplio. Estos partidos, junto con figuras como el expresidente de EEUU Donald Trump, hacen hincapié en la diplomacia frente a las soluciones militares.

Si estas fuerzas políticas ganan más poder, Europa podría ver un cambio significativo en su enfoque del conflicto de Ucrania y las relaciones con Rusia.

Los recientes comentarios de Elon Musk sobre X reflejan este cambio de opinión. Musk cuestionó la imagen negativa de la AfD, señalando que sus políticas no parecen extremistas. Su declaración subraya la amplia reevaluación de las etiquetas y alianzas políticas a la luz de la evolución de las opiniones públicas.

Las próximas elecciones estatales en el este de Alemania podrían consolidar aún más estas tendencias. Con la AfD ya a la cabeza en estas regiones, sus posibles victorias podrían desmantelar la actual coalición de gobierno, provocando elecciones nacionales anticipadas. Este escenario probablemente reforzaría la influencia de los partidos orientados a la paz y disminuiría el dominio de los partidarios de la guerra.

También es destacable que la AfD haya terminado a la par de la CDU entre los votantes jóvenes. Antes, los Verdes eran especialmente fuertes entre los jóvenes. En las últimas elecciones, los Verdes obtuvieron un 30% entre los votantes jóvenes, pero esta vez esa cifra se redujo al 12%. La CDU y la AfD obtuvieron un 17% entre los votantes jóvenes.

Los terremotos políticos en Europa son algo más que simples cambios electorales; representan un profundo replanteamiento de las estrategias geopolíticas europeas. A medida que las estructuras de poder tradicionales se enfrentan a desafíos, surgen nuevas alianzas y prioridades.

El llamamiento a la paz y a las soluciones diplomáticas, del que se hacen eco figuras políticas tanto europeas como estadounidenses, podría remodelar el futuro del continente y su papel en la escena mundial.

Las recientes elecciones europeas ponen de relieve importantes realineamientos políticos y cambios geopolíticos emergentes. El rechazo al New Deal verde y a las políticas de apoyo a la guerra, unido al auge de los partidos pacifistas, sugiere un cambio de tendencia en la política europea.

Mientras Francia y Alemania navegan por estas aguas turbulentas, los resultados influirán sin duda en el panorama geopolítico más amplio, con ramificaciones que se extienden mucho más allá del continente.

Un comentario en «Terremoto político en Europa presagia giro geopolítico Berlín. Por Diego Fassnacht, Asia Times»

  1. El epicentro del sismo politico sacudio a las eferas politicas a dormesida por su politica de sometimiento ante el imperio decadente. El sismo incrementara su magnitud destructora a la ya fragil Union de paises europeos. El triunfo de la ultraderecha tambien debe preocuparnos por ser una fuerza Xenófoba y muy proteccionista en termino de comercio internacional.

Los comentarios están cerrados.