Cada país elige su propio sistema y camino democrático Ministerio de Relaciones Exteriores de la República Popular China (*)

Cada país elige su propio sistema y camino democrático Ministerio de Relaciones Exteriores de la República Popular China (*)
Compartir vía:

Recientemente, Estados Unidos celebró una supuesta “Cumbre de Líderes por la Democracia”. Esta Cumbre traza líneas ideológicas, convierte la democracia en instrumento y arma, atenta contra la democracia so pretexto de ella misma, incita la división y la confrontación para desviar la atención de los problemas internos y pretende mantener la hegemonía de Estados Unidos en el mundo, lo cual ha socavado el sistema internacional centrado en la ONU y el orden internacional basado en el derecho internacional. Este proceder de Estados Unidos, que va en contra de la tendencia de la historia, ha sido objeto de un amplio rechazo de la comunidad internacional.

Estados Unidos no es “el faro de la democracia”, y la democracia al estilo estadounidense se ha desviado de la esencia de la democracia.

Se agravan cada día más los problemas de la democracia al estilo estadounidense como la política del dinero, la política de la identidad, las confrontaciones entre los partidos políticos, la polarización política, la división social, las tensiones raciales y la brecha entre ricos y pobres.

La democracia al estilo estadounidense es un “juego de los ricos” basado en el capital, y el 91% de las elecciones parlamentarias son ganadas por los candidatos con mayor apoyo financiero. Se trata de un “gobierno de la minoría elitista” bajo el nombre de “una persona, un voto”. Los votantes comunes son apreciados sólo cuando se pretende ganar sus votos, pero son ignorados una vez terminadas las elecciones. El balance entre los poderes se ha convertido en una «vetocracia», que pone los intereses partidarios por encima del desarrollo del país.

El sistema electoral de Estados Unidos tiene defectos notorios, y son bien recurrentes prácticas como «gerrymandering», que manipula la delimitación de los distritos electorales en menoscabo de la justicia y la equidad. La disfuncional e ineficaz democracia al estilo estadounidense ya es un hecho inocultable: el motín en el Capitolio que sorprendió al mundo, las amplias olas de protestas desencadenadas por la muerte de George Floyd, las tragedias humanas causadas por no poner bajo control el Covid-19, así como la cruel realidad de que los ricos están haciéndose cada día más ricos y los pobres, más pobres.

Escuchemos la voz del pueblo estadounidense para ver si la democracia en Estados Unidos es buena o no. Según las encuestas relacionadas, el 72% de los estadounidenses creen que la democracia de Estados Unidos ha dejado de ser un ejemplo a seguir en los últimos años, y el 81% de ellos creen que la misma afronta severas amenazas domésticas.

Veamos qué opinan los pueblos del mundo sobre si la democracia en EEUU funciona o no. Según las encuestas relacionadas, un 44% de los encuestados en todo el mundo consideran a Estados Unidos como la mayor amenaza contra la democracia global. Incluso entre los propios aliados de EEUU, la mayoría considera la democracia estadounidense como “un pasado destrozado”. Un 52% de los ciudadanos de los países de la Unión Europea creen que el sistema democrático de EEUU no funciona.

2. El camino de democracia de cada país debe ser elegido por su propio pueblo, en lugar de ser impuesto desde el exterior.

La democracia, valor común de la humanidad, es un derecho de todos los pueblos, en vez de un derecho especial reservado a pocos países. Si un país es democrático o no debe ser decidido por su propio pueblo, en lugar de ser comentado por un puñado de personas del exterior. El sistema y el camino democrático de cada país deben ser elegidos por su propio pueblo según las condiciones nacionales, pues lo adecuado es lo mejor.

China persiste en fomentar el desarrollo de su democracia conforme a las condiciones y realidades nacionales. La democracia de China es una democracia popular, cuya esencia radica en que el pueblo es el dueño del país. La democracia popular en todos los procesos, liderada por el Partido Comunista de China, combina la democracia electoral con la consultiva, integra todos los eslabones de la democracia, incluyendo elecciones, consultas, toma de decisiones, administración y supervisión democráticas y abarca las diversas áreas como la economía, la política, la cultura, la sociedad y la civilización ecológica, garantizando que se refleje la aspiración del pueblo y que se escuche su voz en todos los aspectos de la vida política y social del país. Además, ha logrado la integración entre la democracia orientada a los procesos y la democracia orientada a los resultados, la democracia procedimental y la democracia sustantiva, la democracia directa y la democracia indirecta, así como la democracia popular y la voluntad del Estado.

Se trata de una democracia que abarca todos los aspectos del proceso democrático y todos los sectores de la sociedad. Es la democracia socialista más amplia, real y eficaz. La democracia de China ha promovido el desarrollo nacional, fomentado el progreso social y llevado la felicidad al pueblo. China ha culminado la construcción integral de una sociedad modestamente acomodada, y más de 1,400 millones de chinos, librados definitivamente de la pobreza absoluta, están avanzando hacia la prosperidad común. China ha logrado el mayor avance en libertad individual en miles de años, y la creatividad de los cientos de millones de chinos se ha desatado por completo.

3. La instigación a la división y la confrontación so pretexto de la democracia es dar marcha atrás en la historia, que no traerá sino turbulencias y desastres al mundo.

Durante largo tiempo, Estados Unidos ha impuesto su propio sistema político y valores a otros, practicado la “transformación democrática”, abusado de sanciones unilaterales y fraguado “revoluciones de colores”, causando así consecuencias catastróficas. La democracia ya se ha convertido en una “arma de destrucción masiva” de Estados Unidos para interferir en los asuntos internos de otros países.

Tal como lo que señaló la prensa estadounidense, a principios del siglo XXI, si alguna potencia buscaba la dominación mundial, coaccionando a otros y desobedeciendo las reglas, era Estados Unidos. Desde 2001, las guerras y operaciones militares desatadas por Estados Unidos en Afganistán, Irak, Libia y Siria han dejado cientos de miles de muertos, millones de heridos y decenas de millones de desplazados. Su drástica derrota en Afganistán ha puesto de manifiesto de que la imposición de la democracia al estilo estadounidense a otros países está destinada al fracaso.

Hasta ahora, Estados Unidos sigue intentando dividir el mundo en el campo “democrático” y el “no democrático” según sus propios criterios, y provocando flagrantemente la división y la confrontación. Este proceder sólo traerá mayores agitaciones y desastres a la comunidad internacional, y serán condenadas y rechazadas categóricamente por ella misma.

En la actualidad, la pandemia de Covid-19 se enmarca en una situación mundial cambiante inédita en una centuria, y se vienen profundizando los vínculos e interdependencias entre los países, por lo cual la comunidad internacional necesita más que nunca reforzar la solidaridad y la cooperación sobre la base de las normas de las relaciones internacionales representadas por la Carta de la ONU.

China está dispuesta a trabajar junto con los demás países para hacer valer los valores comunes de la humanidad de la paz, el desarrollo, la equidad, la justicia, la democracia y la libertad, promover activamente la democratización de las relaciones internacionales, abogar por la unidad en vez de la división, por el diálogo en vez de la confrontación, y por la democracia en vez de la hegemonía, así como repudiar y oponerse categóricamente a todo tipo de pseudo-democracia, antidemocracia y manipulaciones políticas so pretexto de la democracia, haciendo incansables esfuerzos por promover la construcción de la comunidad de futuro compartido de la humanidad.

(*) Declaración del Portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores sobre la Cumbre de Líderes por la Democracia ​Celebrada por Estados Unidos, 11 de diciembre de 2021.

Compartir vía:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.