Guerra de guerrillas contra Cerrón y Perú Libre Por César Zelada | La Abeja obrera

Guerra de guerrillas contra Cerrón y Perú Libre Por César Zelada | La Abeja obrera
Compartir vía:

No hay día en que el poder concentrado mediático de Los Miroquesada, el diario La República y los medios digitales caviares, no “disparen” titulares contra el fundador y secretario general de Perú Libre (PL), Vladimir Cerròn. Es una guerra de guerrillas mediática alucinante e inédita en la historia de la República criolla peruana. Para estos “comunicadores”, la graduación de Cerrón con honores como neurocirujano en Cuba, la labor social hecha durante varios años o el asesinato de su padre por paramilitares, no tiene la menor importancia.

Señalan que Cerrón es quien “manda en Palacio”, “el poder oscuro detrás del trono”, etc. Y tal vez Cerrón, sin querer, ha alimentado esto con su sobre exposición, pero sus detractores (que se llenan la boca hablando de la necesidad de la institucionalización de los partidos políticos), no toman nota en que es la “caviarada” la que maneja el superministerio de economía con el ministro Pedro Francke (negando el aumento de salarios y el control de precios de medicamentos), y seis ministerios más que sumados a los de Castillo, son mayoría. Pero para estos periodistas, este dato objetivo de la realidad concreta, no importa. Cerrón es el demonio y el responsable de todos los males del país.

¿Por qué detestan a Cerrón y PL?

¿Por qué? Porque para estos “periodistas” su fin no es informar sino desinformar, manipular y destruir a Cerrón. La estrategia de los neofachos de la Coordinadora Republicana, Wilax y cìa es “ametrallar” a Cerrón y PL para moderarlos más hasta hacerlos perder su esencia radical, a la vez que los hacen ver como “el patito feo” (con el fin de profundizar la grieta en el gobierno centroizquierdista). ¿El delito? Reclamarse marxista-leninista y, (contra todo pronóstico), haber ganado las elecciones con el slogan ingenioso y mariateguista “No más pobres en un país rico”.

En el caso de la Elite capitalista es comprensible su odio a las ideas del marxismo revolucionario (que predijo la tendencia al monopolio y al Imperialismo del capitalismo -así como a las guerras militares para sostenerse-, la violencia contra la mujer, la destrucción del medio ambiente, crisis económicas cíclicas e históricas como las del 2008 y el desarrollo de las pandemias, etc.), ya que amenaza sus sobre ganancias producto del lucro y la explotación de los trabajadores.

Esta campaña macartista se desarrolla en un contexto polarizante, con presiones de todo tipo y a todo nivel, y en un peligroso giro de la política hacia la injerencia pública y escandalosa de los militares que el presidente no pudo frenar. Es así como la Marina se amotinó políticamente contra Castillo demandando la renuncia a la Cancillería del ex guerrillero y ex velasquista, Héctor Béjar, por sus posiciones bolivarianas, apuntándose una primera victoria en el Plan de “golpe gradual”.

La justicia capitalista contra PL

Además, el Tribunal Supraprovincial Especializado en delitos de terrorismo ha iniciado investigaciones contra el premier Bellido y Cerrón, acusándolos de cómplices con el terrorismo, amenazando con la destitución del premier. A la vez, los locales y predios de PL y Cerrón, respectivamente, fueron intervenidos por la fiscalía por el caso de corrupción de “los Dinámicos del Centro”, apuntando al encarcelamiento de Cerrón. Un caso similar al de Lula en Brasil donde estuvo preso (por supuestamente favorecer a OAS en jugosos contratos y haber recibido indebidamente un tríplex en la playa), para luego salir libre y liderar hoy las encuestas presidenciales. Pero a la vez, diferente, por haber varias denuncias en proceso.

Previamente, antes del término de la administración Sagasti, el Congreso, aprobó una Ley que permite que los “privados” puedan donar armas a los Comités de Autodefensa, a quienes el ex candidato De Soto, está visitando. Como vemos, la tendencia apuntalada por el neofascismo hacia la guerra civil se va acentuando gradualmente.

“La caviarada” es un movimiento político, que desde la caída de la dictadura fujimontesinista, con la excepción del gobierno de García, ha dirigido al país convirtiéndose en un poder fáctico (manejaría una corriente de jueces y fiscales, cuadros técnicos formados en la gestión del Estado, medios como La República, etc.), y no querría “soltar la mamadera”. Ve en Cerròn y PL al aparato partidario contrincante para las elecciones 2022, que les arrebató el poder político, de la puerta del horno.

En este marco, es una pena que connotados periodistas de la talla de César Hildebrandt, que suele caracterizarse por su finura en el análisis y la objetividad, también caiga en el juego. Pero se comprende: Pedro Francke es su amigo y colaborador por años de la revista del cual él es director. Y Américo Zambrano, uno de sus principales periodistas, al parecer, le tiene tirria a PL, por su “tufo” homofóbico.

Por su lado, el portal Ojo Público, dice, “…El discurso de Cerrón imagina un escenario político en Perú que lo posiciona en una batalla casi mesiánica contra lo que denomina el Imperialismo…”, (Autoritarismo y obsesión por el poder: el discurso antidemocrático de Vladimir Cerrón, 2908/21). Así las cosas, la primera y segunda guerra mundiales, así como la guerra en Medio Oriente, la crisis económica mundial y el carácter primario exportador de Perú no serían obra de ningún régimen Imperial sino obra y gracia de un desquiciado como Hitler, Bush Jr., Obama, y del destino o malos gobernantes peruanos, respectivamente.

Todo esto a pesar que PL, en el gobierno regional de Junín, se ha caracterizado todo este tiempo por respetar la “democracia”. Pero en la insania prejuiciosa de estos senderistas de la pluma, “PL es marxista-leninista-mariateguista y afín a la dictadura cubana y punto”. Por tanto, hay que aniquilarlos. Disparen contra Cerrón y PL es la consigna.

El Plan B de la derecha

En esa dinámica se acaban de prestar al Plan B de la derecha golpista que ahora tiene a la congresista Patricia Chirinos como protagonista denunciando al premier Bellido como misógino para censurarlo. Lo que olvidan oportunistamente es que Chirinos es congresista por el partido derechista Avanza País, votó por la censura del gabinete Bellido, fue socia de la mafia de Chimpum Callao y está vinculada a la corrupta Odebrecht.

De esta forma, la caviarada, que está acostumbrada a co-gobernar con la centroderecha, le estaría haciendo el juego al neofascismo, que después de aislar a Cerrón y PL, irá por Castillo y por ella misma, en medio de una perspectiva explosiva y dialéctica, donde el “golpe derechista” puede convertirse en su contrario.

Es cierto que tal vez PL a cometido errores y tendrá que rendir cuentas al pueblo sobre las denuncias en su contra, pero desconocer el mandato de una mayoría originaria y popular, abrir una grieta entre Castillo y Cerrón, utilizar la justicia capitalista contra el oponente izquierdista, no haría más que reafirmar el antiplebeyismo, el racismo, el clasismo y la venganza de una facción de la Elite capitalista contra el fenómeno político perulibrista que, al parecer, vino para quedarse, si es que afirma su esencia cultural (como bien lo hizo Bellido), y desarrolla un Plan de Lucha (con las banderas de aumento de salarios, eliminación de las suspensiones perfectas, subsidios, vivienda popular, salud, educación y banca públicas, etc.), y va hasta el final en esta batalla por un Perú Libre de las garras del Imperio del Norte, que acaba de ser derrotado en Afganistán.

(*) Director de la revista La Abeja obrera (teoría, análisis y organización).

Compartir vía:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *